Día de la Mujer: No quiero rosas, quiero respeto e igualdad

Este Día de la Mujer tiene que ser diferente. No es aceptable que, a estas alturas de la modernidad, la historia y la vida, aún tengamos que vernos obligadas a reclamar por disfrutar derechos de igualdad. Esto se debería haber acabado hace años, sin embargo, aquí estamos aún, pidiendo lo que no tenemos: verdadera igualdad y paridad los salarios del trabajo.

El 8 de marzo se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, también llamado Día Internacional de la Mujer, una fecha que conmemora la lucha de la mujer por la igualdad con el hombre y por su participación y desarrollo como persona en la sociedad.

Este Día de la Mujer no nos quedemos calladas. No queremos flores, queremos que nos traten como iguales, queremos igualdad. No sólo por ley, sino en la práctica, en el trabajo y en la sociedad. Hasta que esto por fin suceda, seguirá siendo necesario celebrar este día.

Aún no tenemos verdadera igualdad:

Vergüenza les debiera dar a los hombres que les tengamos que recordar que aún no tenemos verdadera igualdad… ¡Que cambie esto ya mismo!

Muchos dirán que ya tenemos igualdad, que no tenemos porqué reclamarlo… Nos silencian, nos ridiculizan por reclamar nuestros derechos, por decir que no tenemos igualdad, por educarnos, por competir, y por decir lo que pensamos…

Este 8 de marzo, Día de la Mujer, no callemos, rebélate, reclama tus derechos.

Una rosa ya no es suficiente, este día no es el día de regalar rosas a las mujeres, es el día de la igualdad y paridad con el hombre.

Que, si te matas trabajando como el que más, se te reconozca tu labor y capacidad, no sólo con palabras y gratitud de palabra, sino con sueldos equivalentes, puestos de trabajo equivalentes, que también nos asciendan y paguen más, como a ellos.

No somos floreros, somos personas con responsabilidades, tenemos que trabajar y criar nuestros hijos, nunca dejamos la jornada; si no es en la calle, es en la casa… pero está más que claro que si no luchamos, nos rebelamos, gritamos y reclamamos nuestros dignos derechos igualitarios, jamás seremos iguales antes la sociedad. Digan lo que digan.

¿Qué prefiero?  Respeto e igualdad:

  • No quiero rosas para el día de la mujer…
  • No quiero detalles bonitos que agradecer…
  • No quiero palabras hermosas y lindas…

¿Qué quiero?

  • Quiero igualdad.
  • Quiero recibir igual salario.
  • La misma oportunidad de trabajo.
  • Las mismas posibilidades de ascender en nuestras empresas.
  • Misma representación política.
  • La misma ayuda en la casa.
  • La colaboración del hombre…
  • Su respeto… eso quiero. No una flor.

Las flores ya nos las regalamos nosotras mismas:

Entre mujeres sí…
¡Que somos lindas! ¡Somos bonitas, y nos regalamos rosas!
Nosotras sí podemos enviarnos mensajes de ánimo, cariño, apreciación, fotos, imágenes, saludos y muchos abrazos… Pero de los hombres, esperamos y reclamamos otra cosa.

No quiero que me regalen una rosa, cuando tengo…

  • Menor salario por mismo trabajo.
  • Menor acceso a buenos puestos.
  • Menor representación política.
  • Mayores víctimas de violencia doméstica.
  • Mayor índice de pobreza.
  • Tareas de hogar no repartidas.
  • Menores oportunidades.
  • Más desempleadas.
  • Más criticadas.
  • Más ignoradas.
  • Más sometidas.

Nos toman por tontas.

Siglo XXI y aún tenemos que reclamar igualdad:

Alcemos nuestra bandera en este día, que es nuestro, y reclamemos nuestros derechos. Luchemos por un mundo mejor para nuestras hijas, que no caiga en vano todo aquello por lo que las mujeres de antaño lucharon hasta morir, como un salario mejor, respeto e igualdad. Mientras tú no hagas nada, la muerte de aquellas obreras es papel mojado. ¡Unidas haremos lo imposible!  Si éste no es el momento, ¿cuál es? ¿Dejaremos que pase otro siglo más? Ya llevamos 18 años de este siglo, y poco han cambiado las cosas…

¡Feliz Día de la Mujer!

Sí mujeres, también podemos felicitarnos, desearnos lo mejor, progreso, visión, propósito, mejores trabajos, mejores salarios, igualdad, paridad… el respeto que nos merecemos.

Nos gustan los gestos amables, claro que sí. Pero mejor sería, si realmente se nos valora como mujeres y personas valiosas, si realmente nos admiran y quieren… que dejen de tratarnos como segundonas, que nos otorguen salarios equivalentes, que nos dejen progresar en los puestos de trabajo, y que se pongan a luchar por nosotras, por acabar con esta injusticia que no merecemos.

© Autor: Shoshan.

Dedicar este vídeo a alguien


Qué enviar para el Día de la Mujer


 


Motivos para no celebrar el Día Internacional de la Mujer

 

Felicitaciones, reflexiones y cartas para el Día Internacional de la Mujer

Shoshan :Hola amigas, soy Shoshan, mujer y poeta a quien le gusta escribir para los demás... Mi trabajo, mis poesías, cartas y reflexiones las encontrarás en Postales Shoshan. Este sitio, Toda Mujer es Bella, es mi nuevo proyecto, dedicado a nosotras, las mujeres. :-) Espero que disfrutes de esta página.

Utilizamos cookies propios y de terceros