Momentos felices

© | | ,

  •  
  •  
  •  
  •  

¿Cuánto hace que no tienes un momento feliz? ¿Un instante mágico? ¿Una sorpresa pura para tu alma?

¿Cuánto más que no eres abrazada con amor dulce y cálido? ¿Recibida con una taza de café caliente? ¿Contentada con una carta escrita a mano?

¿Momentos felices?
¿Los recuerdas?
¿Recuerdas cuándo fue
la última vez que viviste
todo eso?

Cada momento cuenta, decídete a ser feliz hoy mismo

¿Cuánto tiempo hace que no tienes un momento feliz?

Quizás si haces un pequeño examen de memoria, aparecerán estos recuerdos con todas sus vivencias, sus olores, colores, sabores y texturas.

Si te esfuerzas un poco más, se presentarán ante los ojos del corazón esas escenas que nutrieron tu alma con tan bellos encantos, incluso cuando creas que no tienes ninguno, hasta ese mínimo detalle que te arrancó una sonrisa forma parte de este caudal de felicidad.

Momentos de felicidad que vienen y van:

Hay quienes viven tan de prisa, que a cada paso borran lo vivido, y las pocas veces que retornan su mente al pasado no encuentran con exactitud lo que buscan.

Otros viven añorando lo que sucedió y se pierden de la posibilidad de vivir en el ahora.

Es AHORA cuando debieras ser feliz:

La propuesta es simple, vive este instante, este hoy mismo, en este segundo, observa y absorbe la belleza que te rodea incluso cuando te sientas olvidada y estés a punto de renunciar.

Valora los momentos felices que vivas:

La mayoría de los momentos felices de tu vida, no los recuerdas, porque no los has sabido valorar en su intensidad en ese momento. Quizás luego en comparación de lo nuevo, lo extrañas, pero en ese instante tuviste la ignorancia de pasarlo por alto. ¿Cuántos cielos te privaste? ¿Cuántos caminos por el parque? ¿Cuánto aire fresco? ¿Te acuerdas cuando salir a la calle no genera el riesgo de que un fantasma con disfraz de virus se metiera en tu sistema?

Ahora que llevas meses y meses de pesadumbre, tal vez tu memoria se vuelva un poco nostálgica y lamente no haber gozado de todo lo que tenía en su entonces, pero la verdad es que lo que estamos viviendo como humanidad, debe ser una experiencia que deje aprendizaje y no culpa. ¿Entiendes?

Sé feliz por lo que ahora tienes:

No se trata de que suframos más de lo que sufrimos, sino por el contrario, darnos vuelta como un calcetín y hacer conciencia de que la vida la construimos nosotros a cada paso con la elección de nuestras percepciones, ¿lo crees?, no importa si te resulta imposible, simplemente hazlo. Elige de nuevo. ¿Qué cosa? Tu forma de mirar y relacionarte con el mundo.

La felicidad es una elección:

Hay mucha belleza en nuestro entorno, pero pasa desapercibido con la mezquindad de nuestras necias necesidades. ¡Sí! Es real, queremos el marido fiel, millonario y guapo, y no lo tenemos, entonces, ¿de qué belleza hablo? Hablo de que pese a no tener con exactitud lo que anhelas, puedes escoger ser feliz. Escoger algo tan sencillo como apreciar una puesta de sol, un árbol, un cielo azul, escuchar el trinar de los pájaros, detener tu paso y alzar tu rostro al sol sintiendo el aire fresco contra tu rostro. Todo en inmensa paz y paciencia. ¿Y tú?… Todo tiene su valor, y hay que aprender a apreciarlo. Por ejemplo, cuando metes una zarzamora a tu boca de un mordisco, ¿alguna vez te preguntas cuánto tiempo le llevó a la naturaleza crear ese fruto que devoras en solo un instante?

Hay muchas cosas damos por sentadas,
una infinidad de razones para sonreír cada día.
Hazlo, date el gusto.
Comienza a coleccionar
momentos felices.

© Autor: Chuchi Gonzalez
Copyright © 22 de diciembre, autor: Chuchi Gonzalez – www.TodaMujerEsBella.com

Un momento de felicidad

  •  
  •  
  •  
  •  
Anterior

Nunca es tarde para cambiar a mejor

Mirar con los ojos del corazón

Siguiente

Comenta, tu opinión también es valiosa: