Día del Padre: perdonar a papá

© | |

  •  
  •  
  •  
  •  

¿Ya sabes cómo vas a celebrar a papá? Perdonar a papá puede ser una excelente ida. Este Día del Padre llega en un contexto histórico excepcional. Es una fecha muy importante para celebrar al hombre de la familia, de la casa; al proveedor de recursos y límites; al superhéroe que siempre hace lo imposible para esconder sus debilidades y darnos lo mejor.

El mejor regalo para un papá

El papá que tuvimos influye, aun hoy, nuestras vidas:

La relación con papá suele ser una de las más importantes en nuestras vidas como mujeres, porque la relación que establecemos con él influye nuestra perspectiva y futura relación con los hombres. Al hacernos adultas, aunque sea de forma inconsciente, nos sirven de figura masculina en el hombre que buscamos, ya sea consentidor, autoritario, ausente, o lo que sea. Incluso quien ha sido a nuestro modo de ver un mal padre, influye de un modo u otro, a imitar o evitar.

El momento de perdonar a papá:

¿Qué te parece si este día del padre das el paso para el perdón? ¿Perdonar? Como hijos siempre tenemos reservas sobre nuestros progenitores, los enjuiciamos, y pensamos que ellos podrían haber hecho algo diferente. Si estuvieron presentes sentimos que nos restaron libertad, si estuvieron ausentes que nos abandonaron. ¡Quién nos entiende!

Papá lo hizo como mejor pudo:

Ahora, ya siendo adultos es momento de mirarlos con otros lentes, correr el riesgo de entender, que, en el caso de papá, incluso cuando hayan existido situaciones terribles y dolorosas, ese hombre actuó con la conciencia que tenía, que seguramente no ha sido el padre de nuestros sueños, pero ha sido el maestro perfecto para que descorchemos nuestro andar y nos convirtamos en los seres que somos hoy.

Cuando papá no es un ejemplo a seguir:

Papá comete errores, lastima, miente, y se engaña, como lo hacemos nosotros con nosotros mismos y con otros, ¿por qué le ponemos la vara tan alta?

No se trata de justificar sino de entender que nuestro padre no es Batman sin capa, es un simple mortal, que pudo mucho o muy poco, pero que ha hecho lo que podía con el sistema de pensamiento e información que tuvo.

¿Crees que papá si hubiera podido hacer algo mejor no lo hubiera hecho?

Soltar a papá, puede ser un gran regalo para él y por sobre todo para nosotros mismos. ¿Qué significa? Te propongo que te reconcilies, incluso sin necesidad de decirlo, que internamente lo liberes de los entuertos que puedes guardar en tu corazón, que retires el juicio que puedes poner sobre él, incluso cuando no estés de acuerdo con su modo de actuar; lo que te pido es que te concedas la posibilidad de dejar de señalarlo con el dedo para que te restituyas en amor.

El perdón libera:

Nuestro deber como hijos es entender que tenemos más herramientas para cambiar las cosas que no nos agradaron en la infancia. Perdona es soltar, y eso es madurar. Escombrar viejos rencores, y entender que la vida es este perfecto instante.

¿Qué oportunidades se abrirían en tu vida si lo perdonases? Seguramente muchas. ¿Y te la vas a perder?

Mirarlos a los ojos, con un brillo renovado en amor, puede ser el mejor regalo que tengas para darle y para darte.

Piénsalo.

© Autor: Chuchi Gonzalez
Copyright © 19 junio 2020, autor: Chuchi Gonzalez – www.TodaMujerEsBella.com

Papá, te perdono todo

  •  
  •  
  •  
  •  
Anterior

La mujer que yo quiero ser

Feliz Día del Padre

Siguiente

3 comentarios en “Día del Padre: perdonar a papá”

  1. Mi padre fue un hombre bueno, honrado en todo, pero nunca supe que fue una caricia de él, y me criticaba casi en burla de cómo yo caminaba😢quizá por eso me casé a los 16 años. Pero ya casada yo, fuimos los mejores amigos ya que enviudé a la edad de 24 años y cuatro niños muy pequeñitos, y mi madre murió cuatro meses después, pero Dios es bueno y emigré de mi país colombia a USA a luchar por mis hijos y los saque adelante, hoy día son cuatro profesionales y mi padre murió, pero lo recuerdo con cariño. Bendiciones 🙏😁

    Responder
  2. Gracias amiguita por tu comentario, sabes? Fui una niña muy sufrida en mi infancia, pues estudié en un colegio de monjas y un día fue una mujer que parece que tuvo una aventura con mi padre, y les dijo a las monjas que yo era una hija ilegítima, y sabes? Yo solo tenía 11 años de edad,como siempre nos formaban a todo el colegio en el patio y por buen comportamiento me gane una medalla, pero inmediatamente llegó la madre superiora y me la quitó que por que yo era una hija bastarda, casi lo grito , yo no entendía que era esa palabra, yo no sabía que hacer, pues todo el colegio se burló de mi, y mis mejores amigas, me dieron la espalda, y me hecharon del colegio, y en ese pueblo nadie me hablaba😢. Pasaron cuatro años de tristeza cuando llegó al pueblo un Capitán del Ejército y cuando nos vimos, fue amor a primera vista, y nos casamos al año y pude salir de ese pueblo en el que me sentí tan triste y despreciada, mi novio me pidió mi partida de nacimiento para presentar en el Batallón para yo tener derecho a los beneficios como esposa de militar y hay me di cuenta de la calumnia de que fui víctima ya que mi padre si era mi padre. Disculpa amiga, pero tenía que contarte esto. Bendiciones y cuídate. 🙏🌹😌!!!

    Responder

Comenta, tu opinión también es valiosa: