10 razones para tener un gato en casa

Los gatos son maravillosos, y hay muchas buenas razones para tenerlos. Son mejores que las personas, el amor que te entregan es incondicional. No te dejan ni te abandonan, siempre vuelven a ti. Hay muchas razones por las que tener un gato, aquí tienes 10:

10 razones para tener un gato:

Lo más difícil de crear esta lista de razones, es limitarse a 10 razones por las que los gatos son maravillosos y merece la pena tenerlos en casa:

1. Son muy buena compañía:

Los gatos sólo quieren acurrucarse un poco contigo, relajarse, pasar un rato, jugar un poquito, recibir y dar unos mimitos, comer algo, y descansar. ¿Te apetece ver una película en la tele? Sin problema, también te acompañará a verlo.

2. No te permitirán volverte una creída:

Es bueno tener buena autoestima, pero a veces nos comportamos como si lo fuésemos todo. Un gato en casa te recordará que existe vida más allá de ti misma; es más… también te enseñará a ser humilde y preocuparte por los demás: Tú no eres la jefa o dueña del hogar, lo es tu gato; eso es algo que te quedará claro cuando tu gato quiera algo y le mires a los ojos. Tú no eres dueña del gato, lo eres tú de él. Pero no te asustes, es por tu bien, te hará ser humilde y mejor persona.

3. Son amorosos:

Si bien es cierto que sólo dan y reciben cariño cuando así lo deciden, cuando por fin llega el momento de los mimos, serás premiada con tanto cariño que el corazón se te quedará tierno en cosa de segundos.

4. Son una monada:

Son encantadores, súper tiernos, agradables de mirar… ¿Qué es esa cosita lanosa que camina por la casa? Un lindo gatito, tu gatito precioso que está observando cada detalle de la casa, haciendo su inspección. Y cuando pase cerca de ti, te rozará la pierna haciéndote un pequeño masaje cariñoso antes de seguir su paseo… ¡A que te gusta!

5. Sus ronroneos son buenos para tu salud:

Aunque suene raro, hay varios estudios que sugieren que la frecuencia del sonido a la que ronronean los gatos tiene numerosos beneficios para su dueño. Sea verdad o no, cualquier dueño podrá confirmar que el gato te tranquiliza, calma y alivia el estrés.

6. Actúan como alarmas para despertarse:

Cuando llega la hora en la que te levantas de lunes a viernes, ahí están para mimarte en tu despertar. Los sábados y domingos, si pretendes dormir un poco más, a esa misma hora también estarán ahí, diciéndote que eso no está bien, que no duermas tanto que se te va a desajustar el reloj biológico y el lunes te costará más… Esperan que desayunes todos los días a la misma, hora. Y si realmente quieres tener un día en el que seguir durmiendo, lo siento, no será posible, resistirse será fútil.

7. Son geniales y divertidos:

No hay discusión, los gatos son geniales, entretenidos y divertidos. Puede que prefieras un perro o un hámster… pero un gato tiene algo especial que es innegable, ¡confiésalo! Son tan divertidos que hay millones de vídeos de gatos en YouTube.

8. Son independientes:

Los gatos no requieren de mucha supervisión. A diferencia de los perros, es posible dejarlos solos en casa durante todo el día sin que te lleguen a destrozarlo todo por ansiedad. Saben estar solos consigo mismos, así que puedes salir de casa sin preocupaciones. Cuida de sus necesidades básicas, alimentación, atención y cariño, y estarán más que felices. Y no te preocupes, cuando necesiten algo te lo harán saber.

9. Son bastante higiénicos:

Por lo general, los gatos se mantienen bastante limpios y siempre utilizan la caja de arena para hacer sus necesidades… o el jardín del vecino. ¿Alguna vez has visto un gato sucio? No, pues eso.

10. Te enseñan mucho:

Los gatos pueden enseñarte muchas cosas acerca de la vida, aunque tal vez la más interesante sea que cuando todo te falla, siempre puedes dejarlo atrás, avanzar unos pasos, encontrar un hueco soleado donde estirarte, recostarte, y disfrutar.

¿Verdad que suena maravilloso tener un gato? ¡Porque lo es!

© Autor: Matilda B.

Imágenes de gatos
Matilda B :Durante años una silenciosa lectora de Toda Mujer es Bella, Matilda está llena de intenciones y deseos de ayudar a otras mujeres. Colaboradora invitada.

Utilizamos cookies propios y de terceros