Convertirte en madre te cambia la vida

© | |

  •  
  •  
  •  
  •  

Cuando tienes un bebé, tu mundo tal y como lo conocías, desaparece. Ya nada será igual. Jamás volverás a ser el centro de tu pensamiento, de tu corazón, de tu vida. ¡Tu bebé te ha destronado! Solías estar sentada en el centro de tu mundo, eligiendo lo que deseabas, haciendo lo que querías, yendo aquí si te apetecía, llegando a tal hora si te venía bien…

Desde que tienes un bebé, es tu prioridad

Ahora que tienes un bebé, otra personita ha tomado tu lugar y descubres que eres prisionera. ¡Pero qué prisión más dulce!

Y, realmente, llamarlo prisión es una equivocación grande, porque no hay mayor alegría y libertad que amar sin condiciones, como sólo una madre puede amar. No es una puerta cerrada. Es una puerta abierta a otro mundo que no sabías que existía.

Convertirse en madre supone un cambio muy profundo para la mujer, porque el ser humano nace centrado en el “YO” y tener un bebé deja al “YO” en un segundo plano. Quedarte en segundo lugar puede ser bastante desconcertante, al principio. Puedes sentir que tu mundo se tambalea y no sabes muy bien cómo asumir ese cambio. Y es que desde el momento en que sostienes a tu bebé en brazos, sabes que es PARA SIEMPRE.

Es un compromiso del que no puedes escapar. No puedes decir “hoy estoy cansada”, “ya no puedo más”, etc. La maternidad es algo eterno. Incluso una madre que ha perdido a su bebé sigue siendo madre para siempre.

Puede parecer aterrador, pero pregunta a cualquier madre y te dirá con una sonrisa que no lo cambiaría por nada en el mundo. ¿Su vida se ha empequeñecido? ¡No! ¡Su corazón se ha engrandecido!

© Autor: Rebeca Byler.

El bebé se queda con tu corona


  •  
  •  
  •  
  •  
Anterior

Una mujer de valor: Manifiesto a la libertad

Otra forma diferente de afrontar una ruptura amorosa

Siguiente

10 comentarios en “Convertirte en madre te cambia la vida”

  1. Una sonrisa de bebé no lo justifica todo. Existen muchas formas de agrandar el corazón amando. La típica forma de autoconvencimiento de algunas mujers de que han tomado una decisión correcta al tener un hijo.
    Si les gusta apovechar su tiempo en libertad y tranquilidad no cedan a las presiones sociales machistas y retrógradas y No tengan hijos. Existen muchas alternativas de vida.
    Además, muchas se embarazan para atrapar a un hombre o son embarazos inesperados por ambos … las estadisticas lo dicen.

    • Hola Amelie estoy de acuerdo con una parte de tu respuesta. Pero te cuento que en mi experiencia cuando llegue los 30 años yo seguía pensando igual, poniendo prioridades en mi vida profesional.pero conforme a pasado el tiempo y me eh hecho más viejita me he percatado que mis prioridades han cambiado creo que estoy lista. Para dejar e lado un poco mis prioridades y convertir las de mi hijo en las mías. Estoy lista la vida cambia conforme vas añcanzado tus metas profesionales y en mi casó el mantener estable la familia y el éxito de mi profesión son la coge para mi.
      N

  2. Yo soy muy feliz con mis hijos, los momentos con ellos no los cambiaria por nada ni por nadie en el mundo, cunado estoy con ellos me siento la mujer más grande, más afortunada, más valiosa, etc. me siento una mujer bendecida por la maravilla de ser madre, no importa los problemas que tenga ahora teniendo a mis hijos a mi lado soy la mujer más feliz.
    Gracias Rebeca por tan bonito tema.

  3. Un articulo en donde se describe el cambio de ser mujer a mujer madre. el mundo da un giro de 180 grados y esa vida que llevabas en el vientre en tu centro de atención ahora. Pero no olvides que hay demás personas a tu alrededor que también\n esperan por un poco de amor de ti..

    Por ejemplo tu esposo y si hay otros hijos en el matrimoniar y aunque sea el primer hijo no se debe abandonar el amor de mujer hacia el padre. Los hijos son mandatos de Jehova dios y nadie ase puede poder encontrar de eso, porque para eso nos dio una compañera a nuestro lado..

    También se debe involucrar al padre en la crianza y el cuidado del bebe, porque nosotros los hombres también como una madre lo hace también lo hacemos. Ademas no es fácil levantarse a cada momento que el bebe necesita alimentarse y cambiar un pañal. Hay que compartir esa criatura que nos ha dado el divino creador.

    Gracias amiga Rebeca or tan bonito escrito y es digno ver cuando la mujer se realizar al fin. Las amo y gracias por dejarme entrar a su casita de nuevo. Muuuahh. José.

    • AMIGO JOSÉ A. PIZARRO:

      Estoy de acuerdo en mucho de lo que dices, la vida de una mujer cambia, pero ese cambio no significa que al ser madre se olvide de los que están en su entorno, especialmente cuando tiene más hijos.

      En un mundo perfecto, las cosas debería ser como las describes, es muy cierto, Dios Jehová les dio una compañera, pero se te olvida que también Dios Jehová le dio un compañero a la mujer, el que el hombre sea involucrado en la crianza de los hijos, no depende de la mujer, como mujer podría decirte que muchas, muchas mas mujeres de las que te puedas imaginar, estarían mas que felices si el padre tomara un roll activo en la crianza de los hijos.

      Recuerda que en muchos hombres, aun existe la idea de que la crianza y las tareas de la casa, son una tarea de las mujeres, el hombre toma como única obligación a proveer y muchas veces, no se logra cubrir los gastos con un solo ingreso en el hogar y la mujer además de todo, también tiene que trabajar, ojala y mas hombres y porque no decirlo también mujeres, piensen como tu y hayan mas hogares en armonía.

      Gracias por tu presencia en nuestro portal de amor.

      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

  4. Yo sólo sé que uno de mis sueños siempre fue ser madre, soñaba ser madre, pero ahora con el tiempo veo este sueño truncado, estos articulos me llenan de dolor porque siento que no soy una mujer de verdad al no ser mamá, siento que una parte de mi no se ha realizado y me duele el corazón es como una herida que nunca deja de doler…
    Digo si hay tantos niños abandonados, tantos niños sufriendo porque yo que puedo dar amor a un hijo no pude ver mi sueño hecho realidad. con 40 y tantos ya no podré ser mamá y me duele hasta el alma..

Comenta, tu opinión también es valiosa: