Inicio > Relaciones > Separación > Te abandonó, ¿y ahora qué?

Te abandonó, ¿y ahora qué?

Duele, y mucho, que nos abandonen… pero más debiera dolernos que tras el abandono de nuestra pareja, nos dejemos estar y abandonemos a nosotras mismas.

Mujer sola, sufriendo el abandono

Es duro sufrir el abandono de quien más quisimos:

El dolor no es algo que se puede superar por arte de magia. No sirve decir “ahora soy feliz” y ser feliz de inmediato, como un remedio instantáneo. No se puede negar que el dolor del abandono es uno que es indescriptiblemente grande. No hay palabras con las que se pueda plasmar el verdadero dolor, la incertidumbre, el temor de un nuevo comienzo sin él… especialmente cuando detrás del abandono, también quedan seres inocentes por los que hay que luchar.

“Me abandonó, ¿y ahora qué hago?”

Puede parecerte que la única solución es que vuelva, rectifique y comprenda que su lugar está en la casa que una vez construyó con amor (o eso pensabas). Pero ¿es esa la única solución? Yo te digo que no, especialmente no la mejor; porque se fue sin volver la vista atrás, sin ver las lágrimas que dejaba tras de sí. Se fue, se alejó, olvidando sus obligaciones de velar aquellos a los que deja.

Te abandonó, y claro que eso sí que duele… pero ¿debemos sentirnos abandonadas por siempre? ¿Debes sentirte siempre así?

La pregunta debiera ser más bien:

¿Te abandonó, o te abandonaste a ti misma?

Necesitamos despojarnos de los lamentos y las quejas que nos quedan cuando alguien nos deja a nuestra suerte. Hace nada que fuimos abandonadas, pero nos desanimamos, lo vemos como algo catastrófico y nos dejamos estar… Lo que debiéramos hacer es aprovechar para redescubrirnos, pues como seres humanos y mujeres que somos, tenemos capacidades propias y amor propio que merecería la pena redescubrir.

Cada una de nosotras somos la persona más importante del mundo, personas que Dios quiso que fuesen victoriosas: nos dio un corazón fuerte para que pudiéramos sanarlo y así seguir adelante sin abandonarnos a nosotras mismas. Tenemos la capacidad necesaria para reencontrarnos a nosotras mismas y así superar el dolor y la situación por las que pasamos.

Él te abandonó, no te abandones tú también.

Él te abandonó, no te abandones a ti misma también:

Si alguna vez dimos lo mejor a alguien que no lo supo apreciar, es el momento de que nos concedamos sentir que fuimos estafadas, pero a su vez, también recoger nuestros pedazos de moral, armarlos, y alojarlos en nuestro corazón para acabar sonriendo de nuevo y ser felices nuevamente. Y no olvidemos encontrar el verdadero amor dentro de nosotras mismas, para que nos amemos y cuidemos a nosotras mismas.

¿Por cuánto tiempo somos abandonadas? El peor abandono que podemos sufrir es que ejercemos sobre nosotras mismas. Es lo peor que nos puede pasar, porque no nos hace ningún bien quedarnos sentadas viendo la vida pasar, autocompadeciéndonos, pensando que todos son felices, salvo nosotras “las pobrecitas”. ¡Anda ya! ¿Es que no nos basta con que nos abandonen, como para que tengamos que añadirle nuestro propio abandono?

Deja de pensar en quien te abandonó, tú vales más:

Recuerda que tú eres una persona especial, una persona importante, levántate, ve hacia adelante y sal del autoabandono y autocompasión que estás pasando. Es más importante salir del abandono a ti misma, que gastar energía y fuerza emocional pensando en quien ya no está.

© Autor: Dulce Amanecer Cautiva del Amor

Si él te abandonó, no te dejes estar...

Acerca de Amanecer Cautiva del Amor

Comenzó a formar parte del equipo de Toda Mujer es Bella a comienzos del año 2008. Aunque parezca confuso, suele llamarse “Amanecer”, “Dulce”, o “Dulce Amanecer Cautiva del Amor”. Sus numerosos apodos pueden ser reflejo a su deseo de cultivar amistades limpias, sinceras y verdaderas. Amanecer tiene una pasión especial por ayudar a las mujeres necesitadas, encontrando su mayor aporte personal siendo posible a través de la moderación, cuidado de los mensajes de respuesta a los artículos del sitio. Es muy probable que si recibes una respuesta a un comentario lo recibas de ella, pues su corazón y pasión está en ello.

También te podría gustar

Los hombres también sufren

Existen hombres que son maltratados por sus mujeres, hombres sometidos por su pareja, hombres que …

2 comentarios

  1. Muy bien Amanecer un tema para reflexionar y no abandonarnos nosotras también, yo cuanto no hice por él, me maquillaba, me pintaba el cabello hasta usaba tacones porque él así le gustaba a él ahora que me abandono me siento libre hacer las cosas como ami me gusta hasta me deje crecer el cabello, claro esto no fue de la noche a la mañana me costo y mucho pensaba como iba a vivir sin él sin esa protección que una de mujer siente que nos hace falta pero con el tiempo te das cuenta que nadie en este mundo es indispensable. Saludos amigas de toda mujer es bella.

  2. Gracias a Dios nunca me abandone a mi misma me arreglaba más de lo que ya esta acostumbrada me compre ropa tire todo mi ropa vieja . sufri bastante con su abandono y sufri porque mi mundo se derrumbada ya habia logrado la meta de que mis hijos fueran profesionistas y ya trabajaran para ellos y mis sueños de salir con mi pareja como si fueramos novios donde quedaban pero bendito dios los estoy realizando sin el pero lo estoy logrando aún sigo sin abandonarme a mi misma.
    gracias por la palabras que siempre nos han regalado.
    saludos que dios las llene de bendiciones.

Comenta, tu opinión también es valiosa: