Inicio > Relaciones > No respondas airada y alterada, que todo será aun peor

No respondas airada y alterada, que todo será aun peor

A toda mujer no le faltan motivos para airearse y enfurecerse de vez en cuando… Parece que hubiese quienes estén programados para hacernos rabiar. Pero responder con violencia no traerá nada bueno…

Hace días soñé que iba corriendo del lado opuesto a unos muchachos con armas. Corría sin que ellos me persiguieran. Me alejaba de la violencia de ellos. Al despertar, me quedé pensando en cómo podemos desterrar, cada día, lo que no nos gusta. Y descubrí que la mejor forma de hacerlo es practicando lo contrario, y sobre todo, no aceptándola de los otros.

Si alguien te insulta, reaccionas desde el enojo y lo devuelves, o desde la pasividad y te lo tragas. Pero en ambos casos, haces violencia y tu organismo lo sufre, pues la emoción tóxica ha enviado a tu torrente sanguíneo un cóctel de hormonas propias del estrés (nos estresamos para defendernos, ya sea atacando o huyendo). Has vivido justamente lo que querías evitar (la violencia).

herir-sanar

¿Qué puedes hacer para dejar atrás la violencia? Disminuye tu ansiedad, baja el volumen de tu radio y habrá silencio. Serénate y habrá paz en tu entorno. Ríete y tu mundo será más liviano.

No es una poción mágica ni romántica. Es una realidad que puedes crear con tu forma de acceder al mundo.

La violencia es violencia.

Toda situación o interacción humana en la que en forma deliberada se amenaza o infringe daño es violencia.

No hay que luchar contra ella, porque luchar implica violencia. Sin embargo, puedes actuar cada día diferente:

  • Elimina los ataques de bocinazos o claxon en la calle: sé paciente.
  • No manejes con exceso de velocidad: sé consciente de los peligros de hacerlo.
  • Respeta las señales de tráfico: las señales están para crear orden, si la alteras se altera todo.
  • No salgas de tu casa de un portazo: recuerda que la vida es endeble, no guardes rencor.
  • No levantes tu voz en una discusión: nadie te escuchará, sólo se multiplicarán los gritos.
  • No golpees a tus niños: los golpes no los hace entender, desarrolla la empatía (empatía es identificarte con alguien, intentar sentir lo que otro siente, ponerte en su lugar).
  • No maltrates a tu mascota porque rompió o hizo algo no esperado: aprende a vincularte con amor.
  • No te lastimes comiendo comida chatarra: ámate cuidando tu salud.

© Autor: Chuchi González.

ojo-por-ojo

Acerca de Chuchi Gonzalez.

© Autor: Chuchi González. Chuchi es escritora, tallerista motivacional, coach, médico de la risa y Líder en Yoga de la Risa. Argentina que radica en México. Qué le gusta: pintar al óleo, leer, escribir. Su misión en la vida: comunicar el amor universal.

También te podría gustar

La esposa perfecta

Aunque ahora nos avergüence decirlo, seguramente todas las mujeres hemos soñado alguna vez con ser …

3 comentarios

  1. Hola a todas!
    Bonita reflexión para ponerla en práctica, ya que en cualquier sitiación, la violencia sólo genera más violencia, es mejor tomar las cosas con calma, serenarnos y pensar bien antes de de actuar o decir algo, pues con alterarnos ante cualquier situación por más mínima que sea, no sirve más que para empeorarlo todo y nus hace muchas veces decir cosas de las que después nos arrepentimos, pues las palabras hieren y dejan huellas difíciles de borrar

    Saludos!!

  2. !Hola!

    Es muy complicado,pero no imposible, controlar el duende de la discordia que habita en nosotros.Es una lucha constante de la que salimos victoriosos si de verdad ponemos empeño,educar a ese duende malevolo ,en mi caso,ha sido mi prioridad toda la vida,ya casi lo tengo domado, aunque a veces se desmadra un pelin,nada sin importancia. Buen articulo.Muchos besos.

    • QUERIDA AMIGA CRISTAL:

      Bienvenida a nuestro portal de amor.
      Así es mi amiga, creo que la madurez nos enseña a poner en práctica el autodominio, y si, es una lucha constante, pero cuando pensamos en el daño que podemos hacer en un momento de ira al decir cosas que n siquiera nosotras mismas sentimos, debemos recordar que las palabras pueden causar mucho dolor y aunque más tarde nos arrepentimos ya no se puede hacer nada, te felicito por tu adelante, gracias por tu aporte, lo apreciamos en todo lo que vale.

      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

Comenta, tu opinión también es valiosa: