Inicio > Autoayuda > Hábitos de limpieza emocional

Hábitos de limpieza emocional

Sería beneficioso para nuestras vidas hacer limpieza emocional, soltar lastre de emociones y actitudes que nos hacen mal. ¿Cómo hacer limpieza emocional y quedarnos con los pensamientos y emociones que nos ayudan en el día a día? Instrucciones claras sobre cómo conseguirlo.

Al igual que tienes el buen hábito de tomar un baño cada día, también sería bueno hacer limpieza emocional, soltar las toxinas de aquellas emociones que no son saludables para ti y que traen grandes complicaciones.

Un baño para limpiar nuestras emociones
Controla tus emociones

Cada vez que piensas en lo mismo, sientes lo mismo; es neuroquímico: en tu biología se refleja la forma en la que has llevado tu vida.  Tu rostro no evidencia el paso del tiempo, sino por el contrario, lo que no ha pasado y no logras soltar: No son los años los que nos traen arrugas, sino las emociones con las que hemos vivido estos años.

Por supuesto que por ley de la biología nuestro cuerpo envejece, pero eso es algo que ya experimentamos desde que nacemos; sin embargo, si siempre has vivido con resentimiento, enojo, ira, pensamientos obsesivo recurrentes, fastidiada de todo y de todos… ¿Qué aspecto crees que tendrás? Imagina, es cómo cargar durante muchos años una maleta muy pesada, llegarás a la noche con el cansancio incrustado en el rostro.

Los hábitos de limpieza emocional comienzan por conocerte y dedicarte tiempo para resolver tus pendientes personales, las relaciones inconclusas y ponerte a dieta de chatarra emocional.

Instrucciones para conseguir hacer limpieza emocional:

  1. Escoge un pensamiento negativo que se te venga muchas veces a la cabeza. Escríbelo en un papel. Ahora escribe el sentimiento que esa emoción te produce. Ya tienes la pareja explosiva perfecta: El pensamiento que te limita, y el sentimiento nefasto.
  2. Ahora observa las decisiones que has tomado bajo la influencia de esa pareja. Intenta pensar en tres, ¿te satisfacen? Seguramente la respuesta sea NO.
  3. Ahora piensa, ¿cómo podrías cambiar tu forma de pensar, para dejar de lado ese pensamiento negativo? Intenta rediseñar tu forma de pensar. ¿Qué sentimiento te ayudaría a ver las cosas de un modo mejor?
  4. Ahora fantasea acerca de las decisiones que podrías tomar si pensaras así,  ¿tendría un efecto positivo en ti? Seguramente sí.
  5. Durante el tiempo que desees. Uno, dos o tres días, trabaja sólo con ese pensamiento, y cuando vuelva como siempre, cámbialo por el nuevo pensamiento, hasta que el nuevo pensamiento se vuelva rutina.
  6. Ya habrás quitado esa mancha emocional y ahora esa pared interior ya tiene escrita una nueva versión al respecto, que abre posibilidades para tu vida y genera emociones de una frecuencia vibratoria mayor.

Cuando hayas trabajado con ese pensamiento, puedes ir por otro. Y así hasta limpiarte por completo.

© Autor: Chuchi González.

Acerca de Chuchi Gonzalez.

© Autor: Chuchi González.  Chuchi es escritora, tallerista motivacional, coach, médico de la risa y Líder en Yoga de la Risa. Argentina que radica en México. Qué le gusta: pintar al óleo, leer, escribir. Su misión en la vida: comunicar el amor universal.

También te podría gustar

Ser anormal no está tan mal

¿Algunas te han tildado de anormal? ¿Te han dicho que no te comportas como el …

Un comentario

  1. A mi lo que me reconforta es poder hablar con mi pareja y contarle todo. El problema es cuando la cuestión también le implica, ahí es cuando lo paso mal.

Comenta, tu opinión también es valiosa: