Inicio > Sentimientos > Dolor > ¿Cómo enfrentar la muerte de un ser querido?

¿Cómo enfrentar la muerte de un ser querido?

Pocas cosas son más dolorosas que la muerte de un ser querido. ¿Cómo enfrentar ese dolor? Consejos y pensamientos para lograrlo.

¿Cómo enfrentar la muerte de un ser querido?

Es muy difícil entender y aceptar la muerte, comprender que todos estamos de paso por esta vida terrenal y que llegará el día en que debamos partir, dejando atrás a muchos seres queridos y provocando un gran vacío que la mayoría de las veces es difícil de superar. Algunos estamos de paso en esta vida por un tiempo largo y otros por un tiempo muy corto, pero hay que comprender que todos tenemos un propósito en esta vida y que tenemos la oportunidad de vivir plenamente felices, disfrutar de las maravillas de nuestro planeta, conocer personas maravillosas… pero sobre todo AMAR. Creo que una vez que conocemos el amor, ya sea hacia un hijo que definitivamente es el sentimiento más grande que podremos sentir, también puede ser hacia una pareja, hacia nuestros padres, hermanos, hacia la familia en general o a un amigo, también tenemos el amor a los animales y a la naturaleza en sí, todo tipo de amor es válido, ya que ese sentimiento tan único todos lo podemos llegar a sentir y es cuando duele y se sufre por ver partir a ese ser amado.

¿Cómo encontrar consuelo tras una muerte?

Creo que cuesta mucho tener consuelo, porque duele demasiado, y dependerá de las circunstancias en que muere la persona, ya que cuando se trata de alguna enfermedad grave, por lo menos da algo de tiempo para despedirnos y en el fondo pedimos que esa persona parta pronto para no sufrir más el dolor de dicha enfermedad. En cambio cuando es de una manera brusca como en un accidente, u homicidio, nos invade la rabia e impotencia de no poder haberlo evitado, trae consigo la sensación de injusticia y no vemos consuelo alguno, es una prueba de vida terrible y difícil de aguantar.

No sé cómo enfrentar tu muerte
Aunque murieses, permaneces en mí

Nuestra esperanza en el más allá:

Lo primero es entender ¿qué es la muerte en sí? Nuestro cuerpo deja de funcionar en su totalidad, en lo físico ya no tendremos cerca a esta persona pero no sólo somos un cuerpo, sino que también somos alma y espíritu. Nuestra conciencia de lo que es la vida terrenal, muchas veces nos hace apegarnos demasiado cosas que no son lo más importante, por ejemplo lo material y olvidamos lo verdaderamente relevante, vivir nuestro tiempo como si fuera el último, ¿para qué preocuparnos tanto del dinero, la casa, el auto, etc.? Si eso no lo llevaremos con nosotros a la tumba, es mejor crear lazos afectivos, dejar una huella positiva en las personas y que te recuerden con alegría y cariño. La muerte es parte de la vida y debemos aceptarla. Hay una vida mucho más importante después de la terrenal y es la espiritual. Seas cristiano, musulmán, creyente en Buda, en la energía y el universo o cualquier otra creencia, la mayoría coincide en que hay otra vida después de ésta, y para vivir en ese “paraíso o cielo” como quieras llamarlo, debemos ganar dicho espacio. La mayor parte de nosotros creemos que cuando debamos partir, será para reencontrarnos con nuestros seres queridos que partieron antes, que ya no habrá dolor ni tristeza, todo será felicidad y será eterno, por esto es importante amar al prójimo y hacer el bien en esta tierra, amar de corazón y disfrutar la hermosa vida que tenemos para que aquel día que debamos partir, estemos preparados y tranquilos, porque sabemos que vendrá lo mejor.

Permitámonos llorar:

Lloraremos a nuestros seres amados que nos dejan, sufriremos su partida y su ausencia, pero seamos conscientes que sólo será un “hasta pronto”, porque tarde o temprano nos volveremos a encontrar.

La mejor herencia para nuestros hijos:

Muchas veces no entendemos el plan de Dios, porque nos toca sufrir tanto, pero todo tiene un propósito y a veces en lo terrenal que somos, no lo podemos comprender, pero sin duda alguna, es parte de ese plan. Disfrutemos la vida y a nuestros seres queridos, la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos es el amor y respeto hacia el resto, la honestidad y ser personas de bien, pero sobre todo, el amor a Dios, porque sin él no somos nada, y si estás bien con él, todo el resto también lo estará.

Apóyate en alguien:

Si estás pasando por un duelo y crees no poder superarlo, busca ayuda, desahógate con alguien, puedes acercarte a un amigo, familiar o si prefieres acercarte a una iglesia, ahí te pueden ayudar y aconsejar. Recuerda que nadie está realmente solo y depende de ti superar esta pena. Anímate, que vendrán tiempos mejores.

© Autor: Simona

Acerca de Simona

Me encanta escribir sobre la vida, los problemas, las soluciones, cosas que pude haber vivido o haber querido vivir… plasmar mis letras en artículos que sirvan para mujeres como yo.

También te podría gustar

En la vida hay que saber filtrar quién te conviene y quién no

La vida está llena de cosas negativas, pero también de cosas buenas y positivas. Amistades, …

4 comentarios

  1. SI es un dolor tan fuerte que me duelen hasta los huesos , ese vacio no lo habia experimentado antes , no logre despedirme de el me duele por que el era mi ex , no sabia que estaba tan enfermo no lo se pero sueno con el a veces y es como que nunca se hubiera ido,,,,,,lo siento nuestra historia fue conplicada , pero si hubo mucho amor de parte de los dos …………………

  2. gloria ehremberg

    Es hermosa esta refleccion y me doy cuenta que con Dios todo es menos dolorosa nuestra pena gracias Simona

  3. Excelente articulo, justo me hacía falta leer algo sobre el luto, es difícil vivir el día a día sin la persona amada.
    Gracias Simona por darle un poco de paz a mi corazón.

    Gracias Toda mujer
    Anaís

  4. José A Pizarro Pizarro

    Sé que no es fácil sobrellevar la muerte de un ser querido. Pero tenemos que reconocer que es algo tan natural que nos va a tocar a cada uno de nosotros. Nadie esta preparado para la muerte, pero mientras mas sepamos de ella menos es el dolor que nos va a causar.

    Yo me he preparado que si me afecta pero no tanto como a otras personas. Ella duele cuando alguien que nos tiene que ver partir a nosotros se nos van primero que nosotros. Fueron tantos que vi morir al frente mio que me acostumbre a ella y no es que no sienta como otras personas, pero es que la veo tan natural como que el día tiene que llegar y morir al anochecer.

    Un bonito escrito de nuestra amiga Simona y llena de consuelo y empatía a muchas personas. Hoy sentí mucho calor humano en nuestra casita Las amo…José

Comenta, tu opinión también es valiosa: