Un momento para ti misma

© | |

  •  
  •  
  •  
  •  

Era una tarde hermosa, buena brisa, buen ambiente, lista para ejercitar mi cuerpo y calmar mi mente, en términos normales un atardecer perfecto.

Sin embargo yo tenía la mente puesta en otras cosas, mi cuerpo estaba presente, pero mi mente no: Pensaba en otras cosas, los problemas de la vida, familia, trabajo y dinero… Podría estar disfrutando del momento, del maravilloso escenario que había frente a mí, y sentirme agradecida por la grandeza del universo… pero no.

Entonces recordé algo que leí del autor Julio Bevione: “Detente, obsérvate, respira y vuelve a elegir”, así lo hice:

Me detuve:

Dejé de comerme la cabeza con los problemas cotidianas de la vida. Me quedé quieta, literalmente, deje de estar en movimiento. Aunque sean sólo unos momentos, debía pausar.

Me observé:

Pensé en mi vida, en lo que estaba haciendo, a qué cosas estaba dando importancia… ¡tanto que ni podía disfrutar del paisaje que tenía frente a mí! Empecé a valorar si realmente merecía estar pensando en los problemas en lugar de relajarme y disfrutar del momento. Concluí que eran cosas importantes, no podía ignorarlas, pero si quería tener fuerzas para afrontarlas, debía saber relajarme y descansar un momento, disfrutar de vez en cuando de un tiempo para mí misma.

Hay cosas que definitivamente, sí… tendré que pensar y enfrentarme a ellas, pero primero necesito dedicar un tiempo aparte para mí misma, para generar mi bienestar.

Detente, obsérvate, respira y vuelve a elegir

Profundamente, respiré:

Tomé aire profundo, conscientemente, tomando en cuenta que cada inhalación significaba el renuevo de mis energías y cada exhalación la muerte de lo que no me ayudaba en el momento.

Todos los días respiramos, es lo más normal de la vida. Pero se vuelve algo especial cuando eres consciente de ello.

Volví a elegir:

Siempre hay algo que escoger, siempre hay opciones, siempre hay algo que puedes decidir. Yo elegí vivir aquel momento maravilloso, elegí reírme de mí misma si me equivoco en alguna elección, elegí no dejar que los fallos se vuelvan tan grandes en mi cabeza que ya no sea capaz de disfrutar del momento. Elegí disfrutar ese justo instante único e irrepetible de mi vida.

El resultado:

Parece que no hice nada. Parece que estos pasos no tengan importancia. Parece una cosa superficial, sin embargo, me trajo felicidad, tranquilidad y paz. Es una sensación difícil de explicar, es como si de repente sintiese que no todo es tan malo, y que en realidad el universo está a mi favor y todo fue creado para mí.

Muchas veces no disfrutamos los MOMENTOS de la vida, a veces mientras trabajamos pensamos en la familia, el trabajo, los estudios y los problemas con las facturas: Si estamos con la familia pensamos en el trabajo pendiente y el inconveniente con el compañero; si estamos en clases pensamos en la película que veremos más tarde o en la reunión con los amigos; si estamos con los amigos estamos pendientes del teléfono móvil… Te sucede, ¿verdad que sí?

Incluso en el tiempo que elegimos tomar para nosotras mismas, suele ser todo menos eso, porque todos los pensamientos mencionados anteriormente convergen en este tiempo, y nosotras lo permitimos.

Aprendamos a vivir el ahora, concentremos las energías en la actividad que estemos haciendo en el momento, cuando nuestro cuerpo está en un lugar y la mente en otro nuestros propósitos no se cumplen, somos improductivas, infelices, impacientes, es difícil, pero no imposible, solo debemos empezar a estar conscientes de nuestras acciones y siempre que nos sorprendamos en esa actitud, podemos: detenernos, observarnos, respirar y volver a elegir.

La vida es bella y Dios inmensamente bueno, todo lo creo para nuestro disfrute, a cero costo. Disfruta de la vida.

© Autor: Dioris Feliz.
(en calidad de Invitada Especial)

¿Has escrito algo bueno que crees que podríamos publicar en Toda Mujer es Bella? – ¡Envíanoslo, nos gustará leerte!

Respira, relájate


  •  
  •  
  •  
  •  
Anterior

El momento de decir adiós a lo que no te hace bien

Bellas frases para mujeres

Siguiente

3 comentarios en “Un momento para ti misma”

  1. Es página es maravillosa, no sólo por sus reflexiones, enseñanzas y consejos sino también por sus ilustraciones! Siempre encuentro cosas interesantes y justas para ofrecerles a mis amigas o amigos cuando se sienten mal o alicaídos por alguna situación! ADELANTE, TODA MUJER ES BELLA!!!!!!!!! Sigan así, que tan bien nos hacen….

    Abrazos ((( )))

    Responder
  2. AMIGA DIORIS FELIZ:

    Autora de este tema, infinitas gracias amiga, por tu amabilidad al participar
    como nuestra invitada especial, por compartirnos tan inspirador tema de reflexión, muy de acuerdo contigo, creo que las diferentes obligaciones y preocupaciones de la vida, impiden muchas veces, pensar en sí mismas, creo que aún nos falta aprender lo importantes que somos y la importancia de dedicar una hora al día o a la semana, para recordarlo, lamentablemente muchas mujeres se limitan a lamentar lo sacrificadas que viven, aprovechando cualquier oportunidad para compadecerse de sí mismas, pero se les olvida recordarse a sí mismas, la mujer bella y valiente, que cada una lleva en sí, creo que cuando aprendamos a aceptarnos tal cual somos, como la mujer que sufre, siente y llora, pero con la fuerza y la valentía para salir adelante, aprenderemos a valorarnos y darnos ese momento para si mismas, habrán familias más felices.

    Gracias también a nuestra amiga anónimo, a quien más me gustaría llamar por su nombre o algún pseudónimo, por sus apreciaciones para este nuestro portal de amor.

    Amiga siempre:
    Amanecer cautiva.

    Responder

Comenta, tu opinión también es valiosa: