Toda Mujer es Bella

Blog de mujeres, revista de mujeres, sitio de mujeres… página de mujeres. Aquí tratamos los temas que a las mujeres nos interesan e importan, con artículos 100% originales, únicos y exclusivos. Lecturas, consejos y reflexiones de calidad para mujeres.

La envidia no es buena:

 

Envidiosas y envidiadas

¡Qué mala es la envidia! Ese veneno que corroe las entrañas de quien la padece y que enferma el alma, arrasando con cualquier sensación de felicidad y bienestar…

Ser envidiosa
es uno de los peores sentimientos que puedan tenerse, pero…
Ser envidiada
también puede acabar provocando sufrimiento y soledad.

La luna que sueña con ser una simple estrella

Qué triste es pasar toda una vida suspirando por ser quien no eres. Imagínate, llevas décadas soñando ser más delgada, más deportista, más enérgica. Año tras año soñando ser más extrovertida, más divertida, más asertiva. Toda una vida insatisfecha con tu personalidad, o sin darte cuenta de tus logros, sin valorar la única y especial persona que sólo tú eres.

Imagínate qué desperdicio estar pensando así… ¡Es como si fueses la luna y aún así estuvieses soñando con ser una simple estrella!

Eres una mala mujer

Eres una mala mujer

Eres mala, ayudas a todo el mundo, trabajas demasiado dando de ti misma por el bien de los demás; eres mala, porque todos los días estás ocupada haciendo cosas por los demás, ayudando a tu familia, amigos y seres queridos… eres mala pues trabajas 12 horas o más, tal vez en tu propia casa… ¿puedes imaginar personas más malas que tú? Yo digo que sí, y muchas más de lo que pensamos.

Ni envidia sana, ni envidia de la buena.

No existe la envidia sana, ni envidia de la buena

Por lo general, cuando hablamos de la envidia, lo hacemos de los efectos negativos que trae, no sólo a la persona envidiada, sino también para quien envidia.

Pero también es ciertamente común escuchar a algunas personas decir que tienen “envidia de la buena” o “envidia sana”. La verdad es que no importa cómo lo adornemos, la envidia es envidia, la persona que siente envidia de otras se ve afectada en mayor o menor grado, porque la envidia provoca algunos sentimientos negativos como celos, resentimiento, rencor, rabia, desazón y disgusto, sentimientos que muchas veces se nos acumulan robándonos la paz y tranquilidad.


Queremos igualdad:

Las mujeres no nacen víctimas

Si hay algo que eventualmente surge en la mente de los hombres, es la idea de que las mujeres somos víctimas. Mejor dicho, que nos hacemos las víctimas, que de algún u otro modo, es una característica propia del sexo femenino, que debemos traer algún gen que nos lleva a comportarnos de esa manera; pero la realidad es que no, no y no. No estamos determinadas genéticamente por ningún gen, mejor aún no es biología, sino cultura.

No por ser mujer soy menos

Hay mujeres que a lo máximo que aspiran es a tener y mantener a un hombre a su lado. Otras mujeres, cada vez más, nos atrevemos a querer más, a desear más, y a soñar con más. Hemos descubierto que las mujeres podemos lograr todo aquello que nos propongamos.

Un Día de la Mujer con perspectiva diferente

Este año veo con otros ojos el Día de la Mujer.

Estoy cansada de gritos, pancartas y manifestaciones.
Igual las mujeres deberíamos creernos la igualdad, y ponernos a trabajar.

Motivos para no celebrar el Día Internacional de la Mujer

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. En dicha fecha, muchas mujeres reciben una rosa o un regalito… a otras se les dice que son maravillosas simplemente por ser mujeres.

¿De verdad es este el modo de celebrar el Día de la Mujer? ¿Eres consciente de todo lo que aún nos queda por progresar para realmente festejar el día de la mujer?

Día Internacional de la Igualdad Salarial

Hoy por hoy, las mujeres estamos bastante molestas con lo poco que se nos reconoce nuestro trabajo por parte de una buena parte de nuestra sociedad. ¿Se han dado cuenta de que sin nosotras el mundo se paraliza? ¿Cómo así que, a pesar de todo lo que hacemos, recibimos tenemos una paga menor? ¡Queremos igualdad salarial!

Si no quieres que abusen de ti, toma las riendas de tu vida

En algún momento a las mujeres se nos apodó como el sexo “débil”, y con tanto decir que lo somos, nos lo hemos acabado creyendo y actuando como si lo fuésemos realmente. Y así, también hemos estado sufriendo abusos por parte de los hombres que se aprovechan de nuestra asumida debilidad.

La falta de independencia económica por ser madre a tiempo completo

La falta de independencia económica por ser madre a tiempo completo

Desafortunadamente, hay muchas mujeres que se sienten tristes por el trato que les da sus maridos, pues sienten que son dominadas por ellos puesto que ellas al no generar dinero. Si necesitan algo, tienen que pedírselo a él, y eso resulta bastante frustrante. La dependencia económica puede llevar a las mujeres a una situación de inferioridad respecto del compañero; incluso las lleva a un escalón de jerarquía más baja, a que la relación no funcione en términos iguales para los dos, sino más bien le pone a él en una situación de mayor autoridad, así como la del padre sobre la hija.

Derechos y obligaciones de la mujer

Derechos y obligaciones de la mujer

Toda mujer, sin distinción de raza, credo, estrato social, tiene todo derecho a ser protagonista de su propia vida, decidir libremente lo que desea ser, sopesando los pros y los contras de acuerdo a sus capacidades y posibilidades, siempre pensando en mantener y/o fortalecer su autoestima. La mujer que por alguna razón se olvida de su propio valor, debe revalorizarse y enfocar sus planes, explotar sus conocimientos o adquirir nuevos, que por sencillos que esos conocimientos sean, le de satisfacciones personales y traigan resultados positivos para su familia, todo esto significa hacer valer sus derechos.


De reflexión:

Mirar con los ojos del corazón

¡Qué diferente sería nuestro mundo si mirásemos con los ojos del corazón!

De ese modo nos daríamos cuenta de que muchas de las cosas que suceden a nuestro alrededor, quizás provocadas por nuestros rencores del pasado, serían suavizados por nuestra forma de ser, y todo lo veríamos desde otra perspectiva, con mucha más bondad, incluso para con quien tanto daño nos hizo.

La pandemia

Esta pandemia, del coronavirus, nos ha llevado a retirarnos y confinarnos en nuestros hogares, diciendo adiós a muchos y echando de menos cosas que dábamos por sentadas… ¿hay alguna buena lección que podamos sacar de esto?


Más para leer: