El miedo: Lo bueno y lo malo que tiene

© | |

  •  
  •  
  •  
  •  

Nunca faltan motivos para tener miedo en la vida: relaciones que pueden ir mal, parejas que pueden traicionarnos, amigas que pueden fallarnos, políticos que pueden olvidarse de nuestros problemas, maleantes que pueden aprovecharse de nuestra bondad…

En la televisión, los periódicos, y en todos lado se habla de cosas que dan miedo. Podrías consumir más de ese feo contenido, pero mejor déjalo, olvídate de tanta crisis y desastre, disfruta de la vida, busca hacer el bien, y ser feliz con lo que tienes.El miedo es una emoción que sirve para sobrevivir, sin él nos lanzaríamos por un edificio sin pensar en las consecuencias, actuaríamos de forma menos racional, o simplemente no miraríamos al cruzar la calle. Nos mantiene vivos. Es una experiencia que genera en nuestro cuerpo una serie de procesos biológicos que activa el sistema del estrés, y nos prepara para ataque, bloquear, o huir. Cuando en la noche vamos caminando por una calle oscura y sentimos unos pasos; el miedo nos da una velocidad extra, activa nuestras extremidades para salir de esa situación con bien. Pero es cierto que muchas veces confundimos ese miedo protector con el miedo del resentir del pasado, el recuerdo que nos obstaculiza, como el que nos impide progresar en relaciones porque tememos que nos vuelvan a engañar.

Hoy vivimos en una sociedad donde el miedo genera un gran movimiento de dinero. Es un instrumento para someternos como pueblo, como seres pensantes, y en esto los medios de comunicación juegan un gran papel.

Por mal que estén las cosas, hay alguien que ayuda

Si observas con atención todo lo que nos rodea, especialmente aquello que proviene de los grandes mandos, las noticias y los extensos y soberbios discursos de los políticos, casi todo está relacionado con el miedo.

Se instalan palabras claves como “crisis”, “escasez”, “fin del mundo”, “cáncer”, “asteroides”, “alternativa radical”, y un sin fin de contenidos que lavan los cerebros de quienes los oímos y reproducimos imágenes de miedo en nuestro subconsciente.  Obviamente no se trata de negar eventos, pero toma conciencia de que la “buena noticia” siempre pasa inadvertida, parece que incluso nadie la busca. Cómo miembros de este maravilloso planeta estamos creando para todos un contexto de miedo. Alguien expone una noticia por ejemplo en youtube acerca de profecías de algún filósofo, le añade unos condimentos de música fúnebre, imágenes oscuras, y en minutos da la vuelta al mundo. Usuarios de todos lados consumen esa chatarra que enriquece a unos pocos bolsillos.

EL MIEDO es un gran INSTRUMENTO de poder y sometimiento

Si en el plano personal nos boicotea, imagina su poder a nivel de masas. Nos hemos convertido en ovejas que siguen un rebaño, respirando con miedo, creando ese mismo miedo en nuestras cabezas y olvidándonos de lo valioso que es la vida, y nuestra misión en ella.

Constantemente nos llegan imágenes de bombas, ataques, fuerzas extraterrestres, infortunios naturales, nos sacuden,  y sacan del eje, del equilibrio; ¿por qué no se habla en los medios acerca de enfermos que espontáneamente sanan? ¿Las personas que ayudan a otras sin esperar recibir nada a cambio? ¿La importancia de la alimentación emocional? ¿El nacimiento de una cría en extinción? ¿Las auroras boreales? ¿La conciencia de los niños que nacen?

Porque esas noticias no venden. Algunas de ellas se mencionan de forma muy breve, pero es poco el interés que mostramos en saber de ello. Las cosas que provocan miedo, irritación o enfado venden mucho mejor.

Las dos cosas que el miedo logra

Así pues, todo el tiempo nos asustan, nos espantan. Y perdemos las fuerzas y la confianza. La presión del medio nos hace sentir pequeños, incapaces de lograr nuestros sueños, y finalmente acabamos resignándonos. Todo esto pasa a nivel inconsciente, sin ni siquiera planteártelo.

Por eso elije, elije muy bien lo que consumas, no sólo los alimentos físicos, frutas y hortalizas, sino con lo que te nutres a nivel mental, es decir ideas, creencias, mitos, leyendas y emociones.

Un cuerpo sano habita en una mente sana. La salud está en el bienestar completo. La mejor forma de renunciar a que el exterior te domine es tomando las riendas de tu vida. Tú eliges qué creer.

© Autor: Chuchi González.


  •  
  •  
  •  
  •  
Anterior

Tu vida es como una película, ¿eres la directora, actriz, o espectadora?

Hay sueños que es bueno dejar atrás, para dar lugar a otros nuevos

Siguiente

1 comentario en “El miedo: Lo bueno y lo malo que tiene”

  1. El miedo para mi es lo que uno piensa. El miedo no existe. Solo aquellas personas que piensan tanto en algo lo ven en forma negativa y entonces tratan de borrarlo y no pueden.

    Así con pensar positivo y ver que casi todo se puede lograr si uno le echa ganas.

    Un placer de volver a la casita del amor y gracias a nuestra amiga Chuchi, por tan maravilloso escrito. Siempre con ustedes…José

Comenta, tu opinión también es valiosa: