Inicio > Relaciones > Familia > 10 buenas razones para no gritar a mis hijos

10 buenas razones para no gritar a mis hijos

A veces nuestros hijos se comportan tan mal que parece imposible no gritarles. Pero no es lo mejor ni lo más recomendable. Aquí tienes diez motivos para no gritarle a tus hijos.

Todos sabemos que nuestros hijos son adorables, maravillosos y lo mejor que nos ha pasado nunca, pero a veces… ¡a veces nos sacan de nuestras casillas!

No queda más remedio que gritar a los hijos:

Quizás nunca te considerases una “gritona”, pero de pronto te das cuenta de que, cada vez más, estás gritándole a tus hijos. Ten mucho cuidado, pues gritar es algo que muy rápidamente se convierte en un hábito.

Tus hijos no te escuchan, no te hacen caso, se están peleando… ¿y tú? ¿Qué puedes hacer? ¡Gritar para que te hagan caso! ¡Porque ya no sabes qué hacer!

Gritar acalla tu mensaje
Cómo regañar a los hijos

¿Pero sabes qué?

Es peor gritarle a los hijos:

Gritar te puede servir para la primera vez (y a veces ni siquiera eso), pero si dejas que se convierta en un hábito… ¡será peor el remedio que la enfermedad! Aquí tienes 10 BUENAS RAZONES PARA NO GRITARLE A TUS HIJOS. Si piensas en ello tal vez puedas plantearte dejar de gritar. Seguramente puedas encontrar otras tácticas para que los gritos no formen parte de tu hogar:

10 razones para no gritar a los hijos:

  1. Cuando gritas, estás enseñando a tus hijos a no prestarte atención cuando hablas en voz normal.
  2. Cuando gritas, estás enseñando a tus hijos a gritar.
  3. Cuando gritas, estás faltándoles al respeto (jamás le gritarías así a tus amigas, a tus compañeros de trabajo, etc.)
  4. Cuando gritas, te rebajas a su nivel y dejas de ser un buen ejemplo a seguir.
  5. Cuando gritas, estás transmitiendo este mensaje: “No te valoro lo suficiente como para hablar contigo calmadamente y con respeto. Te mereces que te griten.”
  6. Cuando gritas, tus hijos ya no te ven como alguien en quien confiar.
  7. Cuando gritas, no solucionas el problema (por ejemplo, si no encuentras su zapato, ¿de qué te sirve gritar?)
  8. Cuando gritas, tus hijos se sienten rencorosos, recelosos, frustrados, agresivos, tristes, etc.
  9. Cuando gritas, dejas de estar en su equipo. En lugar de estar en su bando, estás en el contrario.
  10. Después de gritarles, te sentirás mal y desearás no haberlo hecho.

Seguramente hay muchas otras buenas razones para no gritarles más. Todas las madres les hemos gritado a nuestros hijos en algún momento, pero debemos encarar la realidad: no está bien hacerlo. Por eso, no dejemos que se convierta en un hábito. ¿IDEAS? En lugar de gritar, habla mucho más bajito, para que tengan que esforzarse en escucharte. También, si estás a punto de estallar, mantente en silencio durante unos segundos hasta que captes su atención y tú te tranquilices. Después, habla calmadamente. Si te niegas a gritar, construirás un ambiente de respeto y serenidad, ¡y qué bello será tu hogar!

© Autor: Rebeca Byler.

Acerca de Rebeca Byler

© Autor: Rebeca Byler. Escritora y profesora de música, de grandes habilidades artísticas. De pocas palabras que siempre van al grano, dirigidas al corazón de quien las lee o escucha. Sus escritos , incluyendo sus novelas, suelen reflejar su visión de esperanza y fe en la que vive. Consigue sus libros.

También te podría gustar

¿Debo aguantar y soportar a mi esposo?

Una canción muy antigua decía que “si quieres el arcoíris, debes soportar la lluvia.”  Lo …

Un comentario

  1. Apreciaria si me informaran donde tengo que ir en su sitio,patra poder participrar en cartas y poemas del dia de la madre,envie una carta del dia de la madre por este medio x no poder encontrar el lugar de envio la coloque aqui en comentarios,apreciarian me hicieran llegar esta inf. al parecer mi carta a mi madrecita no participaria,por enviarla al lugar equivocado. Gracias Bendiciones

Comenta, tu opinión también es valiosa: