envidia

Escojo cuidar de mí, ser feliz

Escojo cuidar de mí, ser feliz

Hay personas, a veces amigas, que no aportan nada bueno a nuestras vidas.
Son personas que sólo saben criticar y ver lo malo en los demás. Personas llenas de rabia, rencor y envidia.

No nos conviene estar junto a personas así.

Debemos buscar nuestra felicidad, ver la vida de forma positiva, y si pasamos tiempo con estas personas nos acabarán contagiando y amargando.

Yo decido ser feliz, tener amistades que aporten a mi vida y no que me estén restando. ¿Y tú, qué escoges?

Leer…Escojo cuidar de mí, ser feliz

Perder una buena amistad por culpa de una traición

Duele sufrir una traición, y tal vez más si viene de una amiga que debía estar ahí para ti. Hay amistades que se pueden recuperar a la traición, pero no siempre serán iguales que antes, la experiencia nos lleva a desconfiar más. No traiciones ni facilites que te traicionen, no provoques envidias, ni los tengas tú. Sé buena amiga, y siempre confía que en una buena amistad siempre se da lo mejor de cada uno.

Leer…Perder una buena amistad por culpa de una traición

Eres una mala mujer

Eres una mala mujer

Eres mala, ayudas a todo el mundo, trabajas demasiado dando de ti misma por el bien de los demás; eres mala, porque todos los días estás ocupada haciendo cosas por los demás, ayudando a tu familia, amigos y seres queridos… eres mala pues trabajas 12 horas o más, tal vez en tu propia casa… ¿puedes imaginar personas más malas que tú? Yo digo que sí, y muchas más de lo que pensamos.

Leer…Eres una mala mujer

Ni envidia sana, ni envidia de la buena.

No existe la envidia sana, ni envidia de la buena

Por lo general, cuando hablamos de la envidia, lo hacemos de los efectos negativos que trae, no sólo a la persona envidiada, sino también para quien envidia.

Pero también es ciertamente común escuchar a algunas personas decir que tienen “envidia de la buena” o “envidia sana”. La verdad es que no importa cómo lo adornemos, la envidia es envidia, la persona que siente envidia de otras se ve afectada en mayor o menor grado, porque la envidia provoca algunos sentimientos negativos como celos, resentimiento, rencor, rabia, desazón y disgusto, sentimientos que muchas veces se nos acumulan robándonos la paz y tranquilidad.

Leer…No existe la envidia sana, ni envidia de la buena

¿Por qué las mujeres somos tan crueles entre nosotras?

Es una realidad que ninguna vamos a discutir: el hecho de que entre nosotras las mujeres, a menudo, lo que menos demostramos tener es solidaridad.

Lo tomamos como normal, que las mujeres compitamos entre nosotras. A dondequiera que vayamos (en casa, en la escuela, en el parque con las demás mamás y por supuesto en el trabajo), las mujeres nos atacamos sin clemencia: hablando a las espaldas, criticando, juzgando duramente y humillándonos las unas a las otras.

Leer…¿Por qué las mujeres somos tan crueles entre nosotras?

Cómo vencer la envidia

Cómo vencer la envidiaHay quienes sin merecerlo tienen más que nosotras, mujeres que no son la mitad que nosotras pero que disfrutan de amor, felicidad y mucho más…

Si queremos ser felices tenemos que aprender a dejar la envidia de lado y alegrarnos por los demás. A medida que lo logremos nosotras mismas seremos más felices porque lo que deseamos a los demás lo acabamos disfrutando nosotras también.

Leer…Cómo vencer la envidia

La envidia nunca es buena

La envidia nunca es buenaNo es bueno despertar la envidia en los demás, sentirla una misma tampoco es bueno.

La envidia destruye nuestra alma y nos empuja hacia los abismos de la inseguridad, el irrespeto y la incapacidad.

¡Somos venturosamente únicas! ¿Por qué querríamos convertirnos en una “copia barata” de otro ser humano?

Leer…La envidia nunca es buena

Cómo controlar los celos

Cómo controlar los celos

Cómo controlar los celos A veces saber controlar los celos es complicado, pero es algo que es totalmente necesario. Debemos saber controlar nuestras emociones y nuestros celos antes de que se nos salgan de control.

Una de las formas más fáciles de romper una pareja perfectamente buena es empezando a tener celos. Controlar los celos es imprescindible para mantener una relación saludable de pareja.

Leer…Cómo controlar los celos

La envidia bajo control

“Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, una vida bien usada causa una dulce muerte.” (Leonardo Da Vinci)

bloaTodos los días y en diferentes situaciones, nos encontramos con personas que tienen más que nosotras o por lo menos eso es lo que pensamos. Nos dejamos llevar por lo que vemos y escuchamos, calificamos inmediatamente a personas de “afortunadas, inteligentes y de mucho estudio” llegando a desvalorizar lo que nosotras mismas tenemos, a compararnos continuamente con los demás y producirnos sufrimiento, ansiedad y muchas veces incluso angustia.

Leer…La envidia bajo control

El daño que nos causa la envidia

«La envidia es una declaración de inferioridad»
– Napoleón Bonaparte.

Hola amigas, siempre he pensado que si la envidia fuese de color estaríamos pintadas.
Siempre hay envidia por lo que otras personas poseen o logran en la vida. La envidia puede hacer más daño de lo que creemos, aleja a las personas de nosotros, incluso a los amigos. Y no sólo aleja a los amigos, sino que incluso provoca que nosotros mismas seamos quienes nos alejamos de ellos. La envidia nos aleja de nuestras amistades porque no nos permite actuar bien, codiciamos lo que otros tienen, y eso no es bueno ni para el corazón ni para el alma.

Leer…El daño que nos causa la envidia

por qué tanta gente vive de apariencias

¿Por qué presumimos de lo que no tenemos o de lo que no somos?

A menudo nos encontramos con gente que pretende tener y poseer lo que no tienen, o pretenden ser lo que no son. Proyectan una personalidad que carece de valor, hacen creer que tienen precisamente aquello que les falta.

Son personas que se creen indispensables e irreemplazables, pensando ilusamente que todo el mundo gira alrededor de ellos/ellas. Se inventan un mundo de fantasías, les cuesta vivir en la realidad y se crean un mundo ficticio en donde sólo existe lo que su mente quiere que exista.

Leer…¿Por qué presumimos de lo que no tenemos o de lo que no somos?