Cómo afrontar un fallecimiento

© | |

  •  
  •  
  •  
  •  

Cómo afrontar un fallecimiento La pérdida de un ser amado marca huellas indelebles que quedan para siempre en el corazón. Cuando la pérdida es por divorcio tenemos que atravesar una etapa de duelo y recuperación, existen libros de “expertos” cada cual con nombres sofisticados y textos estudiados, que en cierta forma ayudan a que al final volvamos a ser “felices”, y hasta puede que nos enamoremos de nuevo y todo queda olvidado y hasta perdonado…

¿Pero qué pasa cuando la separación de alguien cercano a nosotros es provocado por la muerte?

La muerte de una persona amada no marca un antes ni un después en nuestra vida, no existen libros ni diccionarios que puedan decir las palabras exactas para consolar el dolor, la impotencia de no poder hacer nada, quedan muchas cosas pendientes por decir, proyectos sin terminar, acciones y cosas que guardamos “para mañana” un mañana que se quedo congelado en un futuro con esa persona amada que se marchó para siempre.

Nuestra historia se detiene y empezamos una nueva etapa sin ellos, el dolor es inenarrable, indescriptible, algo que no comprendemos ni siquiera quienes estamos pasando por ese dolor, la realidad es demasiado dura para afrontarla ni siquiera nos atrevemos a pensar en ella.

Perdemos a una madre o un padre y nos quedamos recordando las canciones de cuna con que fuimos arrullados alguna vez, inconscientemente buscamos esa sombra tan amada y tan vital en nuestra vida, ya no esta quien con ternura y amor, nos cubrió la cabeza para evitarnos un resfrió, la soledad es desgarradoramente silenciosa sin su voz, que hasta ayer fue música para nuestros oídos.

La madre que pierde un hijo, canta esas canciones de cuna que aprendió en su niñez y las canta en un susurro  a sus brazos que quedaron vacíos sin la presencia del hijo amado, tiene la esperanza que el viento lleven sus arrullos a quien extraña tanto.

Perdemos a un hermano/a y en la mente jugamos “a las escondidas” buscando en los posibles rincones donde se esconde la historia de nuestra niñez, deseamos encontrarlo, deseamos escuchar esas notas musicales que se quedaron mudas en su apagada voz, duerme, duerme mi hermano, prometo llorar calladamente para no interrumpir tu apacible sueño.

Pero nos levantamos cada mañana y añadimos un día, un mes, un año más a esa ausencia eterna hasta que un día de buena estrella nos una de nuevo, nuestros seres amados se escaparon, le ganaron la batalla al dolor, al sufrimiento, se le escaparon a este mundo muchas veces cruel e inhóspito, después de todo, ellos, quienes se nos adelantaron, alguna vez también tuvieron que despedirse de alguien a quien amaron, ya nos los alcanza ni el llanto ni el sufrimiento de quienes nos quedamos en una plegaria convertida en llanto, llanto convertido en oración.

A pesar de todo, debemos enfrentarnos al proceso de duelo, de aceptación,  ninguno nos garantiza, no podrían garantizarnos cuando o cuanto tendremos que caminar aun por esta vida para concluir el proceso de recuperación, sabremos que la hemos alcanzado cuando seamos capaces de emprender proyectos y sueños y trabajar en ellos, cuando nuestra risa salga de nuevo, cuando podamos de nuevo llevar una relación normal, con familiares o con nuevas personas, nuevos amigos y compañeros que lleguen a nuestra vida, sabremos entonces que aceptamos que nuestro ser amado ha muerto y no volverá.

No podemos, no debemos confundir aceptación con olvido, aceptar es volver a encontrarle sentido a la vida y a todo lo que hacemos, saber que somos capaces de recordar al ser amado con vivencias y memorias del ayer, sin sentir ese dolor y el llanto convulsivo que a un principio no podíamos controlar, pedir perdón y perdonando lo negativo que alguna vez pudo surgir, porque nosotros seguimos viviendo entonces que sea para honrar su memoria, es de suma importancia expresar nuestras emociones, y mas importante aun criar actividades que nos ayuden al inicio de una vida sin el ser amado, que nos ayude a aprender a tomar decisiones, a realizar o terminar lo que quedo pendiente,

Debemos forzarnos a nosotras mismas a guardar nuestro dolor y lágrimas en el baúl de los recuerdos, ese que tenemos en el corazón. Vendrán fechas importantes y acontecimientos en que los recordaremos, a lo mejor con una sonrisa, a lo mejor con lagrimas, algo si es seguro, ya no será el llanto incontrolable con la ansiedad del inicio, esperamos con esperanza y fe, por el reencuentro con nuestros seres amados. Esa es la promesa de Dios, y aunque seguimos con nuestra vida, esperaremos el momento del feliz reencuentro.

¿Has perdido a alguien amado en tu vida?
¿Cómo lo has superado?

¿Lo compartirás con nosotras?

Con el cariño y el respeto de siempre:
Amanecer cautiva del amor.


  •  
  •  
  •  
  •  
Anterior

Perder para ganar

¿Por qué lloras, mujer?

Siguiente

45 comentarios en “Cómo afrontar un fallecimiento”

  1. Hola Amanecer hola Bellas Mujeres:
    Les comparto que estoy superando la ausencia de mi madre, el 21 de marzo se cumplió un año de su fallecimiento,obvio que me golpeó, mucho más que la partida de mi padre eso ocurrió cuando era niña.
    Mi madre, enfermó y en cuatro meses se fué,uan experiencia que me inundó de angustia.
    Pero poco a poco,fuí resignándome, a veces sentía que ella aún me necesitaba y debía salir urgente a su casa, o inconcientemente pensaba tal cosa se lo compartiré a mamá,y me decía a mi misma,cómo puede ser que actúe así, si sé perfectamente que ella ya no está más.
    Leí mucho sobre los duelos, pero indudablemente tuve qie ser muy paciente conmigo misma, ya conozco mis tiempos,penas y otras cosas similares deben tomar un timpo para madurar y afianzar.
    Lo único que me molesta, es que por las noches a veces sueño con ella y no me hace bien,al día siguiente estoy mal.Me preguntarán si me despedí de ella sí de a poquito,fué un adiós.
    Pero la extraño,porque ambas con escuchábamos y conteníamos,y maba a mi hijo mayor muchísimo,por pequeños logros que alcanzase.
    Pero la vida es así,hay que aprender a madurar,a superarse y mostrarle a los hijos que cuan mas resiliente uno sea mejor supera las situaciones.
    Las quiero mucho.

    Responder
    • QUERIDA AMIGA AZUL NOBLE:

      Gracias mi amiga por tu oportuna llegada para la inauguración de nuestro tema de hoy.

      Creo mi reina que la muerte de los padres, tendrá que ser muy dolorosa, pienso que cuando somos niños, aunque esta la sensación de la perdida, no alcanzamos a definir la magnitud de la perdida, especialmente si quien se v primero es el padre y nos queda mamá con su ternura y cuidados, desprendernos de quien se ama tanto, no es fácil, desde cualquier ángulo que se vea, no es raro que pensemos en quien se nos fue, como que aun estuviera presente, pienso que esas son precisamente las cosas que quedan interrumpidas cuando se nos va, a lo mejor conversaciones que quedaron pendientes o algo que haríamos juntos, es doloroso mi amiga, con los meses aceptamos que ya no esta, empezamos en cierta forma a acostumbrarnos que ya no esta.

      Me atrevería a sugerirte mi reina, que tomes tus sueños, como una manera de estar cerca de tu mami, te aseguro que muchas personas, quisieran ver a su familiar aun que sea en sueños.

      Así es mi amiga, por amor a quienes nos necesita, tenemos y debemos superarnos ante cualquier perdida, puedes estar segura mi reina que tu mami vive a través de ti, en los ejemplos que te dejo como herencia, recuerda que si los llevamos en el corazón, se van físicamente, pero siguen viviendo en nuestro corazón.
      Gracias mi reina por compartir con nosotras, recibe un abrazo desde el fondo de mi corazón.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  2. AMIGA AMANECER CAUTIVA, hoy tocaste mi corazón profundamente con este tema que nos has traído.
    Me has hecho recordar los difíciles momentos por los que he pasado, cuando he llorado y sufrido por la pérdida de personas queridas, que se han ido dejándome sumida en el dolor, por ya no tenerlas a mi lado. Pensando en que ya nunca más volveré a disfrutar de sus risas, de sus palabras, de su compañía, tal como dices hasta que un día Dios nos reuna nuevamente en otro lugar.
    Superar el dolor es una difícil tarea, acostumbrarnos a su ausencia algo que solamente se va logrando a través del tiempo, pues con el paso del tiempo, llega el consuelo a nuestro corazón y la resignación de ya no tenerlas.
    No se olvidan nunca, siempre viven en un rinconcito especial del corazón, y cualquier detalle de la vida diaria hace que las recordemos, con un aroma, con una palabra, con un gesto vuelven a nuestra memoria.
    Principalmente cuando se trata de personas tan queridas como una madre, un hermano o hermana, un padre, esas personas que son parte importante de nuestra vida, es muy difícil superar el dolor por su pérdida.
    Sin embargo todo pasa en la vida, y hasta ese profundo dolor con el tiempo sa va haciendo menos, llega la serenidad, la calma al corazón y el consuelo de saber que disfrutamos de su compañía por un tiempo y que nos quedan los bellos recuerdos que dejaron, y que son un alimento para el alma y para los momentos de soledad y nostalgia.
    No es fácil, pero se puede hacer ayudados por los seres queridos que nos brindan su apoyo, su hombro para llorar, su pañuelo para secar nuestras lágrimas y así abrazados por el cariño de esas personas, vamos superando poco a poco ese inmenso dolor.
    Gracias amiga, por tu tema tan interesante, y que aunque toca las fibras mas sensibles del corazón, sé que ayudará a muchas personas a superar la pérdida de un ser querido.
    Para tí mi saludo afectuoso.

    Responder
    • MI QUERIDA AMIGA ESMERALDA:

      Así es mi amiga, cualquier cosa que hagamos nos los recuerda, pero lo dicho, los recordamos con mas serenidad, con resignación, y no mi amiga, no se olvidan nunca, aprendemos con el tiempo a dar gracias por el tiempo que estuvieron con nosotras, y aunque lamentamos ya no tenerlos con nosotros, los recuerdos lindos nos sostienen y hasta nos hacen sonreír.

      Tal y como lo dices la unión de la familia, el apoyo mutuo nos ayuda sobrellevar tan tremendo dolor.

      Gracias mi reina por hacerte presente en esta tu casita virtual, te esperamos, abrazos.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  3. Hola, preciosa, admirada y muy respetada amiga Amanecer Cautiva del Amor:

    Hoy nos has presentado un tema muy doloroso, cómo tu bién dices indescriptible, plasmar en letras, el inmenso dolor que deja en el alma en la persona que pierde a un ser amado.

    De todas formas, felicidades mi niña, ya que lo has expuesto con mucho sentimiento y con una inmensa profundidad en tu exposición del articulo.

    Estoy segura, que cuando lo lean amigas afectadas por ese hecho, les vas a dar un motivo para superarlo ya que tu articulo es muy alentador, para poder superarlo.

    Preciosa Dulce, a mi me parece que algunos humanos, no desean profundizar sobre el tema de la vida y la muerte. Creo que le dan pavor el no aceptarlo.
    También el ver a un muerto.
    Pero son los únicos que no hacen daño a otros.

    Parece cómo si todo esto no tubiera sentido lógico, el de vivir, para luego morir y quedar en la nada o en el olvido y cómo mucho te recuerden los mas allegados y queridos..
    Algunos actuan cómo si no quisieran aceptarlo o creerlo que se van a morir como todos.

    Y de lo que más seguros podemos estar todos es que nos tenemos que MORIR..puesto que es lo único seguro que tenemos cualquier ser vivo.

    También hay personas que actuan, pensando que cómo se han de morir igualmente, pués que en esta vida, dá lo mismo ser una mala persona que buena, al final todos al hoyo..
    Y luego están los que dicen, cómo me he de morir igualmente, que me quiten lo bailao, en fin.

    Y el tema de la MUERTE, se trata cómo tabú, casi todos decimos que se vaya a la otra acera, que pase de largo, que no me llegue por fa, todavía..que me deje más tiempo vivir.

    Amiga Dulce, por suerte yo no he perdido a ningún ser amado con la muerte y quizás no podría definir ese dolor tan profundo, pero si he conocido a personas que lo han vivido y es muy doloroso y duro ( no sé puede hacer nada de nada, que impotencia ante tanto dolor del que le acompaña) pero no insuperable ya que con el tiempo lo van aceptando, pero necesitan mucha ayuda con el apoyo de los suyos y de los amigos y incluso en algunos casos, necesitan ayuda profesional y más si es una muerte inesperada…o tragica.

    Precisamente esta noche he cenado con un amigo que ha perdido a su mujer hace unos meses y nos decía a mi amiga y a mi hace unos días, que el duelo era peor que el del divorcio, cosa que discrepabamos los demás, puesto que cada uno tenía su punto de vista.
    El nos afirmaba que prefería que su mujer, le hubiera dejado por otro y que ella fuera muy feliz, en vez de tenerla muerta ( y yo pensé eso si que es AMOR VERDADERO)

    Amiga Dulce, comentas diferentes tipos de perdidas en tu articulo, creo que todos son muy dolorosos, aunque como medir el dolor ante la perdida de un hijo, todo el mundo dice que es el peor y que el del marido, padre, madre o hermanos no lo es tanto o en la misma medida.

    Por mi parte, no lo quiero ni pensar el perder a mi hija, ya que hace unos años estuve a punto y aquello fué para mi, lo peor que me había pásado en mi vida y mira que me han pásado cosas dolorosas, aquello lo recuerdo con horror y me pregunto muchas veces cómo pude estar sin dormir tantos días y nada más que orando a nuestro Díos que no se la llevara, Díos como oré y como lloré. Díos me escucho y la tengo.

    Tu tema, dice que la persona que se queda viva y con la perdida debe seguir con los proyectos y con el luchar de cada día, pero algunas deciden que no, que para qué, si ya no es igual…si ya no lo va a disfrutar con su ser amado y perdido muerto.

    Deseo hacer un inciso y es que la persona viuda y más si es un caballero, parece que tiene más credibilidad y confianza, ante las mujeres, que un divorciado.

    Amiga Dulce, pienso que ninguna perdida de un ser querido es superable y mucho menos olvidada., pero quizás si aceptada con ayuda.

    Amiga Dulce, este tema se nota que está hecho con mucho cariño y un sentimiento muy profundo y desde el interior de ti misma, demuestra tu cálidad humana, como persona. ¡¡enorabuena amiga mia!!

    Un fuerte besote para ti y el resto de amigas.

    Te quiere, Bárbara.

    Responder
    • QUERIDA AMIGA BÁRBARA:

      Así es mi amiga, creo que lo único que no tiene explicación es la misteriosa muerte, no se logra entender el porque, cuando alguien se nos va en brazos de la misteriosa muerte, nos quedan mas preguntas que respuestas.

      Creo mi amiga que la muerte de un ser querido, no lo podemos digerir tranquilamente y de allí, que evitemos hablar “de eso” porque no podemos ni siquiera imaginar como será nuestra vida sin las personas a quienes amamos tanto.

      Siempre he pensado que nuestro paso por esta vida es corto, y de nuestras buenas o malas obras serán los recuerdos que se tengan de nosotros cuando nos toque “el turno” después de todo, nadie se escapa de dar ese paso, muchas personas necesitan ayuda profesional tal y como lo dices, todos los casos y las reacciones de la gente son diferentes, alguna personas lo aceptan mas fácil que otras, y hasta se pueden refugiar en el dolor y no dejarlo ir.

      Creo mi amiga que cualquier desprendimiento de quien se ama es doloroso, las opiniones pueden ser diversas, y de allí los deseos de que todo fuera diferente, sin embargo, muchas son las cosas en las que no tenemos otra opción que la aceptación.

      No hay manera para “medir’ el dolor , de lo que si estoy segura es que cada dolor es único, cada situación es diferente y te aseguro que cada cual lleva su dolor de diferente forma, yo no me puedo imaginar como será la muerte de un hijo, mi corazón se va para cada una de las madres que han perdido un hijo, sin embargo pienso que también lo debemos superar por amor a los que aun están, y si mi amiga, difiero en algo contigo, por intervención poderosa y divina, la muerte de un ser querido, aunque no se olvida, si se acepta y se supera.
      Recuerda que Dios nos asiste en todo momento y en cualquier acontecimiento en la vida,
      Gracias amiga por tu aporte, se te agradece en todo lo que vale.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  4. Hola Amanecer Cautiva..

    pero si pareciera que leen nuestra mente.. yo perdi a mi padre …va a cumplir 1 año el proximo 12 de julio…
    fue una etapa en la cual no espera que el parta.. ya que dos años antes papa enfermo de Acido Urico .. le dolian mucho los pies se quejaba mucho que le dolia le ardia nosotros tratamos de cuidarlo su medico lo atendia y tratamos que el estuviera bien ya que papa era muy fuerte y si se repuso…volvio al trabajo un año casi y decia que le dolian mucho sus pies causa por la cual el medico le dijo que se incapacitaria ya por 23 años de trabajo.. y asi pensaba papa retirarse ya del trabajo a sus 56 años estuvo bien un año mas pero en diciembre de hace un año papa se sentia mal y asi estuvo hasta mayo que fue cuando decayo mas … y el medico le empezo a hacer analisis y dias se sentia bien y dias mas pero en junio del año pasado papa cayo en cama ya se mareaba mucho y empezo a dejar de caminar nosotros no nos explicabamos porque si papa era muy fuerte hasta que el 13 de junio tuvimos que llamar a la ambulancia a casa porque papa se puso mal …( le dio una hipoglucemia) sudaba mucho y estaba mareado y decia que todo le daba muchas vueltas. y el paramedico le pregunto a mama que si a papa le habian hecho algun estudio o algo que explicara que pasaba asi que mama le dio los ultimos examenes de papa y dice el medico sra quiero hablar con su hijo el mas grande o con usted y se salen segun el afuera para hablar con mama pero pareciera que lo dijo a todos … y fue señora su esposo tiene que atenderse pronto necesita una cirugia …. su esposo tiene «Cancer de higado » todos nos quedamos callados no sabiamos nosotros la unica que sabia era mama pero no quiso preocuparnos y ahi sentimos que el mundo se nos derrumbo pero tratamos de no desmostrarlo porque estaban todos mis abuelitos, mi mama mis hermanos y algunos tios…
    asi que empezamos a ver porque los medicos no hacian nada porque ??? era nuestra pregunta y mama nos dijo que no queria lastimarnos y que sufrieramos ya que segun el medico le haria una pequeña cirujia y le quitarian un pedazo de higado …. pero no era cierto… nadie nos decia a que grado … en ese mes papa ya dejo de caminar un brazo le dolia mucho y adelgazo mas de lo que habia adelgazado en un año … y en ese mes fue internado 3 veces la tercera vez.. le dijeron a mama que ya no podian hacer nada por papa estaba en fase terminal….. (recuerdo eso y todavia lloro ) asi que el 12 de julio papa se fue en un mes… lo perdimos… pero cuando lo dan de alta del hospital papa llega se veia cansado pero contento y en la noche lo cuidamos hasta el amanecer y cada vez sus ojitos se cerraban mas hasta que a medio dia del dia 12 de julio vimos que le costaba trabajo respirar…como hijos nos despedimos de el … le dimos las gracias por ser nuestro papa por ser como fue y agradecerle que mejor papa no nos habia podido escojer diosito y que nos mando al mejor papa poco a poco dejo de respira .. y hasta que el se fue…

    no lloramos solo fue un adios en el cual es descanso ya que no podiamos seguir viendolo sufrir…lloramos lo que teniamos que llorar.pero no fue a lo que uno espera estuvimos consientes y lo dejamos ir.. ahora el nos cuida desde el cielo

    fue dificil pero se que papa ahora esta bien y ya no sufre..

    ahora lo recordamos se nos sale algunas lagrimas por que lo extrañamos pero con la esperanza que algun dia nos volveremos a encontrar ..

    ESTO ES LO QUE HEMOS HECHO EN ESTE AÑO seguir adelante y hacer lo que quedo pendiente ….

    yo no se porque no he llorado tanto ..si solo lo recuerdo y mis lagrimas corren pero no al grado del cual yo pensaba que lloraria…..
    y ahora donde quiera que estes papito … te mando y beso.¡¡¡¡y se que el me hace mas fuerte de lo que yo era…gracias..¡¡

    Responder
    • QUERIDA AMIGA AZUL2:

      Es difícil mi amiga, pensar que se acerca el aniversario de la ausencia de alguien tan amado, los recuerdos se acrecientan y salen todos juntos, especialmente cuando hemos estado con ellos en el momento de su partida, se repiten en la mente cada uno por uno los pasos de sus últimos meses de vida, nos queda el consuelo de saberlos bien atendidos cuando mas lo necesitaron, saber que de una u otra manera, se fueron serenamente y en paz, se que tu señor padre te dejo a ti y a tus hermanos esa herencia que nunca se termina, que estará con nosotros hasta el final de nuestros días, las enseñanzas y ejemplos que de ellos recibimos, no nos lo quita ninguno, ni siquiera el tiempo.

      No has llorado tanto mi reina porque nuestras lagrimas se convierten en sonrisas al recordarlos, te envió un fuerte abrazo mi reina y que el primer año de estar su el, sea de serenidad y tranquilidad al saberlo en mejor lugar.
      Gracias mi reina por compartir tus vivencias aunque dolorosas con nosotras, te esperamos en esta tu casita virtual.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  5. Hay algo que es seguro, en esta vida y es que al nacer, sabemos que un dia tendremos que partir, y logico es!, que habra mucha gente, que veremos partir antes que nosotros.Se siente desesperacion, mucha tristeza, y un gran vacio, imposible de llenar con nada, ni con nadie.Afrontar un fallecimiento es muy doloroso.El hombre, es un ser espiritual cuyo verdadero hogar es el mundo venidero y no este mundo pasajero. La vida en este mundo es asunto de solo unos cuantos anos, pero nuestra vida entera es eterna.El viaje de la vida se inicia en la matriz de la madre en el momento de la concepcion, cuando el alma comienza su vida eterna.Desde luego, el viajero no puede hacer ninguna preparacion para esta etapa. Su individualidad, capacidades, talentos, raza, nacionalidad, lugar y fecha dependen de la Voluntad Divina, esta etapa dura aprox. 9 meses.La segunda etapa comienza con el nacimiento del bebe en este mundo, de repente nos encontramos en un mundo infinitamente mas iluminado, mas amplio que el estrecho y oscuro mundo de la matriz, y en el que empiezan a funcionar conscientemente los poderes y facultades fisicas e intelectuales que recibiera en el mundo de la matriz.En este mundo, tenemos el libre albedrio de poder escoger el camino con respecto del bien y el mal.Y nuestra tercera etapa, es el momento en que el viajero deja su hogar temporal, en el mundo terrenal, preparado o no para la continuacion de su viaje eterno. Se corta la conexion entre el cuerpo fisico y el alma.El cuerpo, que ha servido como el vehiculo mediante el cual el viajero paso por este mundo, no se necesita para la tercera etapa del viaje, sino queda aqui descomponiendose gradualmente en polvo y sus atomos se dispersan por el mundo y son asimilados gradualmente por los distintos seres de la creacion en los reinos humano, animal, vegetal y mineral. El alma, el verdadero hombre pasa al otro mundo para continuar su viaje por los mundos espirituales de Dios.Asi, que yo lo tomo como algo muy «natural»pienso que esta separacion, es simplemente un lapso terrenal.Al igual que los organos fisicos y sentidos desarrollados durante la etapa embrionica nos permiten trabajar y mantener nuestro crecimiento organico en este plano fisico, del mismo modo los atributos divinos nos permiten realizar nuestro potencial en el mas alla.Es una ley de vida, y no podemos ir contra ella, pienso que hay que orar para los que se han ido, yo he sentido una conexion muy especial, con mis seres queridos a traves de la oracion, y la meditacion.Un gran saludo, para Ti con todo mi carino, querida Amanecer.

    Responder
    • QUERIDA AMIGA SUSANA:

      Totalmente de acuerdo contigo, cuando alguien llega a nuestra vida, no esperamos, ni siquiera nos imaginamos que un día se haya de marchar, nos has hecho un bosquejo muy acertado acerca de nuestro paso por este mundo, acerca de los ciclos que debemos cumplir y auque muy doloroso y triste, uno de ellos es nuestro desprendimiento de esta vida terrenal, y si, definitivamente que lo único que nos consuela es la oración, aunque muy en lo profundo no queremos pensar que nos llegara el momento de decirle adiós a alguien amado.

      Es increíble como Dios se encarga de suavizar nuestro dolor y desconsuelo, como después de un fallecimiento cada cosa va cayendo en su lugar, y aunque difícil, las lagrimas también cesan de caer, creo que además de la oración, debemos tratar de vivir cada día como si fuera el ultimo, estar conscientes del suceso imprevisto, no sabemos cuando nuestro ciclo va a cesar.

      Gracias mi susana hermosa por tu agradable compañía en esta nuestra casita.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  6. Hola, es la primera vez que escribo, desde hace algun tiempo leo esta pàgina, y veo que siempre tratan temas muy interesantes, o a mi me parece que los escriben para mi, el caso es que estoy viviendo dos de los casos mencionados… Primero despuès de muchos años de vivir en una pareja, que fuè hermosa, en cuanto a respeto, y cariño, (24 años), mi marido falleciò, asi de pronto sin aviso y dejandonos totalmente desvastados, a mi y a mi hijo de 13 años….Se que nunca volverè a conocer a alguièn como el, ya que era un excelente hombre, pero de verdad lo era,ee, no es una frase hecha porque se haya muerto. Entre nosotros habìa un compañerismo, una amistad, una confianza que no es comùn encontrar en ninguna pareja, a pesar de que eso si, no teniamos la pasion ni el amor de principio, no se como explicarlo, nuestra pareja era diferente a lo habitual, sabiamos casi siempre lo que el otro querìa sin tener la necesidad de decirlo, tenìamos atenciones el uno con el otro, y un respeto inmenso…Pero la vida me lo llevò, asi, sin explicaciòn y en dos dìas, es terrible, y me siento tan sola y desamparada que de no ser por mi hijo ni siquiera me levantaria de la cama…El caso es que luego de esto, me mude, estoy luchando por quedarme fija en un empleo y vivo dia y noche pensando que es lo mejor y que no, sobre todo para mi hijo que aun es pequeño, es imposible detallar aquì cuales son mis sentimientos, es que no encuentro palabras, pero lo que si es que me ha quedado la sensaciòn de que la vida es un asco, y que si nada me interesa, no hay nada que realmente me mueva,ya que y aqui viene la segunada cosa de la que hablaba, luego de esto conoci a alguièn, que todavia me pregunto como pude prestarle atenciòn, ya que no es mi estilo, no soy persona de relaciones espòradicas, pero està persona insitio, e insistio, y me deje llevar por la situaciòn, por un tiempo pareciò que podia haber una posibilidad de volver a ser feliz, o al menos de tener un motivo para seguir, pues saben que , en el momento menos esperado y cuando ya podia decirse que me habia interesado lo suficiente en està persona va y me traiciona……lo descubri…bueno ahi ya obviamente, me da lo mismo todo, y por supuesto NUNCA MAS volverè a creer en ningun hombre, el caso es que hasta hoy sigue diciendome que lo siente mucho que lo perdone, etc, etc, etc, y algun dia en que como hoy pueda, les contarè mejor como fuè esto, que ha sucedido hace ya bastante tiempo y que aùn no es un asunto terminado. Un abrazo muy fuerte, felicitaciones por este espacio que tienen, y gracias por darnos la posibilidad de volcar un poquito de las frustraciones que una lleva. hasta pronto. lurci

    Responder
    • AMIGA LURCI:

      Gracias amiga por tomarte tu tiempo para escribirnos y compartir con nosotras parte de tu vida.

      Es doloroso perder a alguien tan cercano a nosotras y mas aun, haber perdido a tu esposo con quien compartiste una historia de amor tan hermosa, se de primera mano lo que se siente perder a alguien tan repentinamente, pero se también que con el tiempo y fe en Dios, nos llega la resignación, nos acostumbramos en cierta forma que la sombra de alguien tan amado ya no estará mas, creo que en este proceso como en muchos otros, depende mucho de nosotras, la superación, aunque es difícil la aceptación es el primer paso, también creo que vale la pena pensar en concluir lo que hacían juntos, como en tu caso, tienes un hijo y te aseguro que tu esposo lo amaba tanto como tu, ahora te toca la tarea de amarlo por los dos, no por eso descuidarte de ti.

      No es justo ni para tu hijo ni para ti, que te olvides de las obligaciones que tenemos para nosotras mismas.

      En cuanto a esa persona que conociste y te traiciono, creo que no cale la pena no siquiera que alteres mas tu vida por el, tienes un hijo y por el vale la pena todo, incluso recuperarte de la traición de un desconocido que no te trae mas que frustraciones y amarguras, dices que es algo que no esta terminado, y solo te puedo sugerir que lo termines, que trates de recuperar tu fe y tu confianza, no precisamente para que busques un nuevo amor, porque como siempre se ha dicho, no necesariamente necesitas tener a un hombre a tu lado para que tu y tu hijo puedan ser felices. Mi amiga te deseo lo mejor, mas que todo te deseo que pongas orden en tu vida, alejando de ti a quien te hace daño y concentrando tu atención en ti y tu hijo.
      Pidele a dios que te de serenidad y paz a tu vida, déjate guiar por el, después de todo es la fuerza que nos lleva por los caminos difíciles que aun nos quedan.
      Gracias amiga por compartir con nosotras en esta tu casita virtual.

      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  7. !Hola! buenas noches…
    Ante todo reciban un cordial saludo….
    Les escribo para compartirles una historia que me llena de mucho dolor, y tristeza…

    el era un niño de tan solo 17 años de edad, el mayor de 4 hermanos, buen amigo buen hijo buen estudiante,,,y muy alegre, hace ya casi un año que lo vimos partir de este mundo dándole un ultimo adiós entre sus familiares, amigos y compañeros de estudio, toda su vida estudio con mi hermano, su niñez y adolescencia la pasaron juntos, compartieron alegrías ,tristezas, sueños, ilusiones, ya solo le faltaban 5 días para que les realizaran su acto de graduación de «BACHILLER» se podrán imaginar lo triste de tal acto mi hermano estaba devastado lloro muchísimo la muerte de su amigo, fueron manos asesinas las que decidieron quitarle la vida solo por que le provoco por celos un antisocial le cegó para siempre la vida a este niño, que entre rizas planeaba su futuro con decirles que murió sin saber que ya tenia un cupo en una universidad en la cual el tenia muchas ganas de entrar y seguir adelante, su sueño era estudiar ser un profesional, trabajar para sacar a su mama adelante y que ella no trabajara mas que se dedicara solo a descansar..como les digo era una maravillosa persona un espectacular ser humano que por cosas de dios o del diablo diría yo ya no esta compartiendo con sus seres queridos,,,es doloroso ver la cara de su familia que entre mucha desilusión por tan injusta partida lo recuerdan, entre lagrimas y tristeza quisieran que esto solo fuera una terrible pesadilla y verlo con vida…su madre que no supera ni superara nunca tan grande tragedia, como dicen: «UN HIJO SE PREPARA PARA VER PARTIR A UN PADRE PERO UN PADRE NUNCA SE PREPARA PARA VER PARTIR A UN HIJO» …digamos que esta es la ley de la vida que aunque es doloroso igual nosotros como hijos debemos sepultar nuestros padres cuando llegue su momento.

    Yo tuve la oportunidad de compartir con el pues como les digo era el mejor amigo de mi hermano, siempre lo recordamos tratando de no llorar pero es imposible no hacerlo era un ser humano con un gran futuro por delante y no merecía lo que le paso… lo recordamos por una cosa u otra el esta presente en cada conversación en cada comentario el es como una lucecita que nunca se apagara por que siempre estará vivo en nuestros recuerdos y en nuestros corazones..

    Siempre compartimos con su abuela que desde que el no esta nos visita vive muy pendiente de mi hermano yo digo que ella quiere que mi hermano realice los sueños y logre las metas que su nieto lamentablemente no podrá lograr.

    El próximo 26 de julio, se cumple ya 1 año de su triste partida, se que el es un angelito mas que esta en el cielo.
    Solo le pido a dios que le de el descanso eterno y lo tenga en su santa gloria..

    Me despido, dandole las gracias por compartir estos temas que nos llegan al alma…
    Bye graciasssss….

    Responder
    • AMIGA YELITZA:

      Bienvenida a esta tu casita virtual gracias por escribirnos, recibe el abrazo de amistad y cariño.

      Triste historia la que os compartes mi reina, mi corazón va esa madre que perdió a su hijo, lamentablemente son actos que se dan diariamente en todas partes, creo mi reina que un hijo no se prepara para ver partir a sus padres, pero no me quiero imaginar el dolor de una madre, aunque lo he vivido de cerca al ver a mi madre llorar y lamentar la perdida de mis hermanos, aun así, no me imagino la perdida de un hijo.

      Dios le ha de dar la resignación y la fuerza necesaria para que puedan seguir como al niño le hubiera gustado, ver a los suyos felices y realizados, gracias mi reina por compartir en esta tu casita virtual, Dios los bendiga, abrazos.

      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  8. hola atodas las amigas: Es muy triste y doloroso perder a un ser amado, yo hace muchos años que perdi a mis padres, en su momento me senti morir algo de mi se hiba con ellos, pensaba que aquel dolor y angustia no lo hiba superar nunca, le guarde luto (vestida de negro) por 2 años, pero el tiempo es sabio y es la medicina que va suabizando el gran dolor que se siente por la perdida de un ser querido….Tambien sufri la perdida de un sobrino mio, (mi ahijado) y el gran dolor de ver asu madre, (mi hermana) con aquel dolor tan horrible, desesperada, en estos casos nos quedamos si palablas para intentar aliviar tanto dolor, siempre estabamos muy pendiente de mi hermana para que estubiera acompañada, pero en algun descuido nuestro ella se hiba al cementerio no importaba la hora que fuera o por el dia o por la noche su intencion era esa de estar cerca de su niño, asin que yo me hiba muchas beces con ella para que no estubiera sola, y asin estubimos mucho tiempo, yo le pedia adios que la ayudara que le diera fuerza y que le aliviara tan grande dolor….Pero como edicho el tiempo y tener mucha fe en dios el dolor se va suavizando poco a poco, y nos queda sus bellos recuerdos… Nada mas, un saludo cariñoso para todas las amigas.

    Responder
    • MI QUERIDA AMIGA ESTRELLA DEL MAR:

      Así es mi amiga, cuando alguien se nos va con la muerte algo de nosotras se va con ellos, en el caso de nuestros padres, nos quedan los ejemplos y principios que nos fueron inculcados, es una herencia que no se nos termina nunca y que la podremos pasar a nuestras próximas generaciones, eso los hace estar a nuestro lado cada día y cada momento de nuestra vida, hasta que cumplimos nuestra misión en esta vida, con lo que nos cuentas de tu sobrino, solo nos demuestra que la unión familiar es muy importante en estos casos tan dolorosos.

      Sin olvidarnos por supuesto que la fe en Dios nos devuelve la tranquilidad y nos ayuda a aceptar lo que no podemos cambiar, gracias mi linda estrella por compartir con nosotras en esta nuestra casita virtual.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  9. Hola Dulce:
    Perder a un ser querido es lo mas duro que sufre una persona, y mucho peor si es de manera imprevista, el golpe es aun mas duro. Yo he perdido a mi abulito hace mas de 10 años, para miera como mi padre, y fue muy duro perderlo, a pesar de que era previsible, porque estaba muy enfermo y debil, pero uno siempre guarda la esperanza de que pueda recuperar su salud. A mi medolio mucho su fallecimiento, extrañaba su voz, poder hablar con el, darle mi cariño, pero entendia dentro de mi mas profundo dolor que ya no sufria mas, y que pronto estaria con Dios, ese es el consuelo mas grande que podemos tener, saber que la personita que queremos descanza en paz, para mi lo mas dificil son los primeros meses, dias, es cuando mas se los extraña, queremoscreer que se fueron pero volveran, aunque sabemos que no es asi, nunca se olvida eso es muy cierto, se acepta seguir la vida sin la presencia de estas personas que tanto queremos, y se guardan en el corazón los recuerdos mas lindos. Ellos viven en nuestro recuerdo y pensamientos y ahi son eternos.
    Creo que siempre hay que apoyarse en la familia y amigos, y si es necesario ayuda de un profecional tambien recurrir a ella.
    Pero como sera el dolor de perder a esa persona que amamos, con la que tenemos sueños, proyectos y un futuro por venir.Eso no lo experimente, y me imagino que deben ser tan desgarradoras e inecplicables que son mas dificiles de aceptar, como la muerte de un hijo, que es la razon de vivir de una madre.Dios mio, que ilumine a quienes sufren perdidas semejantes, pues nose si quiera si es posible pedir a una madre que acepte que su hijo no esta mas, que duro que dolor tan indescriptible e infinito debe ser.
    Mi bella Dulce, todos alguna vez sufrimos este dolor de perder a un ser querido. Es dificil pedir aceptacion, cuando la muerte casi siempre es injusta, inoportuna, irracional, pero la muerte no pide permiso, solo llega y se va llevandose a alguien que queremos, y deseamos irnos tambien, pero eso no es posible, luego del duelo, hay que continuar, levantarse y seguir nuestros proyectos y la vida misma.Porque pase lo que pase ni la muerte puede hacer que aquellos que se fueron dejen de estar presentes de alguna manera en nuestros corazónes.
    Un fuerte abrazo Amiga Dulce
    Mariposita

    Responder
    • QUERIDA AMIGA MARIPOSITA:

      Has dicho una gran verdad mi amiga, cuando alguien se enferma y los médicos dan un diagnostico definitivo, incluso te dan la estimación del tiempo que les queda de vida, aunque doloroso, nos preparamos mentalmente y aun preparamos la forma con que los llevaremos a su ultima morada, pero cuando es una muerte repentina, cuando no tienes idea de lo que nos espera para, cuando la llamada llega así, de repente, tu mundo se derrumba, en lo personal, ya experimente los dos casos, por demás dolorosos, como humanos, pienso que por la debilidad de la carne, somos egoístas, no aceptamos tan fácilmente que a quien amamos se nos escapa de nuestras vidas, sin embargo y aunque suene rudo y duro, la muerte llega como una liberación, un ganarle la batalla al dolor físico y por duro que sea, no queremos verlos debatirse con el dolor.

      Así es mi niña, imposible olvidar, pero el amor a la familia y la fe en Dios nos ayudan a seguir adelante recordando por siempre a los que ya no están más.
      Gracias mi reina por tu presencia ene esta tu casita virtual.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  10. 😥 El perder a un ser querido mmm es lo mas triste, mi padre hace ya 10 años murio, y parece que fue ayer el merito dia del padre lo estabamos cremando, fue algo muy doloroso, el murio de cancer en pancreas, somos solo 3 mujeres y mi madre, las 4 nos turnabamos para cuidarlo y ambas sufriamos con el al verlo sufrir el dolor inmenso que sentia por esta enfemedad mortal qu en solo 6 meses lo arranco de nuestras vidas, siendo el nuestro pilar y nuestra fuerza, pues al no tener hermanos el se hacia cargo de todo,y ara nosotras fue de lo mas triste ver como un hombre tan lindo, alto fuerte se consumia poco a poco en una cama, la horribles qumeterapias y sus resultados.. vomito y malestar despues de estas, aun asi un dia nos arrodillamos todas y le pedimos a dios con toda nuestra fe que si lo salvaria de esta enfermedad no lo dejara y si no, si el estaria sufriendo asi mejor se lo enmtregabamos y que el hiciera su voluntad eso fue un sabado 18 de noviembre del 99 comoa las 9:00 de la mañana y a las 10:20 el sr, nos respondio llamando a su precencia a mi padre, si se lo llevo a una mejor vida a su lado, y aunque esto nos destrozo el alma sabemos que esta con el abogando por nosotras sus hijas y mi madre que aun extraña su precencia el tenia 55 años muy joven, aun asi lo recordamos siempre, y esta en nuestros corazones por que fue el mejor padre del mundo lo amamos como siempre, y tenemos sus cenizas con nosotras como el siempre lo quizo, nos dijo que no queria estar lejos de nosotras y aqui lo tenemos en su casa, amigas el perder a un padre es lo mas triste, pero mas aun si lo vemos sufrir y aferrarnos a el aun sabiendo que esta sufriendo, le agradezco a dios el que lo haya quitado de sufrir y lo tenga con el a su lado, y nosotras siempre lo recoradaremos!!!! 😥

    Responder
    • QUERIDA AMIGA LINDITA:

      El poder de la oración es enorme, no cabe duda que nos ayuda en todo momento, es hermoso recordar a quienes se nos han adelantado en el viaje sin retorno, nos queda la satisfacción de haber luchado por de cierta forma hacer de sus últimos días lo mejor posible porque estuvieran tranquilos, nos quedan los recuerdos y eso los hace vivir por siempre.

      Gracias amiga por tu valioso comentario cargado de amor y memorias.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  11. Hola querida Amanecer.Que delicado tema, y que puedo decir?..En estos casos a vees las palabras sobran, yo creo que cada ser humano padece su duelo ante la muerte de un ser amado( que triste..realmente)dependiendo de su propia fortaleza , la FE ayuda ..de manera en mi opinion personal de manera incomparable,la Fe en un ser superior sin importar religiones..Es un hecho demostrado que SOSTIENE, hace que el el dolor sea de cierta manera mas tenue..Yo vi eso en mis padres (ellos perdieron dos hijos)..y lo que puede ver es que su Fe en Dios los ayudo como creo no lo hubiera hecho nadie mas, es que tienen la certeza absoluta que las personas que tanto aman estan al lado de Dios, que Dios es por algo que se los llevo a su lado, lloran su pena ( como no hacerlo?)..pero con el tiempo se va apaciguando..NUNCA SE OLVIDA..queda como un recuerdo con mucha mucha nostalgia, pero ahi esta la vida, ahi estan las personas que nos aman y AHI ESTA DIOS, que hace que la vida continue , finalmente solo nos adelantan..y estan ahi esperando..son angeles que ya no vemos..pero que nos cuidan (yo si creo eso)…Un tema delicado..porque cuando alguien amado se va…uno sabe que ya no volvera 🙁 , y es imposible decir que no se sienta dolor, pero pensemos como dije que se convirtieron en angeles..y APOYEMONOS EN DIOS…y en quienes amamos y nos aman.Dios siempre hace las cosas por alguna razon que nosotros como humanos desconocemos.Un abrazo Querida Amanecer , Que DIos te bendiga y Bendiga y de fortaleza a todas las personas de la pag que puedan estar pasando este tremendo dolor.
    PARISDENOCHE.

    Responder
    • MI QUERIDA AMIGA PARIS DE NOCHE:

      Absolutamente de acuerdo contigo mi bella amiga, en este como en otros muchos casos creo que todos manejamos nuestro dolor de diferente forma, también depende de las circunstancias, en mi caso, no se como, pero me arme de todo el valor posible, porque al recibir las palabras del medico, me dijeron también que le quedaban de dos a tres semanas de vida, mi hermano se me iba, tenia cáncer de hígado,
      Decidí ocultarle la realidad a mi madre y a mi mismo hermano, podría decirte que Dios me dio esa fortaleza para hacer los arreglos necesarios para cuando se nos llegara el momento, el estuvo 8 semanas, le celebramos su ultimo cumple años y ni por un momento mi madre me noto mi angustia de saber que cada paso de mi hermano, lo acercaba al final, se quedo dormido entre mis brazos, le hable al oído, y se me fue.

      La fortaleza me la siguió dando Dios con su infinito amor, para ser fuerte para mi madre, y si mi reina, el tiempo y Dios se encargan de hacer la pena mas liviana, aunque nunca se olvida, se reviven los momentos uno a uno y eso mantiene a nuestros seres queridos cerca de nuestro corazón, yo también creo en los ángeles mi parisina preciosa, no cabe duda que ellos nunca nos dejan a través de las memorias y el amor.
      Gracias mi amiga querida por siempre estar presente en esta casita donde se te quiere y se te respeta.

      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  12. wow que dificil es cuando pierdes a tantos seres queridos,yo perdi a mi padre hace 9anos y parece q fue ayer,perdi a los 12 dias de la muerte de mi padre a un hermano,fueron muertes coridas ,solo se llevaron 12 dias e,ntre la muerte de mi papa y de mi hno, a los 6 meses de esas 2 perdidas,perdi a otro hermano ,y no fue facil ya q estaba en tramite de mi boda q la tuve q posponer por mas de 1 ano,hace un 1 ano murio mi suegra,un dia de los padres,no es facil ,es muy triste tantas muertes asi de golpe como lo de mi padre y hermanos,a pesar de aver sido tanto tiempo atras,hace un mes murio MI AMIGO DAVID .MURIO TRAGICAMENTE EN UN accidente de moto ,era de guatemala,era un poeta un sonador ,escribia hermosos poemas, son esos amigos dificiles de encontrar por la red,me entere por su hermano y dias despues hable con el y con su madre,ella mientras me hablaba me daba las gracias por ser su amiga,ya q el le hablaba asu familia de mi,eramos muy amigos de esos q nunca olvidare ,a mi AMIGO (DAVID)ase un mes de tu partida y lo extrano mucho ,me senti tan triste por lo q paso,a veces pasan cosas q nunca entenderemos del por q pasan,asi es la vida,solo nos queda RECORDARLOS CON MUCHAS ALEGRIAS Y RECORDAR CADA MOMENTO Q PASAMOS TANTO CON NUESTROS FAMILIARES COMO LOS DE LOS AMIGOS Q SE AN IDO Y PARA SIEMPRE,ESOS QUE DEJAN HUELLAS ,ESAS HUELLAS QUE DIFICILMENTE PODRAN BORRARSE ,YA QUE ESTARAN CON NOSOTROS SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES.

    Responder
    • AMIGA LA MUJER DECIDIDA:

      Con tu relato me viene a la mente algo que sucedió en mi país, en ese tiempo para mí era increíble que alguien pudiera soportar tanto dolor, te cuento:

      Un señora se callo, estaba cortando algo para la cena, al caerse se hizo una fractura expuesta que requería de una operación, por lo que tubo que quedar interna en el hospital que yo trabajaba, su esposo la visitaba después de su trabajo, un día al señor lo atropello un carro a consecuencia del mismo falleció, la señora pidió salida en el hospital para ir el sepelio, a los 9 días del fallecimiento del padre, uno de sus hijos se suicido, en el entierro de el, a uno de los hermanos le dio una convulsión y lo internaron en el mismo hospital donde estaba la madre, a quien dicho sea de paso, se le desarrollo una infección en la pierna fracturada.

      Dos de los hijos mayores que se encontraban fuera del país, llegaron para ayudar en todo lo que estaba pasando, lamentablemente el niño con convulsiones, también falleció, en el regreso de cementerio, uno de los hijos que estaba de visita, defendió a un perro chiquito que se peleaba con uno mas grande, lo cargo para que no le hicieran daño, el perrito lo mordió en el dedo índice, no se le pudo iniciar el tratamiento adecuado en esos casos, (vacunas antirrábicas, ni contra el tétano) porque estaba bajo efectos del alcohol, la madre murió a consecuencia de la infección, al joven mordido se le desarrollo hidrofobia y murió, y por si esto fuera poco, a los 8 días del ultimo de los entierros, dos de los otros hijos, una mujer y otro varón se mataron en un accidente de trancito, por ultimo el ultimo de los varones se suicido y quedaron solo dos hijas mujeres. Todo esto sucedió en un lapso de 4 meses, ¿increíble? Si, si lo es, pero más que todo, es increíble la fortaleza que Dios en su infinito amor nos da a los humanos para sobrellevar la carga.

      Creo mi reina que el dolor no nos pasa, pero nos acostumbramos a vivir con el, es imposible olvidar o que deje de doler la ausencia de los que amamos, creo mas bien que es una de las forma con que Dios nos ayuda , es también con la esperanza de pensar que algún día volveremos a vernos, y nosotros aun estamos en esta vida terrenal con algún propósito.
      Te abrazo en mi corazón mi amiga y que Dios nos lleve de su mano, con la tranquilidad de saberlos libres de dolor.

      Gracias mi reina por tu participación, de verdad gracias de corazón.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  13. Hola a todas, yo reciente mente acabo d epasar por la perdida de mi papa esto sucedio el 17 de abril a penas algo mas d edos meses, les puedo decir que no ha sido nada facil, pero saben que el tenia un cancer terminal, Dios nos permitio disfrutar de el por tres anos mas despues de haberselo diagnosticado, poruqe desde q lo supimos ya era terminal y de una forma maravillosa el estuvo con nosotros llevando si un tratamiento paliativo con altas y bajas pero si pudo disfrutar con nosotros y nosotros de el, a pesar de que lo extrano mucho doy gracias a Dios porque ya no sufre mas de esos dolores y esta descansando ya lo necesitaba, pienso que verlo ya como estaba ultimamente es mucho mas doloroso como se estaba deterirando, Lo que nos da fuerza es recordar el padre luchador y apegado a sus hijos y el ejemplo de amor que nos dejó.

    Responder
    • QUERIDA AMIGA LA NIÑA:

      Recibe mis condolencias por la perdida tu señor padre, se que es un trance difícil, pero es muy cierto también lo que dices, no es fácil verlos sufrir de los atroces dolores físicos del cáncer, se que lo extrañas, pero ten la seguridad que el esta contigo y con tu familia a donde quiera que vayan a través de sus ejemplos y su amor.
      Dios le dará el consuelo y la conformidad que es tan necesaria en estos casos.
      Gracias por compartir en esta tu casita.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  14. Uff!… vaya tema!!!… hablar de la muerte para mi encierra un misterio, que hay?, que sigue?…para quien se va.. pero quien se queda.. que dolor tan grande e inexplicable queda en el corazón..!

    Casi no comparto experiencias personales, hoy lo haré..

    Hace 5 años murió mi cuñado, habíaos ido a nadar mi hernana, mi cuñado, mis hijos y yo, a un río que el conocía perfectamente, el había nacido muy cerca.

    La terde era hermosa, comimos, jugamos, finalmente mi hermana y el se alejaron un poco.. de repente sin saber como.. la corriente lo arrastró y se lo llevó por debajo del agua.

    Soy brigadista de primeros auxilios, cuando lo encontraron aun estabab vivo, pero tenía un paro cardiorespiratorio..y aunque le di reanimación..fué imposible salvarlo.. cuando los parámedicos llegaron (hora y quince minutos despues) llevaba aprox 20 min de haber muerto.

    Los momentos siguientes parecían ser una horrible pesadilla, y los días siguientes..comenzaba a volverme loca, culpandome no haberlo podido salvar. El dolor, la confusión, la culpa..LA NEGACION ante lo sucedido no me permitía recuperarme.. TENIA que ser fuerte y ni siquiera me di la oportunidad de llorarle..cuanto daño me hice!

    Me acerque mucho a Dios, le imploré me tomara entre sus brazos y arrancara de mi corazón tanto dolor y desesperación.. y entonces.. algien a quien amo me regalo un libro que me ayudo a continuar.

    Supe que tenía que llorar todo lo que tuviera dentro, era como exfoliar el alma, y después venía el coraje, negación, ansiedad y muchos sentimientos encontrados… hasta que leí una idea que hice mía.. «TE TOCO VIVIRLO, ABRE LOS BRAZOS Y ACEPTALO, NO TE OPONGAS, MIENTRAS MAS RAPIDO LO ACEPTES, MAS RAPIDO PASARA»..

    Y lo comencé a aceptar. Después hice un par de dinámicas para «dejarlo ir».. y también dejé ir mi culpa, mi dolor.

    Hoy lo recuerdo con mucho cariño.. y ayudandome pude ayudar a mi hermana a superarlo también.

    Mis hijos recibieron tratamiento y hoy, no negamos lo vivido y lo platicamos sin temor, sin miedo, sin culpa.

    Cuanta gente vive o trata de vivir llevando a cuestas cargas tan pesadas, solo puedo decir gracias a Dios por escuchar mis plegarias y permitirme hoy, compartirlo con ustedes.

    Un fuerte abrazo reconfortante a todas ustedes.

    Responder
    • QUERIDA AMIGA GUERRERA:

      Se de primera mano la culpa que se siente cuando nuestros intentos por detener a alguien con nosotros nos fallan, coincidimos en profesión y al igual que a ti, a mi también me fallaron todos los intentos que hice para retener a mi padre, al igual que a ti, la muerte me gano la carrera y es horrible lo que viene después, no cabe otro pensamiento que `si hubiera echo esto o lo otro, lo que menos nos cabe en la cabeza es que no supimos como actuar en su momento, sin embargo creo que nadie muere en la víspera, y a pesar de lo difícil y doloroso, nos llega el momento de la aceptación, aunque nunca llegamos a olvidar.

      Es Dios quien se encarga de nuestros pesares y dolores, gracias mi reina por compartir tu historia, gracias de corazón.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  15. hola a todas!…esta es la primera vez que escribo aqui. yo por mi parte, sufri la perdida de mi papi, fue muy duro verlo sufrir y ver que se me iba a de apoquito, ya que teni cancer de higado, que luego tomo el estomago.Estuve con él desde el primer momenTo en que lo internaron, no lo queria dejar solo, ademas nos tuvimos que ir a otra ciudad cercana a la nuestra, ya que le podian dar mejor servicio, pero gracias a Dios en esa ciudad estaba mi primo y una amiga mia, que fueron mi sosten dia y noche, no me dejaron caer en ningun momento, para que yo me viera bien adelante de mi papi, y le de fuerzas para continuan dia a dia, tenia el apoyo de mi mama y mi hermano y demas familiares y sobre todo de Dios dandome fuerzas para seguir, primero él no sabia lo que tenia, lo operaron y desde comenzo a estar mal, a desmejorar dia a dia, lo veia como se consumia, y con solo pensarlo en estos momentos se me hace un nudo en la garganta,todavia me cuesta pensar que no esta mas aca conmigo y mi hermano, pero sé que él esta en un lugar mejor sin sufrimientos, y que desde alla nos mira y nos alienta junto a Dios a seguir con nuestras vidas, estuve con él hasta lo ultimo junto con mi primo, hasta que dio su ultimo suspiro, le hable al oido lo tenia tomado de la mano le di un beso en la frente y cerro sus hermosos ojitos. ahora van a hacer dos años en agosto, pero todavia me cuesta asimilar que ya no esta, nosotros seguimos con nuestra vida, los dos con mi hermano nos apoyamos mutuamnete, con el apoyo de mi mamá, de su marido y mis hermanitos mas chiquitos y bueno demas familiares y amigos, estamos saliendo adelante, es verdad uno no se olvida de las personas que se fueron pero de apoco uno va aceptando la perdida.
    nos toco en este año y medio pasar por fehcas especiales, como en ese mismo año la graduacion de bachiller de mi hermano, nuestros cumpleaños, las fiestas, el cumple de mi papi, el dia del padre y demas, son dias tristes pero sabemos que él nos esta dando fuerzas para seguir.. y que desde alla donde se encuntra junto a dios se encuentra orgulloso de nosotros.
    por mi parte tambien, mi amiga la que estuvo siempre conmigo acompañandome todos los dias que estuve con mi pa internado, esos tres meses no me dejo, sufrio poco de un mes en septiembre de ese mismo año, la perdida de su papi, fue muy duro para nosotras, pero desde ese momento si antes eramos unidas ahora es mucho mas que eso, y las dos nos damos aliento cada vez que una decae, ya que todo esto es un proceso..
    pero sabemos que Dios lo que hace lo hace por una razón, que solmante Él sabe, pero que tarde o temprano lo sabremos nosotros tambien,
    bueno les dejo un beso enorme

    Responder
    • AMIGA LA PIPI, BUENAS NOCHES:

      Bienvenida a esta nuestra casita virtual recibe el abrazo de hermandad y cariño, esperamos que tu estadía entre nosotras sea placentera.
      Creo mi amiga que en estos casos, el consuelo mas grande es saber que ya están libres de dolor físico, no es fácil ver como se consumen de a poquito, creo que la muerte en cualquier forma que nos llegue, siempre será triste que se nos vallan, pero Dios nos ayuda a llevar nuestra pena, la unión familiar y de amigos es muy importante en esos momentos, y si mi reina, se acepta la perdida porque nos convencemos que para ellos fue lo mejor, Dios no se equivoca y es quien nos ayuda y nos guía.
      Gracias mi reina por compartir con nosotras en esta tu casita que desde ya puedes llamar tuya.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  16. Hola Dulce:

    La muerte de un ser querido siempre va ha ser devastadora.El vacio que deja es indescriptible. Solo Dios puede ayudarnos a soportar el dolor y hacerlo dia a dia más llevadero.

    Yo tuve la hermosa experiencia de servir a mi madre y sufrir junto con ella el dolor del Cancer (fibrosarcoma). Tengo hermosos recuerdos de su ferrea lucha contra el cancer durante 8 años durante los cuales sufrimos el dolor de la quimioterapia, la radioterapia, las entradas y salidas del sanatario. Hasta el dia que el doctor nos dijo que el cancer ya era invasivo y solo dependia de la voluntad de Dios. Estuve con ella al pie de su cama hasta el dia que murio. El 23 de junio cumplio 8 años de fallecida tenía 49 años cuando murio.

    Ahora sé que tengo un angel en el cielo que me cuida y protege. Y oro para que yo algun dia pueda llegar a ser la maravillosa mujer, madre, esposa e hija que fue mi mami.Dios nos de fuerza y fortaleza para recordar a nuestros seres queridos con amor y alegria y el tiempo para no recordarlos con dolor.

    Con cariño,

    Responder
    • QUERIDA AMIGA ROCÍO DE LA MAÑANA:

      No cabe duda mi reina que sigues los ejemplos de tu señora madre, lo que la hace estar presente en todo momento junto a ti, muchos de los que se nos van, nos dejan lecciones de valentía, se enfrentan a la muerte y le pelean, aun sabiendo que les llegara, eso es lo que nos debe dar fuerzas para seguir en nuestro paso por esta vida terrenal, hasta el momento de reunirnos de nuevo.

      Gracias mi reina por tu siempre presencia en esta tu casita virtual.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  17. MI BELLISIMA DULCE;
    AMANECER CAUTIVA DEL AMOR:

    Este tema me ha llegado al alma mi bella santa, tal vez será por los sentimientos aflorados recientemente en tí, en mí, en las situaciones que juntas hemos compartido por la muerte de nuestros hermanos, en tu caso doble dolor tu hermano y tu hermana, en mi caso: mi «Vita» inolvidable que se fue apenas hace unos cuantos mesess y hasta la May que nos acompaña con su dolor propio ¿Te has dado cuenta que su abuelito entró en reposo un día 18 de apenas hace escasos 11 meses?, o sea las tres mosqueteras de nuestra casita virtual, uff si te digo manita, cuando Diosito nos quiere fortalecer, siempre nos manda paquetes pesados, pero hay que soportarlos con fe como dices.

    Y que afrontar equivale a enfrentar con valor, con decisión, con entereza, con valor, con fe, con esperanza de que el Señor todo lo hace con un motivo, una poderosa razón y que sus designios son inexcrutable que a nosostros como seres humanos, quizá no nos corresponde cuestionar.

    Sé que la partida inesperada de tu dulce hermanita querida sigue doliendo más allá de la piel, que llores y sufres en silencio mi santa de los mártires para que nadie te vea en las esquinas de tu casa desquitando tus rabia contenida contra el destino, contra las adversidades, contra tu suerte manita querida que no sales de una cuando te metes en otra, ya vez, recién había partido tu hermanito y después tu hermana, y dos golpes seguidos enloquecen de dolor a cualquiera, somos humanos y es normal que sientas tanto el fallecimiento doble de tus seres queridos tan seguido.

    Pero ¿sabes? en tu bellísimo tema mencionas algo muy importante: ACEPTAR NO ES OLVIDAR, por supuesto que no es lo mismo.

    Aceptar es; precisamente tomar conciencia de que la vida y la muerte son parte de un proceso vital de la naturaleza y el hombre con sus ciclos, con sus misiones y compromisos, con sus circunstancias, con sus virtudes y sus defectos, con sus sueños, con sus logros propios y el logro para los otros.

    Aceptar, por supuesto no se trata, ni es algo para conformarse y cómodamente echarse la cola al hombro y olvidar indolentemente y no recordar nunca más a los seres queridos ¡por supuesto que no!, eso sería inhumano y hasta grosero. Creo que es un acto piadoso y muy amoroso recordar de la manera más hermosa a los seres tan queridos que se nos han adelantado en este camino seguro que todos tenemos y en el que solamente se nos adelantaron algunos y eso es todo.

    E incluso dicen mi bella, que cuando las personas lloramos mucho a nuestros muertos, no los dejamos ir, no los dejamos descansar, los atraemos con nuestro llanto y ellos tambien sufren por nosotros sin imaginar que son a ellos a quienes precisamente lloramos por su partida, pero ellos no saben que han partido, ellos siguen por un buen tiempo haciendo en este mundo lo que hacían siempre, caminando por su casa, visitando a sus amigos y familiares, trabajando en el mismo lugar, comiendo lo que más les gusta, etc, voy a ver si tengo por allí guardado un escrito al respecto para compartirlo con mucho gusto contigo y con todas nuestras amigas mi santa ¿me lo permites por favor?

    Te quiero siempre… ¡y mucho!

    Tu hermana del alma,

    Doral.

    Responder
    • MI MUY QUERIDA Y RESPETADA DORAL:

      Mi bella, la vida nos unió en determinado momento por el amor, hemos llorado y hemos reído juntas, nos hemos abrazado en la distancia unidas por el dolor, cada una de nosotras con meses de diferencia, y si mi bella, sigo pensando que es la fe en Dios y en nosotras mismas, lo que nos ha ayudado a salir adelante y seguir de pie como a nuestros amados les hubiera gustado vernos.

      ¿Sabes mi bella? Por la naturaleza de mi profesión, me ha tocado muchas veces correr para tratar de ganarle la carrera a la muerte, muchas veces lo hemos logrado, muchas otras la hemos perdido, y fue muchas veces en esos momentos, cuando pensé que esta preparada para cuando el momento me llagara a mi misma, con uno de mis seres queridos, pero es mentira mi bella, nada nos prepara para decirle adiós para siempre a una Eva amada, o a papito querido, o a mi Aura o mi Hugo, sin embargo después de ver tantas atrocidades disfrazadas de muerte, me convenzo que no es la forma como murieron por lo que debemos de llorar, pero si sonreír por la forma que vivieron su vida.

      Aun así mi bella, y como por lo visto me conoces muy bien, debo aceptar que si, hay momentos que me gana la impotencia, la rabia, el dolor, no se decirte quien me duele mas, si mi hermano que tuvo tiempo de decir un ‘hasta luego” o mi hermana y mi padre que fue tan traumática mente repentino, a pesar de todo eso, tengo tanto por que darle gracias a Dios, el tenerlas a ustedes dos a ti mi bella y a mi osita consentida, tengo a las amigas de esta casita virtual que se desbordan en amor, incluso, tengo que darle las gracias a Dios Jehová por haberse llevado a mis amados en el momento que lo hizo, creo que aunque doloroso para mi y mi familia, fue lo mejor para ellos, gracias mi bella, gracias Shoshan, gracias a todas por estar allí, abracémonos en el amor de Dios omnipotente y amoroso, este corazón lastimado, las ama a todas.

      Gracias mi bella por tus palabras, se que salen de tu corazón y en mi corazón las recibo.
      Feliz y orgullosa de contarte entre mis mas preciados tesoros.

      Amanecer cautiva del amor (Dulce)

      Responder
  18. LOS MISTERIOS DE LA VIDA Y DE LA MUERTE.

    Comparto un video alusivo a este tema valioso mi bella, que según las enseñanzas gnósticas, son evidencias de experimentos realizados por maestros de la luz como un aporte a la humanidad doliente. Os dejo con mucho amor, para reflexión profunda de todas nuestras amigas de esta casita virtual

    http://www.tu.tv/videos/los-misterios-de-la-vida-y-de-la-muerte

    Y como la cátedra que quiero compartir es bastante amplia (no es mía no te espantes jaja), la voy a poner en el próximo comentario ¿te parece mi bella santa?

    Gracias por permitirme, tqm

    Doral.

    Responder
  19. CONFERENCIA COMPLETITA SOBRE LOS MISTERIOS
    DE LA VIDA Y LA MUERTE.

    Esta conferencia fue dictada por el Venerable Maestro SAMAEL AUN WEOR, en el Desierto de los Leones, en la ciudad de México, D.F. en el año de 1968, a un grupo de estudiantes gnósticos, entre los cuales que tuve la dicha de pertenecer desde el año 1980 hasta el año 2000. Para todas ustedes rogándoles un poquito de paciencia por lo extenso de la lectura, pero muy valiosa y nutritiva.

    «Vamos a comenzar la plática de esta noche; espero que todos pongan el «máximum» de atención.

    Voy a hablar hoy sobre los Misterios de la Vida y de la Muerte; ese es el objeto claro de esta plática.

    Vamos a hacer una plena diferenciación entre lo que es la Ley del Eterno Retorno de todas las cosas, la Ley de la Transmigración de las almas, y la Ley de la Reencarnación, etc.

    Ha llegado el momento de desglosar ampliamente todas estas cosas, a fin de que los estudiantes se mantengan bien informados.

    Es obvio que lo primero que uno necesita saber en la vida es ¿de dónde viene, para dónde va, cuál es el objeto de la existencia, para qué existimos, por qué existimos? etc., etc., etc.

    Incuestionablemente, si queremos nosotros saber algo sobre el destino que nos aguarda, sobre lo que es la Vida en sí, se hace indispensable, primero que todo, saber qué es lo que somos; eso es urgente, inaplazable, impostergable.

    El cuerpo físico, en sí mismo, no es todo. Un cuerpo está formado por órganos y cada órgano está compuesto por células; a su vez, cada célula está compuesta por moléculas y cada molécula por átomos; si fraccionamos cualquier átomo, liberamos energía. Los átomos en sí mismos, se componen de iones que giran alrededor de los electrones, de protones, de neutrones, etc., etc., etc., todo eso los sabe la física nuclear.

    En última instancia, el cuerpo físico se resume en distintos tipos y subtipos de energía, y eso es interesantísimo. El mismo pensamiento humano es energía; del cerebro salen determinadas ondas que pueden ser registradas sabiamente. Ya sabemos que los científicos miden las ondas mentales con aparatos muy finos y se les cataloga en forma de micro-voltios. Así pues, en última instancia nuestro organismo se resume en distintos tipos y sub-tipos de energía.

    La llamada «materia» no es más que energía condensada por eso dijo Albert Einstein: «energía es igual a masa, multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado»; y también afirmó en forma enfática, que «la masa se transforma en energía y la energía se transforma en masa». Así que, en última síntesis, la llamada «materia» no es más que energía condensada.

    El cuerpo físico tiene un fondo vital orgánico. Quiero referirme, en forma enfática, al «Lingam Sarira» de los teósofos, a la condensación Bio-Termo-Electromagnética. Cada átomo del Cuerpo Vital penetra cada átomo del cuerpo físico y lo hace vibrar y centellear. El Doble Vital o Cuerpo Vital, es realmente una especie de doble orgánico. Si por ejemplo un brazo de ese Doble Vital se sale del brazo físico, sentimos que la mano se nos duerme, que el brazo se nos duerme, pero al volver ese brazo vital a entrar dentro del brazo físico, al penetrar cada átomo del Cuerpo Vital dentro de cada átomo del cuerpo físico, se produce una vibración, la vibración esa que siente uno cuando se le duerme un brazo y tiene uno que despertarlo, una especie de «hormigueo» por decirlo así.

    Bien, si se le sacara definitivamente el Cuerpo Vital a una persona física, y no se le volviese a traer, moriría la persona física. Así que resulta interesante esto del Cuerpo Vital; sin embargo, tal cuerpo no es más que la sección superior del cuerpo físico, es dijéramos, la parte tetradimensional del cuerpo físico. Los vedantinos consideran al Cuerpo Vital y al físico como un todo, como una unidad.

    Un poco más allá pues, de este cuerpo físico con su asiento vital orgánico, tenemos nosotros al Ego. En sí mismo, el Ego es una suma de diversos elementos inhumanos que en nuestro interior cargamos; es obvio que a tales «elementos» los denominamos Ira, Codicia, Lujuria, Envidia, Orgullo, Pereza, Gula, etc., etc., etc. Son tantos nuestros defectos, que aunque tuviésemos mil lenguas para hablar y paladar de acero, no acabaríamos de enumerarlos a todos cabalmente. Así pues, que el Ego no es más que eso.

    Hay gentes que entronizan al Ego en el corazón y le hacen un altar y le adoran; son equivocados sinceros que suponen que el Ego en sí mismo es divinal, y en eso están perfectamente equivocados.

    Hay quienes dividen al «yo», en dos: «yo superior», «yo inferior», y quieren que el «yo superior» controle al «yo inferior». No quieren darse cuenta esas gentes, no quieren darse cabal cuenta tales personas, que «sección inferior» y «sección superior» de una misma cosa, son la misma cosa.

    El «yo», en sí mismo, es tiempo; el «yo», en sí mismo, es un libro de muchos tomos; en el «yo» están todas nuestras aberraciones, todos nuestros defectos, aquello que hace de nosotros verdaderos animales intelectuales en el sentido más completo de la palabra.

    Algunos dicen que el «Alter Ego» es divino y le adoran; es otra forma, pues, de buscar escapatorias para salvar al «yo», para divinizarlo, porque el «yo» es el «yo», y eso es todo.

    La muerte, en sí misma, es una resta de quebrados; terminada la operación matemática, lo único que continúa son los «valores». Estos «valores» son positivos, y negativos también; los hay buenos y los hay malos. La Eternidad se los traga, los devora; en la Luz Astral, los «valores» se atraen y repelen, de acuerdo con las Leyes de la Imantación Universal. Los «valores» son los mismos elementos inhumanos que constituyen el Ego; estos «elementos» a veces chocan entre sí, o simplemente se atraen o repelen.

    La muerte es el regreso al punto original de partida. Un hombre es lo que es su vida; si un hombre no trabaja su propia vida, si no trata de modificarla, obviamente está perdiendo el tiempo miserablemente, porque el hombre no es más que eso: lo que es su vida. Nosotros debemos trabajar nuestra propia vida para hacer de ella una Obra Maestra.

    La vida es como una película; cuando termina la película, nos la llevamos para la Eternidad; en la Eternidad revivimos nuestra propia vida, que acaba de pasar. Durante los primeros días, el desencarnado, el difunto, suele ver la casa donde murió y hasta habita en ella. Si murió por ejemplo de 80 años de edad, seguirá viendo a sus nietos, sentándose a la mesa, etc., es decir, el Ego estará perfectamente convencido de que todavía está vivo y no hay nada en la vida que logre convencerle de lo contrario. Para el Ego nada ha cambiado, desgraciadamente; él ve la vida como siempre. Sentado por ejemplo, ante la mesa del comedor, pedirá sus alimentos acostumbrados. Obviamente, no lo verán sus «dolientes», pero el subconsciente de sus familiares sí responderá; ese subconsciente pondrá en la mesa los indicados alimentos. Es obvio que no va a poner alimentos físicos, porque eso sería imposible, pero sí pone formas mentales, muy similares a las de los alimentos que el difunto acostumbraba a consumir.

    Puede ver un velorio el desencarnado; jamás supondría que ese velorio tenga algo que ver con él, más bien piensa que tal velorio corresponde a alguien que murió, a otra persona, más nunca creería que correspondería a él; él se siente tan vivo, que ni remotamente sospecha su defunción. Si sale a la calle, verá las calles tan absolutamente iguales, que nada podría hacerle pensar que ha sucedido algo. Si va a una iglesia, verá allí al «cura» diciendo misa, asistirá al rito y muy tranquilo saldrá de la iglesia, perfectamente convencido de que está vivo, nada podría hacerle pensar que ha muerto. Aun más: si alguien le hiciese tamaña afirmación, él sonreiría escéptico, incrédulo, no aceptaría la afirmación que se le hiciese.

    Tiene que revivir en el Mundo Astral, el difunto, toda la existencia que acaba de pasar; pero la revive en una forma tan natural y a través del tiempo, que el difunto, identificado con la misma, de verdad saborea cada una de las edades de la vida que terminó. Si era de 80 años, por ejemplo, por un tiempo estará acariciando a sus nietos, sentándose a la mesa, acostándose en su consabida cama, etc., pero a medida que va pasando el tiempo, él va adaptándose a otras circunstancias de su propia existencia. Pronto se sentirá viviendo la edad de 79 años, o de los 77, o de los 60, etc., y si vivió en otra casa, a la edad de los 60 años, pues se verá viviendo en aquella otra casa y dirá lo mismo que dijo, y hasta su aspecto psicológico asumirá el aspecto que tenía cuando era de 60 años, y si vivió a la edad de 50 años en otra ciudad, pues a esa edad se verá, en esa edad, reviviéndola en esa otra casa y así sucesivamente, a tiempo que su aspecto psicológico, su fisonomía, va transformándose, de acuerdo con la edad que tenga que revivir. A la edad de 20 años, por ejemplo, tendrá exactamente la fisionomía que tuvo cuando era de 20 años, y a la edad de 10 años se verá hecho un niño, y cuando llegue el instante, pues, en que haya terminado de revisar su existencia pasada, su vida toda habrá quedado reducida a sumas y restas y operaciones matemáticas; esto es muy útil para la Conciencia.

    En estas condiciones, el difunto tendrá prácticamente que presentarse, pues, ante los Tribunales de la Justicia Objetiva o de la Justicia Celestial; tales Tribunales son perfectamente distintos a los de la Justicia Subjetiva o terrenal. En los Tribunales de la Justicia Objetiva solo reina, de verdad, la Ley y la Misericordia, porque es obvio que al lado de la Justicia siempre está la Misericordia.

    Tres caminos se abren ante el difunto: el primero, unas vacaciones en los Mundos Superiores, este camino es para gentes que se lo merecen de verdad. Segundo, pues retornar en forma mediata o inmediata a nueva matriz. Tercero, descender a los Mundos Infiernos, hasta la «Muerte Segunda» de que habla el «Apocalipsis» de San Juan y el Evangelio del Cristo.

    Obviamente, quienes logran el ascenso a los Mundos Superiores, pasan por una temporada de gran felicidad. Normalmente el Alma, o lo que dijéramos la Conciencia, se encuentra embotellada entre el «yo» de la psicología experimental, entre el Ego, que como ya les dije a ustedes, es una suma de distintos elementos inhumanos. Más sucede que aquéllos que suben a los Mundos Superiores, abandonan al Ego temporalmente; en estos casos el Alma o Conciencia o Esencia, o como queramos llamarla, sale dentro de ese calabozo horrible que es el Ego, el «yo», para ascender al famoso «Devachán» de que nos hablaran los indostanes: una región de felicidad inefable en el Mundo de la Mente Superior del Universo. Allí se goza de una auténtica felicidad, allí se encuentran los desencarnados con sus familiares que abandonaron hace tiempo; encuentran, dijéramos, lo que podríamos decir el Alma de ellos. Posteriormente, la Conciencia, la Esencia, o Alma, o como queramos llamarla, abandona también el Mundo de la Mente para entrar en el Mundo de las Causas Naturales.

    El Mundo Causal es grandioso, maravilloso; en el Mundo Causal resuenan todas las armonías del Universo, allí se sienten, en verdad, las melodías del Infinito. Sucede que en cada planeta hay múltiples sonidos, pero todos ellos entre sí, sumados, dan una nota-síntesis, que es la nota-clave del planeta. El conjunto de notas-claves de cada Mundo, resuena maravillosamente entre el coral inmenso del espacio estrellado y esto produce un gozo inefable en la Conciencia de todos aquellos que disfrutan la dicha en el Mundo Causal.

    También encontramos, en el Mundo de las Causas Naturales, a los Señores de la Ley, a los que castigan y premian a los pueblos y a los hombres. Encontramos, en el Mundo de las Causas Naturales, a los verdaderos Hombres, a los Hombres Causales; allí los hallamos, trabajando por la humanidad. Encontramos, en el Mundo de las Causas Naturales, a los «Principados», a los Príncipes de los elementos, a los Príncipes del fuego, del aire, de las aguas y de la tierra.

    La vida palpita, intensivamente, en el Mundo de las Causas Naturales. El Mundo Causal es precioso en sí mismo; un azul profundo, intenso como el de una noche llena de estrellas, iluminada por la Luna, resplandece pues incesantemente en el Mundo de las Causas Naturales. No quiero decir que no hayan otros colores; sí los hay, pero el color básico fundamental, es el azul intenso, profundo, de una noche luminosa y estrellada.

    Quienes viven en esa región, son felices en el sentido más trascendental de la palabra; pero todo premio a la larga se agota, cualquier recompensa tiene un límite y llega el instante, claro está, en que el Alma que ha entrado en el Mundo Causal debe retornar, regresar y descender inevitablemente, para meterse nuevamente dentro del Ego, dentro del «yo» de la psicología experimental. Posteriormente, esa clase de Almas vienen a impregnar el huevo fecundado, para formar un nuevo cuerpo físico; se reincorporan en un nuevo cuerpo físico, vuelven al mundo.

    Otro es el camino que aguarda a los que descienden a los Mundos Infiernos. Se trata de gentes que ya cumplieron su tiempo, su ciclo de manifestación, o que fueron demasiado perversas; tales gentes involucionan indubitablemente, dentro de las entrañas de la Tierra.

    El Dante Alighieri nos habla, en su «Divina Comedia», de los nueve círculos dantescos y él ve esos nueve círculos dentro del interior de la Tierra. Nuestros antepasados de Anawak, en la gran Tenochtitlan, hablan claramente del «Miktlan», es la región infernal que ellos también ubican en el interior mismo de nuestro globo terrestre.

    A diferencia, pues, de algunas otras sectas o religiones, para nuestros antepasados de Anawak, como hemos visto en sus códices, el paso por el «Miktlan» es obligatorio y lo consideran, sencillamente, como un mundo de probación, donde las Almas son probadas, y si logran pasar por los nueve círculos, incuestionablemente ingresarán al «Eden», o sea, al «Paraíso Terrenal».

    Para los sufíes mahometanos, el infierno no es tampoco un lugar de castigo, sino de instrucción para la Conciencia, y de purificación. Para el cristianismo, en todos los rincones del mundo, el infierno es un lugar de castigo y de penas eternas; sin embargo, el Círculo Secreto del cristianismo, la parte oculta de la religión cristiana, es diferente. En la parte oculta de cualquier movimiento cristiano, en la parte íntima o secreta, se encuentra la Gnosis. El Gnosticismo Universal ve el infierno, no como un lugar de penas eternas y sin fin, sino como un lugar de expiación, de purificación y de ilustración a su vez para la Conciencia.

    Obviamente, tiene que haber dolor en los Mundos Infiernos, puesto que la vida es terriblemente densa, dentro del interior de la tierra y sobre todo en el noveno círculo, donde está el núcleo, dijéramos, concreto, de una materia terriblemente dura; allí se sufre lo indecible. En todo caso, quienes ingresan a la involución sumergida del Reino Mineral, tarde o temprano deben pasar por eso que se llama, en el Evangelio Crístico, la «Muerte Segunda».

    No hemos pensado jamás en el Gnosticismo Universal, al estudiar esta cuestión del «infernus» dantesco, en que no tenga pues un límite el castigo. Consideramos que Dios, siendo eternamente justo, no podría cobrarle a nadie más de lo que debe, pues toda culpa, por grave que sea, tiene un precio; pagado su precio, nos parecería absurdo seguir pagando. Aquí mismo en nuestra justicia terrenal, que no es sino una justicia perfectamente subjetiva, vemos que si un preso entra a la cárcel por tal o cual delito, una vez que pagó su delito se le da la boleta de libertad; ni las mismas autoridades terrenales aceptarían que un preso continuara en la cárcel después de haber pagado el delito. Se han dado casos de presos que se acomodan tanto en la prisión, que llegado el día de su salida, no han querido salir; entonces ha habido que sacarlos a la fuerza.

    Así pues, toda falta por muy grave que sea tiene un precio. Si los jueces terrenales saben esto, ¿cuánto más no lo sabría la Justicia Divinal? Por muy grave que haya sido el delito, o los delitos que alguien haya cometido, pues tiene su precio; pagado el precio, pues está la boleta de libertad a la orden. Si no fuera así, Dios sería entonces un gran tirano y bien sabemos nosotros que al lado de la Justicia Divina nunca falta la Misericordia. No podríamos en modo alguno calificar a Dios como «tirano»; tal proceder sería equivalente a blasfemar y a nosotros francamente, no nos gusta la blasfemia.

    Así que, la «Muerte Segunda» es el límite del castigo en el infernus dantesco. Que a este infernus se le llame «Tartarus» en Grecia, o que se le llame «El Averno» en Roma, o «El Avitchi» en el Indostán, o «El Miktlan» en la antigua Tenochtitlan, importa poco. Cada país, cada religión, cada era o cada cultura, ha sabido de la existencia del infernus y le ha calificado siempre con algún nombre. Para los antiguos habitantes de la gran «Hesperie», como vemos nosotros al leer la divina «Eneida» de Virgilio, el poeta de Mantúa, el infernus es la morada de Plutón, es aquella región cavernosa donde Eneas el troyano encontrara a Dido, aquella reina que se mató por amor, enamorada del mismo, después de haber jurado lealtad a las cenizas de Siqueo.

    La «Muerte Segunda», en sí misma, suele ser muy dolorosa. El Ego siente que se vuelve pedazos, los dedos se caen, y sus brazos, sus piernas. Sufre un desmayo tremendo; momentos después la Esencia, lo que hay de Alma metida dentro del Ego, asume infantil figura; entonces se torna como un Gnomo o Pigmeo, para ingresar en la evolución de los Elementales minerales.

    Elementales de la Naturaleza los hay de variadas clases. Autoridad en esa materia tenemos a Franz Hartman; bastante interesante es su libro escrito -«Los Elementales», precisamente-. Tenemos a Paracelso, el gran médico Felipe Teofrasto Bombastro de Honheneim Aureola Paracelso. En todo caso, los Elementales son las Conciencias de los elementos, porque bien sabemos que los elementos -fuego, aire, agua, tierra-, no son algo meramente físico, como suponen los «ignorantes ilustrados, sino más bien, dijéramos, vehículos de Conciencias sencillas, simples, primigenias, dijéramos, en el sentido más transcendental de la palabra. Así que, los Elementales son principios concientivos de los elementos, en el sentido trascendental de la palabra, y eso es todo.

    Ahora bien, continuemos con nuestra explicación. Es obvio que quienes han pasado por la «Muerte Segunda» y salen a la superficie del mundo, reinician nuevos procesos evolutivos que indubitablemente, habrán de empezar por el mineral, por la piedra, proseguirán en el vegetal, continuarán en el animal y por último tendrán acceso a la vida humana, se reconquistará el estado humano, o «humanoide» que otrora se perdiera.

    Resulta interesantísimo ver a esos gnomos o pigmeos entre las rocas; parecen pequeños enanitos, con sus grandes libros y su lengua barba blanca. Obviamente, esto que nosotros decimos, que he dicho en pleno siglo veinte, pues resulta bastante extraño, porque la gente se ha vuelto ahora tan complicada, la mente se ha desviado tanto de las sencillas verdades de la Naturaleza, que es difícil que ya pueda aceptar de buena gana estas cosas. Más bien este tipo de conocimientos los aceptan las gentes simples, sencillas, aquellos que no tienen tantas complicaciones en el intelecto.

    En todo caso, quiero decirles que los Elementales minerales, cuando ya ingresan en la evolución vegetal, se hacen interesantísimos. Cada planta es el cuerpo físico de un Elemental vegetal; esos Elementales de las plantas, tienen Conciencia, son inteligentes, y hay grandes esoteristas que saben manipularlos o manejarlos a voluntad. Resultan bellísimos; quienes los conocen, pueden por medio de ellos actuar sobre los elementos de la Naturaleza.

    Un poco más allá de los Elementales vegetales, tenemos a los Elementales del reino animal. Indubitablemente, sólo los Elementales vegetales avanzados tienen derecho a ingresar en organismo animales y siempre se comienza la evolución, en el reino animal, por organismos simples, sencillos, pero a medida que se va evolucionando, se va también complicando la vida y llega el instante en que el Elemental animal puede tomar cuerpos orgánicos muy complejos. Posteriormente, se reconquista el estado humano que otrora se perdiera. Al llegar a este estadío, se le asignan a los Elementales, a la Esencia, a la Conciencia, al Alma -como ustedes quieran definirla o explicarla- 108 existencias nuevamente para su Auto-Realización Intima. Si durante las 108 existencias nuevas no se consigue la Auto-Realización Intima del Ser, prosigue la rueda de la vida girando y entonces se desciende nuevamente entre las entrañas del reino mineral, con el propósito de eliminar -de la Esencia- los elementos indeseables que en una u otra forma se aderieron a la psiquis, y se repite el mismo proceso.

    Conclusión: la rueda gira 3.000 veces. Si en 3.000 ciclos, de 108 existencias cada uno, cada ciclo, no se auto-realizan las Esencias, toda puerta se cierra y la Esencia misma, convertida simplemente en un Elemental inocente, se sumerge entre el seno de la Gran Realidad, es decir, entre el Gran Alaya del Universo, entre el Espíritu Universal de Vida o Parabrahatman, como le denominan los indostanes, la Gran Realidad.

    Esta es la vida, pues, de los que descienden al interior de la Tierra, después de la muerte. Vemos pues, que después de la desencarnación unos suben a los Mundos Superiores para unas vacaciones, otros descienden en las entrañas de la tierra y hay otros que se retornan en forma mediata o inmediata, se reincorporan, vuelven para repetir, de inmediato también, su existencia aquí, en este mundo.

    Mientras uno tenga que retornar o regresar, pues tiene que repetir su propia vida. Ya vimos que la muerte es el regreso al punto de partida original; ya les expliqué también que después de la muerte, en la Eternidad, en la Luz Astral, dijéramos, tenemos que revivir la existencia que acaba de pasar. Ahora les diré que al volver, al retornar, al regresar, tenemos que repetir otra vez, en el tapete de la vida, o sobre el tapete de la existencia, toda nuestra misma vida.

    PREGUNTAS QUE SE LE HACEN AL MAESTRO:
    PREGUNTA.- Venerable Maestro: Usted nos ha hablado del descenso de las Almas o Esencias al interior de la Tierra y de su posterior evolución, al salir del infernus, por los reinos mineral, vegetal y animal, hasta reconquistar el estado humano. También ha hablado de regresar esas Esencias, después de la muerte. ¿En cual de los dos casos se refiere usted a la Doctrina de la Transmigración de las Almas?

    RESPUESTA.- Bueno, en el primer caso mencioné únicamente la ley de la Transmigración de las Almas y aquéllas -Almas- que cumplían el ciclo de las 108 existencias, que les tocaba descender entre las entrañas del mundo y que posteriormente, muerto el Ego, volverían a evolucionar desde el mineral hasta el hombre. Esa es la Doctrina de la Transmigración de las Almas.

    Ahora estoy hablando de la Doctrina del Eterno Retorno de todas las cosas, junto con esa otra Ley que se llama la «Doctrina de la Recurrencia». Si uno, en vez de descender entre las entrañas del mundo, retorna en forma mediata o inmediata, aquí, al mundo, es obvio que tendrá que repetirse, sobre el tapete de la existencia, sobre el tapete del mundo, su misma vida, la vida que finalizó.

    Ustedes me dirán que eso es demasiado aburridor. Todos estamos aquí, repitiendo lo que hicimos en la pasada existencia, en el pasado retorno. ¡Claro que sí es tremenda aburridor! Pero los culpables somos nosotros mismos, porque como ya les he dicho, un hombre es lo que es su vida; si nosotros no modificamos la vida, tendremos que estarla repitiendo incesantemente.

    Desencarnamos y volvemos a tomar cuerpo físico, ¿Para qué? Para repetir lo mismo. Y volvemos a desencarnar para volver a tomar cuerpo y repetir lo mismo, y llega el día en que tenemos que irnos «con nuestra música a otra parte», tenemos que descender entre las entrañas del mundo, hasta la «Muerte Segunda». Pero uno puede evitar estas repeticiones; estas repeticiones es lo que se conoce como la «Ley de Recurrencia»: todo vuelve a ocurrir, tal como sucedió. Pero ¿por qué? dirán ustedes, ¿por qué tiene que repetirse lo mismo? Bueno, esto merece una explicación.

    Ante todo quiero que sepan que el «yo» no es algo meramente autónomo o auto-consciente, o dijéramos muy individual. Ciertamente, el «yo» es una suma de «yoes». La psicología común y corriente, la psicología oficial, piensa en el «yo» como una totalidad; nosotros pensamos en el «yo» como una suma de «yoes», porque uno es el «yo» de la Ira, otro es el «yo» de la Codicia, otro es el «yo» de la Lujuria, otro es el «yo» de la Envidia, otro es el «yo» de la Pereza, otro es el «yo» de la Gula; son distintos «yoes», no hay un solo «yo», sino varios «yoes» dentro de nuestro organismo.

    Es obvio que la pluralidad del «yo» le sirve de fundamento, pues, a la «Doctrina de los muchos», tal como se enseña en el Tíbet Oriental. En apoyo de la «Doctrina de los muchos», está el Gran Kabir Jesús. Dicen que él sacó del cuerpo de María Magdalena siete demonios; no hay duda que se trata de los «siete pecados capitales»: Ira, Codicia, Lujuria, Envidia, Orgullo, Pereza, Gula. Cada uno de esos siete es cabeza de legión y como ya les dije, aunque tuviéramos mil lenguas para hablar y paladar de acero, no alcanzaríamos a enumerar todos nuestros defectos cabalmente.

    Cada defecto es un «yo» en sí mismo; así que tenemos muchos «yoes-defectos». Si calificamos de «demonios» a tales «yoes-defectos», pues no estamos equivocados.

    En el Evangelio Crístico, se le pregunta al poseso por su nombre verdadero y contesta: «¡Soy legión, mi verdadero nombre es legión!» Así cada uno de nosotros, en el fondo, es legión y cada «yo-demonio» de la legión quiere controlar el cerebro, quiere controlar los cinco centros principales de la máquina orgánica, quiere descollar, subir, trepar al tope de la escalera, hacerse sentir, etc.

    Cada «yo-demonio» es como una persona dentro de nuestro cuerpo; si decimos que dentro de nuestra personalidad viven muchas personas, no estamos equivocados; en verdad, así es.

    Así que, la repetición mecánica de los diversos eventos de nuestra pasada existencia, se debe ciertamente a la multiplicidad del «yo». Vamos a situar casos concretos: supongamos que en una pasada existencia, a la edad de 30 años, nos peleamos con otro sujeto en la cantina -caso común de la vida-. Obviamente, el «yo-defecto» de la Ira fue el personaje principal de la escena. Después de la muerte, ese «yo-defecto» continúa en la Eternidad y en la nueva existencia, ese «yo-defecto» permanece en el fondo de nuestra subconsciencia, aguardando que llegue la edad de los 30 años para volver a una cantina; en su interior hay resentimiento y desea encontrar al sujeto de aquel evento. A su vez, el otro sujeto, el que tomó parte del evento aquel trágico, «cantinero», también tiene su «yo» -el «yo» que quiere vengarse, que permanece en el fondo del subconsciente, aguardando el instante ese de entrar en actividad-.

    Conclusión, llegada la edad de los 30 años, el «yo» del sujeto, el «yo-ira», el «yo» que formó parte de aquel evento trágico, metido en el subconsciente dice: «Tengo que encontrarme con aquel hombre». A su vez, él dice: «Yo tengo que encontrarme con ese». Y telepáticamente ambos se ponen de acuerdo, y al fin se dan telepáticamente cita en alguna cantina, se encuentran físicamente, personalmente, en la nueva existencia, y repiten la escena, tal como sucedió en la pasada existencia.

    Todo esto se ha hecho a espaldas de nuestro intelecto, por debajo de nuestro intelecto, está por debajo de nuestro razonamiento. Sencillamente hemos sido arrastrados a una tragedia, hemos sido arrastrados a la tragedia, hemos sido llevados, inconscientemente, a repetir lo mismo.

    Ahora tengamos el caso de que alguien, a la edad de 30 años, en su pasada existencia tuvo una aventura amorosa un hombre que tuvo una aventura con una dama. El «yo» aquel de la aventura continúa vivo después de la aventura, y después de la muerte continúa vivo en la Eternidad. Al regresar, al reincorporarnos en un nuevo organismo, aquel «yo» de la aventura sigue vivo, aguarda en el fondo del subconsciente, en los repliegues más bien inconscientes de la vida de la psiquis. En momento de entrar en una nueva actividad, y al llegar a la edad de la aventura pasada, es decir a los 30 años, dice: «bueno, ahora sí es el momento, ahora voy a salir a buscar la dama de mis ensueños». A su vez, el «yo» de la dama de sus ensueños, el de la aventura, dice lo mismo: «este es el instante, voy a buscar a aquel caballero». Y por debajo de la razón, los dos «yoes» se las arreglan telepáticamente, ambos se hacen la cita y arrastran cada uno la personalidad, todo eso a espaldas de la inteligencia, todo a espaldas del misnisterio de la intelectualidad, viene el encuentro y se repite la aventura.

    Así que nosotros en verdad, aunque parezca increíble, no hacemos nada, todo nos sucede, como cuando llueve, como cuando truena.

    Un pleito que uno haya tenido por bienes terrenales, digamos, por nada casi, el «yo» de aquel pleito, después de la muerte sigue vivo y en la nueva existencia sigue vivo, está escondido en los repliegues de la mente, aguardando el instante de entrar en actividad. Si aquel pleito fue a la edad de 50 años, aguarda a que lleguen los 50 años y a la edad de 50 años dirá: «este es mi momento» y seguro que aquel con quien tuvo el pleito dirá también que «es el momento», y se reencuentran para otro pleito similar y repiten la escena. Entonces, nosotros realmente ni siquiera tenemos un libre albedrío, todo nos sucede, repito, como cuando llueve o como cuando truena.

    Hay un pequeño margen de libre albedrío, es muy poco. Imagínense ustedes, por un momento, un violín metido en dentro de un estuche: hay un margen muy mínimo para ese violín. Así es también nuestro libre albedrío: es casi nulo, lo que hay es un pequeño margen, imperceptible, que si lo sabemos aprovechar, puede suceder entonces que nos transformemos radicalmente y nos liberemos de la Ley de Recurrencia; pero hay que saberlo aprovechar.

    ¿Cómo? En la vida práctica tenemos que volvernos nosotros un poquito más auto-observadores. Cuando uno acepta que tiene una psicología, comienza a observarse a sí mismo y cuando alguien comienza a observarse a sí mismo, comienza también a volverse diferente a todo el mundo.

    Es en la calle, es en la casa, es en el trabajo donde nuestros defectos, esos defectos que llevamos escondidos afloran espontáneamente, y si estamos alertas y vigilantes, como el vigía en época de guerra, entonces los vemos. Defecto descubierto, debe ser enjuiciado a través del análisis, de la reflexión y de la meditación íntima del Ser con el objeto de comprenderlo. Cuando uno comprende a tal o cual «yo-defecto», entonces está debidamente preparado para desintegrarlo atómicamente.

    ¿Es posible desintegrarlo? Sí es posible, pero necesitamos de un poder que sea superior a la mente, porque la mente por sí misma no puede alterar, fundamentalmente, ningún defecto psicológico. Puede rotularlo con distintos nombres, puede pasarlo de un nivel a otro del entendimiento, puede ocultarlo de sí misma o de los demás, puede justificarlo o condenarlo etc., pero jamás alterarlo radicalmente. Necesitamos de un poder que sea superior a la mente, un poder que pueda desintegrar cualquier «yo-defecto»; ese poder está latente en el fondo de nuestra psiquis, sólo es cuestión de conocerlo para aprenderlo a usar. A tal poder en oriente, en la India, se le denomina «Devi Kundalini», «la Serpiente Ignea de nuestros mágicos poderes». En la gran Tenochtitlan, se la denominaba «Tonantzin»; entre los alquimistas medievales recibe el nombre de «Stella Maris», la «Virgen del Mar»; entre los hebreos tal poder recibía el nombre el nombre de «Adonia»; entre los Cretenses se le conocía con el nombre de «Cibeles»; entre los egipcios era «Isis, la Madre Divina, a quien ningún mortal ha levantado el velo»; entre los cristianos es María, Maya, es decir, Dios Madre.

    Hemos pensado nosotros muchas veces en Dios como Padre, pero bien vale la pena pensar en Dios como Madre, como Amor, como Misericordia. Dios Madre habita en el fondo de nuestra psiquis, es decir, está en el Ser. Podría decirles que Dios Madre es una parte de nuestro propio Ser, pero derivado.

    Distíngase entre el Ser y el «yo». El Ser y el «yo» son incompatibles, son como el agua y el aceite, que no pueden mezclarse. El Ser es el Ser y la razón de ser del Ser, es el mismo Ser. El Ser es lo que es, lo que siempre ha sido y lo que siempre será; es la vida que palpita en cada átomo, como palpita en cada Sol.

    Así pues, Dios Madre es una variante de nuestro propio Ser, pero derivado. Esto significa que cada cual, o significa de hecho que cada cual tiene su Madre Divina particular, individual. Kundalini, le dicen los indostanes, estoy de acuerdo con este término. Considero que nosotros podemos encontrar a la Divina Madre Kundalini en meditación profunda, y suplicarle entonces que desintegre aquel «yo-defecto» que hemos comprendido perfectamente, a través de la meditación. Las Divina Madre Kundalini procederá y lo desintegrará, lo reducirá a polvareda cósmica. Al desintegrar un defecto, libera esencia anímica, pues dentro de cada «yo-defecto» hay cierto porcentaje de esencia anímica embotellada. Pero si se desintegra un defecto, se libera esencia anímica; si se desintegran dos defectos, pues de libera más esencia anímica, y si se desintegran todos los defectos psicológicos que cargamos en nuestro interior, entonces liberamos totalmente la Conciencia.

    Una Conciencia liberada es una Conciencia que despierta. Una Conciencia despierta, es una Conciencia que podrá ver oír, tocar y palpar los grandes Misterios de la Vida y de la Muerte; es una Conciencia que podrá experimentar por misma y en forma directa, eso que es lo Real, eso que es la Verdad, eso que está más allá del cuerpo, de los afectos y de la mente.

    Cuando a Jesús el gran Kabir, Pilatos le preguntara cuál es la Verdad, guardó silencio, y cuando al Budha Gautama Sakyamuni, el príncipe Sidharta, le hicieron la misma pregunta, dio la espalda y se retiró. La Verdad es lo desconocido de momento en momento, de instante en instante; sólo con la muerte del Ego, adviene a nosotros eso que es la Verdad.

    La Verdad hay que experimentarla, como cuando uno mete el dedo en la lumbre y se quema. Una teoría, por muy bella que sea, con respecto a la Verdad no es la Verdad; una teoría, digo, o una opinión, por muy venerable o respetable que sea, con relación a la Verdad tampoco es la Verdad. Cualquier idea que tengamos, con respecto a la Verdad no es la Verdad, aunque la idea sea muy luminosa. Cualquier tesis que nosotros podamos plantear sobre la Verdad, tampoco es la Verdad. La Verdad hay que experimentarla, repito, como cuando uno mete el dedo en la lumbre y se quema. Esta más allá del cuerpo, de los afectos y de la mente, y la Verdad sólo puede ser experimentada en ausencia del «yo psicológico»; sin haber disuelto el «yo», no es posible la experiencia de lo Real. El intelecto, por muy brillante que sea, por muy hermosas teorías que posea, no es la Verdad. Como dijera Goethe, el creador del «Fausto»: «toda teoría es gris y sólo es verde el árbol de dorados frutos que es la vida».

    Así que nosotros necesitamos desintegrar el Ego de la psicología para liberar la Conciencia; sólo así podremos llegar a experimentar la Verdad.

    Jesús el Cristo dijo: «Conoced la Verdad y ella os hará libres». Nosotros necesitamos experimentarla directamente. Cuando alguien consigue de verdad destruir el Ego, se libera de la Ley de Recurrencia, hace de su vida una obra maestra, se convierte en un genio, en un iluminado, en el sentido más completo de la palabra. Cuando alguien libera su Conciencia, obviamente conoce la Verdad. Hay que liberarla, y no es posible liberarla si no se disuelve el «yo» de la psicología.

    Quienes alaban al «yo», son ególatras por naturaleza y por instinto. Al «yo» lo alaban los mitómanos porque son mitómanos; al «yo» lo alaban los paranoicos, porque son paranoicos y los ególatras porque son ególatras.

    La vida, sobre la faz de la Tierra, sería distinta si nosotros disolviéramos el Ego, el «yo»; entonces la Conciencia de cada uno despierta, iluminada, irradiaría amor y habría paz sobre la faz de la Tierra.

    La paz no es cuestión de propagandas, ni de apaciguamientos, ni de ejércitos, ni de «O.E.A.S.», ni de «ONUS», ni nada por el estilo; la paz es una substancia que emana del Ser, que viene de entre las entrañas mismas del Absoluto. No puede haber paz sobre la faz del mundo, no podrá haber verdadera tranquilidad en todos los rincones de la Tierra, en tanto los factores que producen guerras existan en el interior de nosotros. Es claro que mientras dentro de cada uno de nos haya discordia, en el mundo habrá discordia.

    La masa no es más que una extensión del individuo; lo que es el individuo, es la masa y lo que es la masa exterior, es el mundo. Si el individuo se transforma, si el individuo elimina de sí mismo los elementos del odio, del egoísmo, de la violencia, de la discordia, etc., es decir, si consigue destruir el Ego para que su Conciencia quede libre, sólo habrá en él eso que se llama «Amor». Si cada individuo de los que pueblan la faz de la Tierra disolviera el Ego, las masas serían masas de Amor, no habrían guerras, no habrían odios; pero no podrá en verdad haber paz en el mundo, mientras exista el Ego.

    Algunos afirman que desde el año 2.001 ó 2.007 en adelante, vendrá la era de la fraternidad, del amor y la paz. Pero yo, pensando aquí en voz alta, me pregunto a mí mismo, y hasta les pregunto a ustedes: ¿de dónde van a sacar esa era de fraternidad, de amor y de paz entre «los hombres de buena voluntad»? ¿Creen ustedes acaso que el Ego de la psicología con sus odios, con sus rencores, con sus envidias, con sus ambiciones, con sus lujurias, etc., puede crear una edad de amor, de felicidad, etc., etc.? ¿Podría acaso darse ese asunto? ¡Obviamente que no!

    Si queremos de verdad la paz en el mundo, pues tenemos que morir en sí mismos, tiene que destruirse en nosotros lo que tenemos de inhumanos: el odio que cargamos, las envidias, los celos espantosos, esa ira que nos hace tan abominables, esa fornicación que nos hace tan bestiales, etc. Más en tanto continúen existiendo tales factores dentro de nuestra psiquis, el mundo no podrá ser diferente; antes bien, se volverá peor, porque a través del tiempo el Ego se irá volviendo cada vez más poderoso, más fuerte, y conforme el Ego se manifieste con más violencia, el mundo se irá haciendo cada vez más tenebroso. Y al paso que vamos, si no trabajamos sobre sí mismos, llegará un día en que ya ni siquiera podremos existir, porque unos a otros nos destruiremos violentamente.

    Si continuara robusteciéndose el Ego indefinidamente, así como vamos, llegará el momento en que nadie podrá tener seguridad de su vida ni de su hogar. En un mundo donde la violencia ha llegado al máximo, ya nadie tiene seguridad de su propia existencia.

    Así, creo firmemente que la solución de todos los problemas del mundo está, precisamente, en la disolución del «yo».»

    Cátedra dictada por el V. M. Samael Aun Weor

    Para: TodaMujeresbella.com
    Con amor: Doral.

    Responder
  20. Amanecer cautiva del amor:

    Perder a un ser querido no es nada facil y no lo acepta uno tan rapido ya que en su partida quedan muchas lagrimas,es cierto todos tenemos un momento de nacer y uno de morir,nadamas que el de nacer trae a nuetra vida alegria y mucha felicidad y el de morir trae a nosotros lagrimas,para nosotros los humanos es un proceso duro el perder a un ser querdido ya que quisieramos que la persona amada se quedara cpn nosotros,tenemos que enetender que la misión de ese ser ya termino en la tierra y sabemos que tienen que regresar a Dios,todo los seres humanos somos prestados aqui en la tierra y no debemos enojarnos cuando llega ese momento,yo ahora lo entiendo,se que jamas volveremos a escuchar su voz sus pasos su risas pero quedan en nosotros los bellos recuerdos que vivimos juntos,Dios jamas se equivoca en sus desiciones y nos compensa de tanto dolor.
    La muerte es un comienzo a empezar a vivir,al estar al lado de nuestro creador,te digo algo a parte de tener un nick hermoso tienes un nombre precioso DULCE y se que asi es tu corazón,gracias por todos los articulos que compartes con nosotras,gracias por tu tiempo,por tu bondad.Podemos estar tranquilas porque nuestros seres queridos que han paertido estan con DIOS y ya con el no tienen sufrimiento.

    Responder
    • QUERIDA AMIGA CONCHY:

      Así es mi reina, no se acepta de momento, es Dios quien nos da el entendimiento para aceptar lo que no podemos cambiar, cuesta llegar a entender, pero como siempre confiando en Dios que nos llegar la aceptación total, aunque sabemos que no llegara el olvido, tal como lo dice nuestra bella Doral, seguiremos unidos a ellos a través del tiempo y la distancia.

      Gracias mi Conchy querida por tan hermosas palabras, te aseguro que reconfortan mi corazón, te aseguro que el cariño es reciproco desde el fondo de mi corazón, GRACIAS.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  21. Todo esto muy doloroso puesto que yo estoy pasando por un dolor muy grande perdi a mi madre en un accidente va a ser 1 año y no he encontrado consuelo a mi alma lloro mucho pero saben me refugio mucho en la biblia para disipar un poco mis penas ella me ha dejado un vacio muy grande pero oro al bendito sea para que me ayude a encontrar paz a mi alma y asi no tener que llorarla tanto para que ella pueda descansar en paz y no este triste viendome desde la morada sufrir porque que madre le gusta ver sufrir a sus hijos ninguna cierto’ DESCANSA EN PAZ MADRE TE AMO

    Responder
    • AMIGA ROSITA:

      Te abrazo en la distancia, muy pronto Dios en su infinito amor, te ayudara con ese dolor tan grande, aunque tengo la dicha de aun tener a mi madre, se del vació que los que amamos nos dejan cundo se nos adelantan en el viaje sin retorno.

      Gracias por compartir en esta tu casita virtual.
      Amiga siempre:
      Amanecer cautiva.

      Responder
  22. me gustaria tener mas informacion acerca de como salir de un estado de depresion por la muerte de mimadre que acontecio hace algunos meses

    Responder
  23. Yo perdí a mi madre en este año ya serian 15 años pero pareciera fuera ayer, aunque como comentan todas ahi está en ese rinconcito de tu corazon, a veces hace falta mucha falta esa madre tan cariñosa que tuve, MAMA PORQUE TE FUISTE 😥 que Dios la tenga en su santa gloria.
    Fue un duro golpe que tuve, sentia que me iba a morir, ahora solo tengo ese recuerdo bello de haber tenido a una madre santa conmigo. Como ella ninguna me supo guiar mucho mas que mi padre que tambien está muerto pero no lo siento mucho como lo fue con mi madre.
    Ahora agradezco que ya tengo hasta un nieto ahi se refleja una bendicion de Dios y que la vida tiene que seguir, tiene que continuar es dificil superar la muerte de un ser querido pero si se puede, hay hablar mucho con Diosito, pedirle consuelo, y resignacion, no es facil amiguitas no es facil pero se puede. Mi madre todo me recuerda, pero tenemos que dejarlas tambien descansar, porque segun dicen que si seguimos llorandolas no las dejamos descansar en paz, es dificil pero Dios con su infinito amor nos ayuda. Es todo lo que puedo decir.

    Responder
  24. hola
    buenos dias o noches a todas!!

    Pues yo apenas hace 13 dias que perdi a mi PAPY y aun no lo creo parece como si fuera sido ayer, yo soy la mas chica de la familia y me acabo de casar hace unos meses asi es que lo resenti mas pq aparte de ser la mas pequena era su nina para el, y me acabo de salir de la casa familiar, el dia 31 de junio por la noche le hable a mi papa que hiria a visitarlo y cuando le hablaba el siempre me contestaba por x o por y motivo no fui pero el ya sabia que yo saldria de la ciudad al siguiente dia asi es que medruge, y sali de mi casa como a las 5.20 y prendi mi cd y salio un coro cristiano que se llama yo te extranare a canta tercel cielo y empieza a hablar de la perdidad de un ser querido y se me vino mi pa a la mente y empese a llorar del trayecto de mi casa a la casa de mis papas pero no se me quitaba de la mente mi pa que habia ya subrido mucho el parecia de alta presion y hace ya 22 anos que lo habian operado este ano se empeso a sentir mal tanto asi que no le circulaba bien la sangre que tuvieron que amputarle una piernita, total como dije antes se me salian las lagrima y sentia una opresion muy fea en mi corazon, hiba con mi esposo ya que nos hibamos a las vegas, llegando a la casa de mis papas entre y mi papa estaba sentado en su cama y llegue lo abrase le di un beso y a decirle que ya me hiba paa las vegas no dure hay ni 10 min,, y mi mama antes de salir me dijo no te ballas tu pa se siente mal pero me tenia que ir pq mi esposo le tocaba trabajar en las vegas ese fin de semana, total le dije a mi pa que llegando le hablaria para habizarle como llegue, como a la 1 llegue a las vegas y le hable por telefono y nadie me contesto hable 3 veces y me espese a inquietar marque con mi hermana y mi sobrino me dijo que habian llevado a mi pa al medico, a consulta y asi quedo despues le habla mi hermana a mi marido pero solo me dijo ha que tu papa esta internado asi quedo pero yo no quede convencida con lo que el medijo y le marque a mi hermana y ella estab llorando le dijeron que mi papa estaba en etapa terminal que le acaba de dar un infarto y que por su edad 82 anos que no sabian como lo habia resistido y que no hiciaramos a la idea de que eso hiba pasar en fin me regrese ese mismo dia por la noche y llegue a las 4oo am y llegue directo al hospital mi papa habrio los ojos me miro me dio un beso y me dijo ya estas aqui, todabia lo mire el sabado, el domingo pq nos turnavamos para cuidarlo y el dia miercoles fallecio de otro infarto, cuando me avizaron me dijeron que el estaba grave cuando llegue mi viejito hermoso ya habia partido!! y aun llego a la casa de mi papa buscandolo, se me ha hecho sumamente dificil sobre todo la el miercoles pasado que cumplio una semana de muerto y revivia y revivia en mi mente como murio si el dia miercoles lo darian de alta, del hospital pero el se dio de alta solo pero al cielo, yo se que mi papa esta en el cielo tengo esa seguridad! y eso hace que tenga la esperanza de un dia verle mi papa fue pastor, evengelista, misionero, y una vez hablando con otro pastor le dijo Cuando pude mirar mire hasta lo que no debia de mirar, cuando caminaba bien camine por lugares inimaginables, y cuando podia escuchar escuche de mas!!! por que el al final de sus dias ya no escuchaba bien, no camina, y casi no miraba, varias veces lo escuche decir cuando le daban esos dolores horribles en la pierna antes de amputarsela decia mi amor por Dios es mas duerte que mi dolor! me duele su ausencia, me hace falta su presencia, el escucharlo, su sonrisa, mi viejito… te amoooooooo y me siento como una nina sin ti,,,,

    Gracias Senor por averme dado la oportunidad de tener un Padre ejemplar!!!

    Responder
  25. Hola
    Hace tres meses Dios tomó la decisión de llevarse a mi hermano 😥 , para mí como para mi familia ha sido algo tan dificil, no se como explicar este dolor tan grande, y este vacío que ha dejado en mi vida., es algo debo aprender a sobrellevar ahorita no puedo, pues es muy reciente, trato de aceptarlo, sin embargo no puedo, me siento tan triste, no se como apoyar a mamá y a papá, esto me preocupa mucho, no puedo dormir bien, pues no se como ayudar a mamá, ella se ve ausente, la invito que me acompañe a misa semana a semana, no quiere, trato de comprender tan fuerte dolor, porque amí también me duele, y me duele más que mamá tambien se vaya no fisicamente, pero su mente está en otro lado. Será que me puede alguien dar consejo para esta difici etapa por la que paso.
    este es mi correo, [email protected]

    Responder

Comenta, tu opinión también es valiosa: