Inicio > Relaciones > Familia > Hijos con mamítis, ¿necesitan mayor independencia?

Hijos con mamítis, ¿necesitan mayor independencia?

A veces los hijos son muy dependientes de su madre, tanto así que decimos que sufren de mamitis. ¿Es eso realmente malo? Lee, tu opinión podría cambiar:

Hijos demasiado dependientes:

Internet está lleno de artículos para ayudarnos a tener niños independientes: para que desde muy pequeñitos no tengan que dormir con nosotros, para que no lloren por la separación, para que aprendan a estar solos, para que tomen decisiones por su cuenta… Y es que vivimos en una sociedad donde la independencia es un valor muy codiciado y donde cualquier indicio de “necesitar” a alguien (o incluso peor, ¡de depender de alguien!) es motivo de intranquilidad. En seguida nos preocupa que nuestros hijos sean “demasiado dependientes”, no vaya a ser que en un futuro sean personas que no sepan valerse por sí mismas.

Hijos que tienen mamitis:

He conocido a muchas madres profundamente preocupadas porque les han dicho que sus niños son demasiado dependientes y que tienen “mamítis”… ¡Pues bien, yo opino que no hay nada de malo en que nuestros hijos sean dependientes y en que tengan mamítis! ¡Es una etapa preciosa!

Que un adulto sea una persona completamente dependiente de otra es, obviamente, un rasgo de inmadurez y de falta de autoestima, pero no es así con los niños. Los niños nacen dependientes y DEBEN CONTINUAR DEPENDIENTES hasta que maduren (cada uno a su ritmo) y, en mi opinión, los padres no deberían intentar forzar esa independencia antes de tiempo. ¿Que tu hijo es independiente? Bien, no intentes cambiarle. Acéptale como es y atesora los momentos en los que te permite acercarte a él. ¿Que no se despega de ti? Bien también, no hay ningún problema.

El apego de los hijos por sus madres
Hijos que no se despegan de los padres

¡CÓMO HEMOS CAMBIADO!

En la antigüedad, las familias dormían todas en un mismo habitáculo. Con la edad moderna llegaron los lujos y las habitaciones para todos. Hace sólo cincuenta años, los hermanos no sólo compartían habitación sino que compartían cama. Ahora, parece que uno se tiene que disculpar si sus hijos no tienen cada uno su propia habitación, su propio espacio y sus propios juguetes…

En la antigüedad, los jóvenes buscaban el consejo de los mayores. Ahora, para ayudarles a ser independientes, les dejamos tomar sus propias decisiones sin opinar ni ayudar…

En la antigüedad, las madres amamantaban a sus hijos hasta los tres, cuatro o cinco años (incluso más, si se podía). Ahora, intentamos que duerman toda la noche, dándoles el biberón y llevándoles a otra habitación…

No fuerces su desapego de ti:

No estoy diciendo que sea malo que cada niño tenga su espacio, que los jóvenes tomen sus propias decisiones o que los bebés duerman toda la noche. Sólo digo que no nos obsesionemos con hacerles independientes. Dejemos que la vida fluya, dejemos que tengan “mamitis” todos los años que quieran. Si no quieren hablar con extraños, mejor (es importante que sepan hacer la diferencia entre las personas de confianza y las que no lo son). Si no quieren dormir en casa de un amigo, que no lo hagan todavía. Si quieren estar pegados a su mamá, que lo hagan…

Los niños necesitan crecer sintiéndose arropados, protegidos y cubiertos por las personas que les aman. Hagámoslo mucho, mucho, mucho y sin pedir disculpas. ¡A mí me encanta que mis hijos estén pegados a mí! ¡Sé que si crecen rodeados de amor, se convertirán en adultos fuertes y llenos de confianza en sí mismos!

© Autor: Rebeca Byler,
Lee la nueva novela de Rebeca, Dulce Conquista (Reino del Norte II)

Acerca de Rebeca Byler

© Autor: Rebeca Byler. Escritora y profesora de música, de grandes habilidades artísticas. De pocas palabras que siempre van al grano, dirigidas al corazón de quien las lee o escucha. Sus escritos , incluyendo sus novelas, suelen reflejar su visión de esperanza y fe en la que vive. Consigue sus libros.

También te podría gustar

Perdona a quien te quiere

Nadie es perfecto, todos cometemos errores, y algunas veces nos comportamos fatal con las personas …

Un comentario

  1. Muy interesante!!!especialmente para los padres jóvenes. Lo compartiré. Estoy en la etapa de abuela.Los padres educan y yo lo regalones. Gracias todo magnífico lo que escribes .Rebeca Byler

Comenta, tu opinión también es valiosa: