Mirar con los ojos del corazón

¡Qué diferente sería nuestro mundo si mirásemos con los ojos del corazón!

De ese modo nos daríamos cuenta de que muchas de las cosas que suceden a nuestro alrededor, quizás provocadas por nuestros rencores del pasado, serían suavizados por nuestra forma de ser, y todo lo veríamos desde otra perspectiva, con mucha más bondad, incluso para con quien tanto daño nos hizo.

Leer…

Momentos felices

¿Cuánto hace que no tienes un momento feliz? ¿Un instante mágico? ¿Una sorpresa pura para tu alma?

¿Cuánto más que no eres abrazada con amor dulce y cálido? ¿Recibida con una taza de café caliente? ¿Contentada con una carta escrita a mano?

Leer…

Las mujeres no nacen víctimas

Si hay algo que eventualmente surge en la mente de los hombres, es la idea de que las mujeres somos víctimas. Mejor dicho, que nos hacemos las víctimas, que de algún u otro modo, es una característica propia del sexo femenino, que debemos traer algún gen que nos lleva a comportarnos de esa manera; pero la realidad es que no, no y no. No estamos determinadas genéticamente por ningún gen, mejor aún no es biología, sino cultura.

Leer…