Derechos y responsabilidades de la mujer

Toda mujer merece igualdad de oportunidades que los hombres. En teoría tenemos los mismos derechos, pero no siempre los podemos disfrutar.

Para que la igualdad sea definitiva, no sólo las leyes deben imponerse, sino que también se ha de educar y enseñar a los más jóvenes el concepto de igualdad. Esa es una responsabilidad que debemos asumir si queremos disfrutar de nuestros derechos.

Cada año se celebra el día internacional de la mujer, es un día en el que las mujeres “son reconocidas por sus logros”, sin distinción de raza, lengua, grupo cultural o económico, o por lo menos eso se dice a nivel mundial… ¿pero por qué un sólo día al año? ¿No debería la mujer ser reconocida siempre?

La igualdad de derechos e igualdad de oportunidades entre los géneros supone progreso para todos, sabemos que facultar a la mujer es algo que cada mujer debe luchar por conseguirlo por si misma. La igualdad de la mujer es algo que se debería enseñar desde una edad temprana de la infancia porque en muchos hogares se vive la injusticia que más tarde en la vida, esto le impide ponerse metas y mina todos sus objetivos.

Si bien se han logrado grandes avances, aún queda mucho por hacer, porque no se han logrado los mayores logros a pesar de que la mujer está siempre con el sacrificio y la lucha y no ha querido conformarse con lo que el hombre o la sociedad le han querido dar, como “premio de consolación” gritando a los cuatro vientos que tanto el hombre como la mujer tenemos los mismos derechos, pero haciendo lo contrario, menospreciando a la mujer y su labor y muchas veces atentando contra su vida.

La situación de la mujer ha evolucionado de manera vertiginosa, ha logrado reivindicarse a si misma, muchas veces públicamente lo que por naturaleza les corresponde no debemos olvidar que aun hay objetivos que no se han logrado, como la no discriminación en el trabajo, el abuso y maltrato en sus hogares, no solo por la pareja, sino también por elementos masculinos de sus propia familia.
No debemos ser conformistas y recordar que esta es nuestra causa, que nadie va a defendernos con más interés que nosotras mismas, podemos y debemos hacerlo desde nuestras familias, amigos y trabajo, y sobre todo recordando que actualmente otras, muchas mujeres han superado muchas dificultades a lo largo de la historia.

Como mujeres tenemos la obligación de velar por nuestros derechos y por que nuestra autonomía sea respetada, especialmente en el ámbito laboral sin olvidarnos por supuesto, de hacer respetar nuestros derechos en nuestros hogares, estableciendo obligaciones y responsabilidades por igual, con los miembros del núcleo familiar.

Mujeres, luchemos por la igualdad de derechos y oportunidades para las niñas y las mujeres, como condición indispensable para edificar un mundo más seguro, justo y pacífico.

© Autor: Amanecer cautiva del amor.

Foto (cc) créditos: foto1, foto2, foto3.

Amanecer Cautiva del Amor :Comenzó a formar parte del equipo de Toda Mujer es Bella a comienzos del año 2008.  Aunque parezca confuso, suele llamarse “Amanecer”, “Dulce”, o “Dulce Amanecer Cautiva del Amor”. Sus numerosos apodos pueden ser reflejo a su deseo de cultivar amistades limpias, sinceras y verdaderas. Amanecer tiene una pasión especial por ayudar a las mujeres necesitadas, encontrando su mayor aporte personal siendo posible a través de la moderación, cuidado de los mensajes de respuesta a los artículos del sitio. Es muy probable que si recibes una respuesta a un comentario lo recibas de ella, pues su corazón y pasión está en ello.

Utilizamos cookies propios y de terceros