Inicio > Sentimientos > Soledad > El deseo de ser amadas que tanto se nos resiste

El deseo de ser amadas que tanto se nos resiste

Todas queremos ser amadas, pero a veces el amor se nos resiste, huye de nosotras. Aprende a reconocer los motivos, y soluciónalo:

Parece que desde el momento en que nacemos vivimos sin conectar con quienes somos realmente. Nos cuesta ser nosotros mismos, y nos vamos adaptando a los demás por la necesidad psicológica que sentimos de ser amados. Nuestro ego nos hace vernos como personas incompletas, así nos vemos y sentimos toda la vida, cómo si al nacer nos pusiesen un parche en el ojo y siempre viésemos con carencia, a medias. Esto se refleja, en especial, cuando nos miramos en el espejo, sintiéndonos incómodos e incompletos con nosotros mismos, con la persona que vemos reflejada.

La baja autoestima nos lleva a construir un muro:

Y así, sintiéndonos incompletas, vamos creciendo y desarrollando recursos, modos de pensar y actuar para intentar salir ilesas, o al menos con pocos moretones de los encuentros con otros, en el mejor de los casos nos montamos armaduras rígidas, profundas, pesadas que se corroen con el paso del tiempo, pero nos mantienen de pie en la vida sin raspadura alguna.

Aun así, no perdemos la esperanza:

Pero desde ahí vivimos con la esperanza de encontrar un tesoro, a aquel que nos ame según las coordenadas de nuestro corazón, alguien que entienda el amor como nosotras y que lo viva como necesitamos que lo haga. Alguien que es especial, para nosotras, ¡tiene que existir!

Sentir que nadie nos ama
Nadie te amará más de lo que te ames a ti misma

Pero se nos rompe la esperanza:

Lo malo es que, a consecuencia de esa bellas expectativas que tenemos, si aquel que elegimos no actúa como esperamos, no tardaremos en sentirnos desilusionadas, barriéndonos la alegría que por momentos tuvimos de haber llegado a la meta. Y así, nos vestiremos de apatía, enojos, tristeza, enjuiciaremos a Dios, a la vida, al universo, y en la noche podremos encontrarnos con el verdadero origen de tal magno desencuentro: no saber valorarnos apropiadamente, con pensamientos dañinos al estilo de “si él no me quiere tal como soy, seguramente sea porque no soy muy poca cosa”.

Nos sobreprotegemos y cambiamos las reglas de juego:

Así emprenderemos la cacería con nuevas estrategias, reclamaremos más, y nos entregaremos menos, estableciendo nuevas reglas para el futuro. Lo malo es que, si él no se adapta a ese nuevo modo de pensar que tenemos, volvemos otra vez a la catarata de reproches y reclamos haciendo que la relación sea insoportable.

  • No tenemos suficiente con un “te amo”,  queremos que piensen en nosotras todo el día.
  • No alcanza con un mensaje, queremos que el único mensaje que salga de ese móvil sea para nosotras.
  • Y no satisfecha con eso, quisiéramos empapelarle con nuestro nombre y rostro, para que todo su mundo seamos nosotras y nadie más.
  • Finalmente, en la desesperación de encontrar a quién nos ame, vamos perdiendo energía y transformándonos en estadistas.

Al final, es amándonos a nosotras mismas que mejor podremos amar y ser amadas:

Todas las personas deseamos ser amadas, pero a veces vamos cambiando nuestras expectativas por los demás. Sólo sabiendo y aceptando quiénes somos podremos amarnos para luego amar a los demás. Ser quienes somos implica integrarnos, conocer lo que nos enriquece y lo que nos empobrece, aceptar esos extremos e intentar encontrar el punto medio en el que podamos florecer en amor propio y sentirnos amadas.

© Autor: Chuchi González.

Acerca de Chuchi Gonzalez.

© Autor: Chuchi González.  Chuchi es escritora, tallerista motivacional, coach, médico de la risa y Líder en Yoga de la Risa. Argentina que radica en México. Qué le gusta: pintar al óleo, leer, escribir. Su misión en la vida: comunicar el amor universal.

También te podría gustar

Nuestra mala autoestima no sólo nos afecta a nosotras mismas

A veces creemos que nuestros problemas personales son sólo nuestros, y que no afecta nada …

Un comentario

  1. Bella la pagina,me encantan todas sus publicaciones además interesantes sobre todo para las jóvenes. Gracias y las felicito.Atte.Cira

Comenta, tu opinión también es valiosa: