imitar

Brillemos con nuestra propia luz

Brillemos con nuestra propia luz

Las mujeres siempre estamos tratando de mejorar en todo sentido (eso es obvio), y en nuestro afán de sobresalir nos colocamos en el carril de las “mujeres competidoras”. Por ejemplo:

Somos competidoras cuando buscamos un trabajo, cuando queremos que nos tomen en cuenta, cuando queremos lucirnos y quedar bien, cuando queremos ser más que otras, etc. Pero lo que es más evidente aún, es que imitamos a quienes nos queremos parecer, y cuando imitamos gestos, costumbres, hábitos, modas, formas de caminar, hablar y hasta su manera de escribir… ¡siempre lo hacemos peor!

Leer…