Inicio > Sentimientos > Dolor > Recordando a mi hijo fallecido

Recordando a mi hijo fallecido

Si eres una madre que ha perdido un hijo, conoces bien uno de los dolores más fuertes que una mujer puede llegar a sentir. No es fácil llevar el duelo y el dolor, incluso con el paso de los años van y vuelven recuerdos y añoranzas… Para ti madre de un hijo fallecido, es este artículo en forma de carta a un hijo que ya no podremos ver. Tú que conoces el dolor que se siente comprenderás estas letras, y tal vez te ayuden a sobrellevarlo mejor.

todos los dias pienso en ti

Recordando a mi hijo que ya no está:

Pensando en el ayer, dejando que las horas transcurran vienes a mi memoria, lentamente, callada y suave se sobresalta mi corazón con el recuerdo de mi hijo:

Es como si aún fueras un niño y me contaras las travesuras que hiciste cuando yo llegaba del trabajo. Solos los dos, con tu hermosa sonrisa que me llenaba el alma de felicidad y me hacía sentir y pensar que valía la pena cada esfuerzo. Solos tú y yo, eras mi remanso de paz cuando en las noches, cansada llegaba al hogar y me recibías con tu alegría y amor. Mi niño, eras mi todo, mi compañero y a pesar de tu corta edad presentías y sentías mis sufrimientos y temores.

Como madre cometí muchos errores, pero la vida misma me fue enseñando cómo vivir contigo, cómo superar abandonos, cómo superar tantas cosas que me lastimaban… y te perdí, y mi vida ya no fue igual. Hoy te recordé, y las primeras horas del día se envolvieron en tu recuerdo; no llegaste a mis sueños y me pregunto el porqué. Sé que serán días de añoranza, de tristeza, de preguntas que se han quedado sin respuestas… y miro tus fotos, miro tus letras, miro tus recuerdos y se me empaña el alma llevándose todas mis ilusiones. Te he perdido hijo mío, y me siento derrotada, y aunque los años pasen, y aunque el tiempo infame siga su curso, yo te recuerdo, sigues vivo en mi amor, sigues vivo en mis entrañas, sigues vivo en mi corazón que te ama: a mi manera, en silencio y en secreto, a ratos llorando por dentro, a ratos hundida en los recuerdos, a ratos con todos esos años que se me vinieron encima con tu partida.

Querido hijo que ya no estás en este mundo, has fallecido pero aun así sé y siento que estás ahí, en algún lugar perdido del universo, distante y cercano, con la sonrisa en los labios, y con la pena a escondidas. Estás ahí en las estrellas que disfrutábamos señalando, ¿recuerdas? En mi corazón atesoro aquellos momentos en los que durante nuestras noches de soledad jugábamos, y que con tus pocos años ya me señalabas lo que más te gustaba…

Dulcemente recuerdo aquellos paseos por el parque cercano a nuestro hogar, sin una moneda en los bolsillos, pero con la sonrisa plena que te daba cuando te mecía en los columpios. Solos los dos, sin una mano amiga, sin un ser que viera por ti, y me decías que eras el Superman, que me cuidarías siempre. No pude verte crecer, pero sí pude darte el último adiós, mis ojos cansados de llorar fueron de muchas noches,

Y hoy se me vino el momento a la mente y al corazón, hoy se me vino la nostalgia, y vuelvo a sentir cómo pasa otro año más en el que siento el pecho apesadumbrado. Ya no estás, pero, ¿sabes? Aquí en mi corazón sigues vivo, cierro los ojos y presiento tu bella sonrisa, cierro los ojos y siento tu cercanía ya de adulto metido en mi cama preguntándome como fue mi vida sin ti y diciéndome cómo fue la tuya, sin mí. Y abrazados, con las lágrimas rodando por tus mejillas y con las mías entrelazadas en el mismo sentimiento, te digo cuánto te amo. Hoy ya no estás mi niño, pero en mi corazón de madre sigue vivo tu recuerdo, y así será por siempre.

© Autor: Edith Cervera.

madres que perdieron hijos

 

Acerca de Edith Cervera

Poeta y escritora, mujer de amor y sentimientos. Secretaria en Escuela Primaria Pdte. Miguel Alemán Valdez y Conductora en la radio Stereo ReE, México.

También te podría gustar

Por mal que estén las cosas, hay esperanza

A veces los sueños se nos rompen, las ilusiones se esfuman, y las cosas van …

18 comentarios

  1. Afortunadamente no me ha tocado vivir, Diosito ha sido muy generoso y bueno conmigo porque tengo la dicha de ser madre de una niña y un niño, pero si me ha tocado vivir el dolor de amigas muy cercanas perder a uno de sus hijos y realmente es un gran dolor inmenso que jamas pasara, Dios bendiga a todas las mamitas que estan pasando por esto. Saludos amiga Amanecer.

    • MI MUY QUERIDA AMIGA ARENA.
      Gracias por estar presente y por tu comentario.
      Así es mi amiga, vemos casos de madres golpeadas por la muerte de un hijo, no me atrevo ni siquiera a imaginar el dolor de una madre que pierde algo tan amado como lo es un hijo, solo es la bondad infinita de Dios Jehová que ayuda a sobrellevar esos momentos de dolor tan grande.
      Solo nos queda implorar por la misericordia divina, para que esas madres atravesadas por el dolor, encuentren alivio.

      Gracias mi amiga por tu siempre presencian en nuestro portal de amor.

      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      • Yo perdí mi hijo Victor hace ya un año y ocho meses .. Lloro de dile cada dia y aun no comprendo porque mueren los hijos primero que los padres .. Nos dejan un gran vacío que nada puede llenar . Que sufrimiento tan hondo que no se puede explicar .. A todas las madres que están pasando por esta pena un abrazo de una madre que llora ..♥

        • QUERIDA AMIGA ANÓNIMO (14), BUENAS TARDES.
          Le enviamos un abrazo a tu corazón adolorido.
          No te puedo decir que me identifico con tu dolor, porque no sé lo que es pasar por un dolor de esa magnitud, los misterios de la muerte escapan a nuestra capacidad para comprenderla y explicarla, mientras estemos en esta vida terrenal, estamos expuestos en cualquier momento de separarnos físicamente de quienes nos aman y a quien amamos, pensamos que lo normal es que los mayores se nos adelanten en ese viaje sin retorno, no hay una “buena o mala” edad para morir, pero pensamos egoístamente que son los hijos quienes deberían sobrevivir a la muerte de los padres.
          Como hermana, puedo decirte que el dolor de perder a un hermano es inexplicable, vi a mi madre perder a mi amado hermano y luego, cuando las flores sobre su tumba no se habían marchitado, la vi perder a mi querida hermana en un ingrato accidente de carro, por lo que me atrevería a decirte que ese inmenso dolor también es superable, he visto a mi madre sonreír de nuevo y recrearse en el recuerdo de sus dos amados hijos, en lo personal y como hermana, también puedo decirte que el dolor no pasa, pero nos acostumbramos a vivir con ese dolor y nos acostumbramos a la ausencia física de quien significa tanto en nuestra vida, Dios Jehová te ayuda a llevar tu dolor haciéndolo más liviano para que tu de una u otra manera, puedas ser feliz de nuevo.
          Te abrazamos en la distancia con una plegaria al todo poderoso, porque encuentres el alivio, gracias por compartir, te esperamos.

          Amiga siempre:
          Amanecer cautiva.

  2. Es indescriptible. Yo aún siento dolor por haber perdido a mi hijo de 3 años, ya han pasado 8 años y te puedo decir que la angustia y dolor a disminuido, ahora ya puedo recordar a mi hijo sonriendo y riéndome de nuestras aventuras pero todo a sido gracias a la misericordia de Dios…. Ahora veo hacia atrás y no comprendo como fuí capaz de pasar ese momento como no me volví loca. Pero definitivamente Dios está a nuestro lado y sabe hasta donde podemos soportar. Es importante que los que están a nuestro alrededor entiendan que el hecho de que ellos se abstengan de cualquier comentario hacerca de nuestro hijo nos hace más daño. Al hacerlo solo niegan su existencia.. esto es algo que nunca se supera.. esto es algo con lo que se aprende a vivir y sobrellevar. A todos les pido que hablen con uno de nuestro hijo aún cuando sientan que nos harán daño, pero todo lo contrario nos permite y nos ayuda a recordar con amor, con cariño está pequeña personita existió y existirá en nuestra vida y corazones por el resto de nuestra vida. Ánimo a todas aquellas que han perdido a ese ser amado, el apoyo de amigos y familiares es primordial, pero sólo Dios es capaz de aplacar nuestro dolor, conformarnos y consolarnos, en esos momentos cuando ya no puedas más habla con Dios tengan una plática y cuéntale todo sobre tu hijo todos esos recuerdos risas etc y verás que reconfortante es.

  3. rosario castillo

    GABRIEL ENRIQUE ……
    HIJO QUERIDO…..
    Te recuerdo y te recordare siempre veo hacia atrás y no comprendo ese momento esta presente como el primer dia Pero Dios sabe lo que ase .TE EXTRAÑO COMO HOY COMO AYER.

  4. Juana iris raygoza peraza

    Hola buenas tardes encontré está pagina después de tanto tiempo sin saber quería decir o soltar todo lo q traego dentro de mi yo perdí a uno de mis hijos a raíz q me arrebataron a otro a los15 días es un dolor q no se lo deseo a nadien pero no puedo darme el lujo de llorar mas de lo q debería xq a pesar de todo mi Dios me a dejado prestadas2 pequeñas más una de11 y otra de9 son mi muro de fortaleza xq eyas an sido más maduras y fuertes q yo en el velorio de mi hijo Daniel quería llorar y arrodillarme ante ese ataúd pero miraba a mis hijas a mi lado diciendo no llores mamá mi hermanito está en él cielo xq el se iso un angelito yo miré cuando salieron sus alas me dijo una de eyas y no pude llorar me sostube de pié pero ahogandome al mismo tiempo creó q si no fuera x eyas no siguiera de pié ha mí mente me ubiera traisionado y habría muerto para estar asu lado pero eyas no me lo an permitido srt.iris

  5. Físicamente ya no estas, pero vives en mi corazón y pensamientos…

    Te amo DANIEL, y siempre estarás en mi corazón, lanzo besos al cielo y se que DIOS permite q los recibas, y solo DIOS sabe cuanto sufrimos aquellas madres que perdemos un hijo ruego a DIOS permita puedas venir a mis sueños para poder abrazarte y ver tu sonrisa necesito sentirte siempre eres mi fuerza para continuar en este mundo

    Vuela alto hijo hasta el lugar que nuestro padre celestial designo para ti, aunque estés muy lejos DIOS me permitirá un día poder alcanzarte…sigue tu vuelo q yo sabré alcanzarte y saber donde llegar nuestro PADRE CELESTIAL, me indicara el camino como nos dice la palabra q el nos dejo q nos promete la vida eterna y reencontrarnos con nuestros seres amados y confió en su palabra

    Con tu partida se fueron mis ilusiones y alegrías te llevaste el sentido de mi vida y solo quisiera q ese día prometido por nuestro PADRE CELESTIAL estemos de nuevo juntos. pero mientras llega ese día mi corazón sigue sufriendo era tu hora y la mía y contra los designios de DIOS nadie puede…fue su voluntad y le pido perdón a DIOS por si estoy cometiendo un pecado en sentir esto en mi corazón y ser, pero soy madre y solo aquellas q pasamos por este dolor sabemos lo q duele…Duele el alma

  6. Espero cada día de mi vida que marchaste que un milagro ocurra, son cinco anos de tu partida y aun sigo preguntándome es verdad esto?, porque a mi?, aun sigo sin entender por que paso todo esto, sigo echándote de menos cada día de mi vida, sigo pensando que esto es un error que no debió pasar , se que no soy la única madre que esta sufriendo este dolor tan grande pero Dios debió equivocarse el día que te marchaste, no sabia el… que dejabas a una madre que no tiene el consuelo de apoyarse en otros hijos que me ha dejado tan vacía, no sabia ( el ) que tu eres y serás siempre lo que mas quería en este mundo y que ahora me ha dejado con todo el corazón oprimido.
    Mis días ya no son igual, ya no existe un sentido, una ilusión, una alegría, por que con tu partida también se fueron esas ilusiones esa alegría, te llevases el sentido de mi vida, no te culpo ni quiero que mis pensamientos te hagan sufrir porque se que de alguna manera estas conmigo, pero soy egoísta y yo quiero poder abrazarte, besarte y decirte muchas veces que te quiero mi niño que ya solo espero de esta vida poder estar contigo, se que llegara ese momento se que algún día estaremos juntos otra vez, pero mientras llega mi corazón estará herido.
    Te quiero mi amor, te quiero mucho y estos cinco anos y aun no me lo puedo creer que te haya sobrevivido aunque no te he tenido has vivido dentro de mi como si no te hubieras ido.
    VUELA ALTO MUY ALTO SE QUE TE VOY A ENCONTRAR. Dicen que todos venimos a este mundo con un día para nacer y otro para partir, a eso le llaman destino, pero aun no comprendo como una madre no puede saber cual será el día que lo mas grande que Dios nos dio va a partir, ese lazo tan grande que tiene un hijo con una madre desde que esta en su vientre como se puede romper sin saber nada, sin intuirlo, se que hice todo lo posible porque fueras feliz, se que fui una buena madre, que te di lo mas importante mucho amor, pero de haberlo sabido hubiera duplicado este amor que siento y que ahora no se que hacer con el.

    Es injusto, cruel e inhumano tener que despedirse de un hijo, este dolor no se va… se disfraza es como ponerse una careta ante los demás, nadie lo puede saber es como si te arrancaran el corazón y ya no se puede componer, no hay palabras para describir este dolor, es como si estuvieras muerto por dentro, ya no hay alegrías, ni ilusiones, ni planes para el futuro, solo tristezas y soledad, esa soledad que se lleva por dentro, ese vacio que no sabes como llenar y que buscas en otras cosas pero que no logras llenar, ese silencio que tu ausencia me dejo y que a veces quieres gritar a todo el mundo y que callas por no herir a los demás.

    Se que tengo que aprender a vivir con esto, pero es difícil, duro y muy cruel y no se como hacerlo, día a día al irme a la cama me despido de ti con un beso a tu foto, y le pido a Dios que me lleve contigo que ya cumplí con lo que vine hacer, que mas quiere de mi?, ya no tiene sentido que este aquí si me falta la alegría de mi vida el porque de mi vivir, solo quiero estar junto a ti.

    Te quiero mucho mi niño, te necesito ahora más que nunca, necesito abrazarte, besarte, necesito volver a oír que me digas Mami, no sabes como te echo de menos y se que cada día que aun me quede por vivir estarás aquí en mi corazón, en mi mente y cada cosa que haga o diga estaré pensando en ti porque aunque te hayas ido sigues siendo parte de mi.
    ,

    Hoy salí de viaje, un viaje rápido y bonito. Aquí es corto, te espero a la vuelta de la esquina, pero para ti, sé que es largo. Hoy te escribo para contarte de mi viaje.
    Aunque no lo sepas traje el mejor equipaje que pude, y así quiero decírtelo. Mi maleta ha venido cargada de cariño, de amor que tú y sólo tú me has dado en todo este tiempo que hemos compartido.
    He traído también valores, muy buenos valores que tú me has enseñado. Aquí no he tenido que aprender a amar, mamá… porque tú ya me lo enseñaste.
    Quiero que seas consciente de la importancia del trabajo que has realizado, has hecho de mí la persona que aquí sigo siendo, y te repito: quiero que lo sepas.
    No lo olvides, me he traído conmigo cada juego, cada enseñanza, cada parte de ti que me diste, y créeme: eso lo es todo. Así ha tenido que ser y has tenido que ser tú, para poder enseñarme todo aquello que me ayudó y me sigue ayudando, porque sólo tú lo has hecho.
    No te preocupes por el tiempo que vas a estar sin verme, porque ahora me toca a mí.
    Me toca a mí, enseñarte y tener contigo la misma paciencia que tenías conmigo cuando me enseñaste andar: ahora te voy a ayudar yo a caminar sin mí, porque debes hacerlo y yo te guiaré en ello…
    Caerás unas cuantas veces, como tantas caí yo, pero recuerda… amorosamente me levantabas y me decías que pronto sanaría: hoy te toca a ti, mamá. Te toca levantarte y ponerte en pie tantas veces sea necesario… es sencillo, me decías, recuerdas? Pues hagámoslo juntos, estoy contigo. Si yo pude, tu puedes… somos uno, sabes?
    No te preocupes porque no hablemos, porque tenemos el mejor lenguaje que se pudo inventar: el del corazón.
    No te preocupes porque no nos veamos, porque mi imagen irá a ti cuantas veces lo necesites.
    No te preocupes porque no nos toquemos, recuérdame tan sólo y volverás a sentirme.
    Abre la maleta de todo el equipaje que me preparaste, y quédate con eso, pues “eso” soy yo.
    Si tú lloras, yo te secaré las lágrimas.
    Si sonríes, yo reiré.
    Si ríes, yo bailaré.
    Si bailas, yo saltaré.
    Y cuando menos te lo esperes, y sin que te des cuenta, habrás sanado y entonces estaremos verdaderamente juntos.
    Estoy en cada amanecer, dándote fuerzas para comenzar el día.
    En cada atardecer, tranquilizándote para descansar en un profundo sueño.
    En cada flor que se abre, dándole color y alegría a tu vida.
    En cada carcajada, llenándote de fuerza.
    Y en tantas pequeñas cosas, que ahora te pasan desapercibidas.
    Si no me encuentras, acude a mi casa que es la tuya: tu corazón y allí estaré.
    Te quiero mamá, se fuerte, por ti y por ellos…. ¡Y sonríe que te espero! Mi alma solitaria vaga en el tiempo
    Y busca en el silencio, la música del viento.
    Que tu voz sea sonido y no recuerdo.
    Como la cascada, sorprende al río
    Así quiero en mi delirio ser sorprendida por un beso,
    Y sentirme atrapada por los sueños
    Como la primavera, atrapa al frío invierno
    Y da con su calidez, paso a la vida.
    Así en mi sueño vendrías a mí.
    Vida de mi vida, floreciendo en el recuerdo
    Dejaría de ser un sueño, seria real el encuentro
    Y del el brotarían, nuevos silencios
    Donde la dulce melodía haría danzar mi desaliento.
    Mi alma seria cometa, surcando el cielo
    Y mi voz gritaría a los cuatro vientos
    No has muerto, te siento vivo, en cada momento
    Nuestro amor, seria manantial de agua viva.

    Regando el seco suelo, dejando huella a pasos ajenos
    Que en el dolor se hallen, perdidos, sin encontrar su sueño.
    Suave viento que da en la cara, cuando en la mañana
    Despierta el alma, aliento de amor lleno de esperanza.
    Se serena el corazón, ya no hay angustia ni desesperación
    Solo amor y esperanza siento al despertar,
    De tan inexplicable sueño.
    Ha sido tal o realidad…ahí lo dejo
    Seguiré viviendo mi realidad
    Sin importarme otros vientos, que bruscamente cambien
    Para azotar lo que siento.

    • Isabel badillo

      Hola buenas tardes que lindo mensajes me identifico con cada palabra con cada sentimientos expresados en un escrito ..Mi hijo miró hace 4 años tenía 24 años y ya sabe por qué ud lo vive es un dolor inexplicable

      Un abrazo ala distancia

  7. Isabel badillo

    La verdad hay gente que te dice ya an pasado muchos años superalo como si fuera tan fácil decirle al corazón hoy no sientas o no llores,no la verdad son personas que gracias a Dios no ando pasado por este dolor tan inmenso ..La verdad uno agradecería no hicieran esta clase de comentarios… uno un abrazo gigante a todas las mamás y papas que hemos perdido un hijo (a)

    • Nadie que no haya pasado por un trance semejante puede ni debe opinar. Un hijo aunque hayan pasado muchos años es imposible olvidar, cada día le recuerdas lo tienes presente en cada momento e instante de tu vida. Vivir, vivir, no se puede igual te planteas muchas cosas sobre todo por que? No es posible creer que haya pasado y cada día le esperas. Yo lo vivo así . No se puede superar mi hijo se marchó mañana hará 2 años y no lo creo todavía vivo en la esperanza, a pesar que falleció en mis brazos, que algún día le veré, podré abrazarle y besarle por todo el tiempo de ausencia. Camino por la calle mirando de encontrar su parecido con otras personas. Imposible verdad…. Mi amado hijo, mi joya, mi esperanza de vida. Donde estas….?

  8. yo perdi a mi hijo abraham ase ya 1 año y 6 meses y para mi fue ayer cuanto dolor dejo mi niño bello

  9. Elizabeth Aguirre mejia

    Hola yo perdí Ami bebé de tan solo un año y doce días este 5de septiembre ara dos meses es un dolor que día a día lo siento más no sé cómo poder sobreyevar está perdida pero ala vez Dios es tan grande que no permitió que sufriera.Dios sabe sus propósitos y en gran manera estoy agradecida por qué se que mi bebé dejo de sufrir el ya no le duele nada Dios a sánado todas sus heridas .solo le pido algún día volver a verle y tenerle entre mis brazos decirle cuánto lo amo..mi corazón quedó herido dejo un gran vacío.y solo en oración platico con papá Dios y encuentro alivio se que es un gran proceso pero tengo que salir adelante por mi otro hijo ..se que mi angelito está feliz en donde está en ese lugar hermoso.donde no ay sufrimiento.y que si Dios me lo permite lo vere nuevo .ese es mi consuelo ablar con Dios en mi oración y algún día verle de nuevo.

  10. Yo perdí a mi hijo el 14 de agosto, me lo mataron, y esto es lo peor que me ha pasado en la vida, tengo tantas preguntas en mi mente que solo Dios con el paso del tiempo me las podrás ir despejando, no entiendo porque la juventud de hoy se está matando y digo así porque son entre ellos mismos que se están matando. Dios dadme luz para saber cuál es tu voluntad y sabiduría para poder entenderla

    • Hola.a mi tambien me mataron a mi niño el 14 d agosto hace 3 semanas y me estoy volviendo loca y cn tantas preguntas. Solo le pido a Dios que me ayude a soportar tanto dolor.
      Un abrazo.

      • AMIGA LUZ DOMINGUEZ, BUENAS NOCHES.

        Enviamos a tu corazón un abrazo de amistad y cariño.
        La muerte de un ser amado no se supera de la noche a la mañana, la separación física de un hijo, va mas allá de las palabras y los abrazos de simpatía que puedan darte, tu estado de duelo en estos momentos es “normal” pero te aseguro mi reina que no te vas a volver loca, porque Dios Jehová se encargara de poner en tu corazón, esas vendas de amor, la paz y la serenidad que tanto necesitas.

        A lo mejor a muchas de tus preguntas nunca les encontraras respuestas y muchas otras serán respondidas con el tiempo, Dios Jehová está con nosotros en todo momento y hasta en los momentos de dolor supremo, atesora el amor y el recuerdo de tu hijo en tu corazón, esa será su morada por lo que te quede de vida, te deseamos lo mejor, Dios Jehová te bendiga grandemente, te esperamos en nuestro portal de amor.

        Amiga siempre:
        Amanecer cautiva.

  11. Perdi a mi hijo el mayor de tres de una forma muy cruel, le quiraron la vida a los 41 años, hace recien dos meses, de verdad es un dolor que no se puede describir y se que no pasará, solo mi fe me mantiene en pie…pedirle a Dios me de fortaleza, conformidad y resignacion es lo unico que hago todos los dias pero hay momentos que me derrumbo y pregunto porque porque de esa forma si era un ser bueno de corazon noble y muy creyente con sus defectos propios de un ser humano pero muy transparente y humanitario. Cada dia que pasa sin escuchar su voz y el “hola madre” es horrible me duele el corazon pero me consuelo porque se que esta en un lugar hermoso donde no hay dolor ni maldad y que cada dia que pasa es un dia menos para estar junto a el y abrazarlo y besar cada herida como cuando era pequeño…duele mucho la forma en que fue y eso no lo puedo superar y trato de no recordar para poder seguir de la forma que lo estoy haciendo con mucha fe en Dios.

Comenta, tu opinión también es valiosa: