Inicio > Sentimientos > Amor > Cómo actuar cuando tus hijos comienzan a tener pareja

Cómo actuar cuando tus hijos comienzan a tener pareja

La verdad es que asusta pensar que nuestros hijos e hijas han crecido tanto que ya puedan tener pareja. ¿Cómo actuar cuando comienzan a tener pareja?

A veces los hijos crecen demasiado rápido, y el día menos pensado, ya traen un novio o novia en casa. Asusta ver que llegaron a ese punto, ¿qué hacer? ¿Cómo actuar? Qué hay que hacer, y qué no, cuando los hijos se enamoran y comienzan a tener relaciones de pareja?

Cómo actuar cuando tus hijos comienzan a tener pareja:

Aquí tienes 10 sugerencias que te ayudarán a llevarlo mejor.

1. Recuerda cómo eras a su edad:

Intenta recordar cómo eras en tu adolescencia, qué cosas hacías y qué cosas decías. Si realmente no lo recuerdas, pregunta por ahí, tus amigos seguramente lo recuerdan, y tu mamá lo tiene grabado en su mente. Antes de saber cómo reaccionar y qué hacer, es bueno recordar cómo éramos cuando nosotros pasamos por la etapa que ahora viven nuestros hijos.

2. No te pongas celosa:

Digas lo que digas, lo cierto es que lo más seguro es que sí pases algo de celos. Cuando los hijos se comienzan a enamorar y a tener una relación de amor, ya definitivamente pasan de ti. Esa otra persona que tienen les ocupa todo el tiempo y corazón, ya ni te miran a la cara, ni te cuentan nada… Es normal que sientas que te están robando a tu hijo o hija, así que admítelo, acéptalo y supéralo. Si lo admites te será más fácil superarlo; negarlo sólo te pondrá más enrabietada con la situación.

3. Sé buena con su pareja:

Cuando la pareja de tu hijo o hija vaya a casa, hazle sentirse cómodo, acogido y a gusto. Nunca se sabe, por jóvenes que sean siempre existe la posibilidad de que acabe siendo su pareja de por vida, así que intenta evitar roces con ellos. Y aunque así no fuera, siempre será bueno llevarse bien con quienes nuestros hijos aman. Si no te gusta la persona que ha escogido, haz un esfuerzo e intenta conocerles y ver lo bueno que tus hijos ven. Haz que se sienta a gusto en tu casa, para que tu hijo o hija no tenga que estar siempre fuera, lejos de ti.

4. Habla con sus amigos:

¿Te sientes incómoda con la pareja que tiene tu hijo o hija? Lo más seguro es que tu hijo no quiera hablarlo contigo, y se sienta atacado por ti si le preguntas sobre ello. Tal vez sea mejor hablar con sus amigos, o con otros compañeros un poco mayores que ellos, que tal vez puedan decirte cómo los ven; tal vez te estés preocupando demasiado y no sea tan malo como crees.

5. Ten la conversación del sexo:

Hoy día parece que los hijos están mucho mejor informados sobre el sexo de lo que lo estuvo nuestra generación. Entre internet y demás, les sobra información, lo saben todo. Pero aun así, cuando sospechas que podría estar a punto de tener relaciones, te vienen los temores. Es una conversación incómoda, pero hay que tenerla. Muchos recomendarían enseñarles dónde guardas los condones, para que en caso de necesidad lo puedan tomar antes que provocar un embarazo indeseado. Considéralo.

Cuando los hijos se enamoran
Cuando los hijos se enamoran por primera vez

6. No agobies:

A veces tendemos a forzar demasiado las cosas con nuestros hijos, y al hacerlo se rebelan contra nosotras. Por eso, si estás intentando que te cuente cosas de su nueva relación de pareja, no lo fuerces demasiado o puede que rehúya de ti. Concede libertad, y puede que el resultado te sorprenda. Simplemente dile que aunque ahora no quiera hablarte de su pareja, tú siempre estarás abierta a hablar de ello, sea cuando sea que lo necesite. Y que es bueno tener alguien con quien hablar, que así será menos vulnerable.

7. Pon límites:

Esto dependerá de la personalidad de los hijos, pero para los adolescentes es fácil dejarse llevar por sus emociones, tanto así que ni se den cuenta de lo incómodo que es encontrárselos dándose morreo de besos por toda la casa. Si es un problema con tus hijos, pon límites. Hay ciertos lugares en los que quieres estar tranquila, con privacidad.

8. Limita su tiempo en el teléfono:

Hoy día los jóvenes no pueden vivir sin teléfono, pero aceptando eso tampoco significa que debamos dejarles sin control, todo el día pegados al teléfono. Está bien que se quiera relacionar con su pareja por WhatsApp, Facebook, o lo que sea… pero no que no se pueda despegar del aparato. Explícale que hay que saber estar con otras personas sin estar mirando al teléfono cada 3 minutos, que hay un tiempo para cada cosa, y que tiene que aprender a controlarlo.

9. Deja claro que enamorarse no le exime de sus responsabilidades:

No dejes que tus hijos descuiden su vida familiar, o especialmente los estudios, por tener pareja. Si es necesario, háblalo, que comprenda que aunque no tengas nada que oponer a la idea de que tenga pareja, eso no le exime de sus demás responsabilidades. Los estudios, por ejemplo, son esenciales. Puede tener pareja, pero nunca descuidar sus responsabilidades.

10. Piensa en ti:

Has pasado la vida velando por tu hijo, pero ahora que se hace mayor y busca su independencia, la comienza a tomar contigo, te falta el respeto, te ataca, y dice cosas que parecen tener la intención de hacerte quedar mal. Es así como se van desprendiendo de nosotras, las madres. Si estás pasando por esto, piensa en ti: siempre has sido una gran madre que lo ha hecho todo por sus hijos, ahora hazlo por ti misma. Si te sientes herida por uno de tus hijos, no entres en batalla con ellos, este no es el momento. Mejor piensa en ti y haz algo que disfrutas haciendo, tal vez algo que llevabas años sacrificando porque tenías que dedicarte a ellos. Piensa en ti, te lo mereces.

© Autor: Matilda B.

Acerca de Matilda B

Durante años una silenciosa lectora de Toda Mujer es Bella, Matilda está llena de intenciones y deseos de ayudar a otras mujeres. Colaboradora invitada.

También te podría gustar

10 cosas que decirle a alguien que está pasando por una depresión

Cosas que decir y evitar decir a un amigo, amiga o a nuestra pareja si …

2 comentarios

  1. Para mi personalmente, creo que es mas difícil de dirigirlo, cuando es una hija; porque uno como hombre sabe lo que el hijo puede hacer. Pero al no tener una hija no sabría como bregar con esta situación.

    Lo mejor que hizo Jehová dios fue el no tener yo una hija. Para hacer el cuento corto, yo crié una nena desde los 9 años y por más que le explique que es lo que los muchachos buscan en ellas y fue crudamente a los 15 años me dio un nieto.

    Estaba yo que si me encontraba de frente al individuo cuatro años mayor que ella lo masticaba. Así que me imagino el dolor que pasan los padres cuando tienen una hija legitima y alguien juega con ella. E nieto mio jamas a conocido a su padre y el sabe donde ella vive.

    Lo más duro para mi fue cuando ella me empezó a contar de porque no siguió los consejos que yo le dí. Le dije que ya no había nada que hacer si no que darle una crianza y educación al niño y eso ella esta haciendo. El niño me dice Papabuelo, porque yo he sido el que lo he mantenido. Ella esta a un año del bachiller en enfermería y esa es mi mayor satisfacción de mi vida para con ella.

    Pero volviendo al tema hay un dicho que dice: “Uno puede llevar al burro al río, pero no lo puede obligar a que baba agua”. Es muy difícil seguir las diez sugerencias que nos da nuestra amiga Matilda B, porque ” el río siempre correo hacia abajo” y así mismo son nuestros hijos hacen lo contrario que se les dice. No es que sean malas, ni que estoy encontra de ellas si no que la historia es otra.; yo diría que un 75% hacen lo que no se le dicen que haga.

    Bonito escrito y es una buena guía para aquellos padres que están entrando a esa etapa con hijos en la adolescencia. Es difícil pero se puede lograr en un 25%.. La amo a todas y gracia por dejarme conversar en nuestra casita, un beso y un fuerte abrazo.

  2. La verdad es que puede ser estresante cuando los hijos comienzan a tener pareja, muchas gracias por escribir acerca de ello.

Comenta, tu opinión también es valiosa: