Educándonos en pareja

© | |

  •  
  •  
  •  
  •  

Educándonos en parejaYa no nos sorprenden las crisis de pareja, se han vuelto en algo tan cotidiano que casi pasan de forma desapercibida.

Los humanos nos acostumbramos a todo, como a los ojos morados, los insultos y faltas de respeto. Tanto así que a veces lo asimilamos como “parte del amor”.

Esto afecta incluso nuestras propias relaciones, pero no tenemos porqué aceptarlo así, y hay cosas que podemos hacer para mejorar nuestras relaciones, comenzando por educarnos como pareja, en lo que queremos, sentimos y necesitamos.

Sabemos que la ausencia de respeto no está “bien”, pero creemos que si a la mayoría les pasa, es algo “normal”. El lenguaje es un excelso tramposo: la violencia es normal porque sigue un patrón dentro de una sociedad. Si la mayoría son así, será porque así son los hombres; nos decimos por dentro. Pero lo cierto es que violentar, humillar, maltratar a otro ser no tiene que ver con el amor; me atrevo a decir que tiene que ver con la falta de amor, la carencia, la urgencia de cubrir necesidades personales, e íntimamente unido a la educación que hemos recibido de niños. Tal vez por eso, sería bueno aprender a educarnos en pareja, a enseñarnos mutuamente como queremos que nos traten.

Si estás en pareja este puede ser un nuevo rumbo hacia la consolidación del afecto y el vínculo; compartirse, abrirse y saber que requiere cada quién del otro, y lo que el otro puede y está dispuesto a entregar en la relación. De esta forma evitaremos desilusiones, enojos, y malos entendidos. El gran escritor Mario Varga Llosas dijo “Nuestra madre nos parió una vez, pero todos los días debemos parirnos a nosotros mismos” ¡Estupendo! Es la educación que nos habilitada para la vida; es el conocimiento que desarrollamos en el vivir cotidiano, y es la educación más importante; pues de ella nacen nuestros ojos al mundo. Desde ahí actuamos o dejamos de actuar, postergamos o vamos tras nuestros sueños.

Y esta iniciativa de “darnos” a nosotras mismas las habilidades para coexistir en el medioambiente, es un mecanismo que deberíamos aprender a utilizar en pareja.

Muchas parejas de años ni siquiera conocen los sueños íntimos y personales de su compañero; no se han inquietado por saber de sus intereses sobre determinados temas, anécdotas de la infancia, o traumas que le hacen ser como quienes están siendo.

Abrir la puerta de nuestro interior es una invitación rica y excitante, hay quienes creen que hacerlo nos deja en una situación vulnerable, pero ¿Por qué deberíamos sentir eso frente a nuestra pareja? ¿Por qué guardarme quién soy?

Cuando dudamos de ser lo que estamos siendo frente a la pareja, por temor a sus críticas, reclamos, o burlas; un foco rojo se enciende.

Hay que trabajar para ser auténticas. Ni la otra, ni la de enfrente, ni la de la televisión. Sólo yo. Y con eso ya tenemos bastante. Mucho más que bastante.

Educarnos en pareja, es sensibilizarnos por el mundo del otro, es un proceso de aprendizaje vivencial que reportará anclajes en el alma.

Tanto hombres como mujeres tenemos creencias que nos limitan respecto al sexo opuesto; y ellas nos dominan de forma inconsciente. Si comenzamos la relación creyendo que “los hombres son infieles” ¿Qué confianza aceptaré entregarle a mi pareja? ¿Dormiré con un ojo cerrado y el otro abierto? Si él cree que las mujeres son todas unas “abusivas”, ¿cómo será contigo?

La sensibilización implica que ambos acepten las diferencias que el género trae consigo, y revisar su sistema de valores; comprender que lo que creemos no es un hecho, una verdad absoluta; sino una interpretación.

Cuando él se refiera a una mujer de forma “grotesca” pregúntale ¿Para qué lo haces? ¿Por qué hablas así si no conoces su historia de vida? Que aprenda que su lenguaje no es inocente, que las palabras son cuchillos filosos lanzados al aire. Y lo mismo sucede con lo que tú dices. “Todos los hombres son mentirosos”, “Todos los hombres lastiman” ¿Qué mensaje estás dando? ¿Por qué habría de ser diferente tu pareja? Si, tú estás vociferando a los cuatro vientos el “ser” de ellos.

Por supuesto que llegamos a la relación con un equipaje emocional, pero eso no nos determina.

Claves para sensibilizarnos:

  • Aceptar las diferencias de género; tenemos un cuerpo físico diferente, un cerebro diferente, ellos son estructuralmente pragmáticos, nosotras empáticas.
  • Aprender a hablar en primera persona; hacernos cargo del discurso, de lo que estamos diciendo.
  • Deshacernos de creencias universales, totalizadoras; estos juicios son infundados porque siempre hay una excepción.
  • Compartir temores o dudas sobre la relación
  • Dejar de vivir todo lo que ocurre como personal, entender que a veces uno explota por cosas íntimas, y cuando sucede preguntar ¿Qué te pasa en realidad?
  • No querer ser siempre el “culpable de todo”; eliminar preguntas como “¿qué te hice ahora?” cuando sabemos que nada hemos hecho.
  • Reír, y contagiar la alegría.
  • Darse tiempo para mimarse.
  • Recordarse que el amor no es para siempre, es ahora; por eso a disfrutarlo, no dejar para mañana el “te quiero”.
  • No compararse con otras parejas.

Autor: Chuchi González.
Coach Motivacional.
[ Blog de Chuchi ] [ DH Crear-T ]

Pulsa para verlo bien

Foto créditos: Foto1, foto2.

This work is licensed under a Creative Commons license.

  •  
  •  
  •  
  •  
Anterior

¡No quiero fracasar!

¿Esperas que alguien te salve?

Siguiente

13 comentarios en “Educándonos en pareja”

  1. Excelente Articulo. Muchas veces pensamos y generalizamos a los hombres por experiencias pasadas y no nos damos cuenta que cada ser humano es distinto y sus experiencias también le han dado una forma de hacer las cosas en pareja.

    También es cierto que es difícil abrir el corazón a alguien nuevo en tu vida, cuando acabas de pasar por una experiencia difícil pero estoy de acuerdo en que es la única manera de hacerlo para conocerse mutuamente. Por lo tanto es esencial conocerse a sí mismo y comunicarlo de la manera más sincera!!

    Gracias Mil

    Carito

    Responder
  2. Excelente articulo.
    Nadie nos ha contado algo esencial en nuestra vida.
    Nuestra respiración es el primer detector de la falta de respeto. Cuando alguien o algo nos agrede, aunque sea de manera sutil,nuestro patrón respiratorio se incrementa, aunque la mayoria no nos damos cuenta por que normalmente hiperventilamos.
    Respirar correctamente nos ayuda detectar los mas sutiles irritantes evitando que estos se acumulen y que den lugar a sintomas como dolor de cabeza , estres, depresion, etc. Tambien nos ayuda a entender que la falta de respeto es eso y que quien lo inflige no es por cariño u otras causas, es que ha sido así educado y no debemos dejarnos engañar.

    Responder
  3. Desde que la pareja se conoce desde ahi empieza uno a conocerce y a educarse uno con el otro. Si desde ahí falla esta educacin, toda la vida va a ser un fracaso. En esos momentos es que empieza a crecer el respero uno hacia el otro. Es como una escuela donde vamos aprendiendo las cosas buenas y malas de la otra pareja.

    En ese momento es que sabemos si congeniamos o no. De esa ensenñanza que venimis conociendonos si vemos una falla que no se puede corregir hay que poner punto a la relación.

    Ahí aprenderan si van a respetarse, a compartir sus verdades y cuales son las fallas para corregir entre ambos. Si pueden compartir esas fallas y corregirlas, entonces se habran conocidos el uno al otro y podran compartir un mundo lleno de felicidad.

    Gracias amigas por dejarme entrar una vez mas a su casita. Las amos. Muuuuuuuuuuuuuuaaaaaaah…José

    Responder
  4. hola, espero me puedan dar un consejo estoy pasando por el peor momento de mi vida como mujer, madre y esposa, mi esposo acosaba sexualmente a mi hija y ella lo calló mucho tiempo hasta que tuve un adiscusión con ella lo confeso a otra persona, me siento cupable de todo.

    Responder
    • Buenos dias Angeles, y con el permiso de Amanecer. ¿Acaso este hombre es padre de la niña o es el padrasto? No soy quien para decirte que lo mandes a volar. Pero si a mí me pasara una situacion(pensando como mujer) como esa saldria inmediatamente de esa persona. Ninguna persona en un hogar debe acosar sexualmente alguien dentro de la familia. Eso es un aberrismo e incesto si llegara a pasar algo que lamentar. Tu debes pensar primero como madre en el bienestar de tu hija. En esas situaciones la mujer jamás deberá pensar como esposa, pues un fruto de su vientre siempre es primero que nadie. Jehová dios te ayude a pensar y a tomar la decisión perfecta. Ponte en oración ante él. José

      Responder
  5. me gustó mucho, porque a veces me culpo a mi misma de lo que nos pasa a mi novio y a mi pero creo que después de leer ésto, es momento de reflexionar!!!! y que no agarré de su buzon de culpas GRACIAS!

    Responder
  6. Hay mi Dios! por experiencia propia lo digo…cuando estan locamente enamorados de ti y tu de el, todo fluye, no hay que hacer ningun esfuerzo,ningunta tecnica, la cuestion es te quieren o no te quieren es asi de sencillo, no hay formulas no hay mas, cuando te quieren de verdad aman hasta tus defectos,disculpan tu errores y cuando no te quieren todo es malo, tienes los mil y un defectos. El amor no es complicado solo tienen que amarte…

    Responder
  7. guau excelente, quisera enseñarle este articulo a mi pareja pues en las claves para sesnsibilizarnos el item que dice No querer ser siempre el “culpable de todo”; eliminar preguntas como “¿qué te hice ahora?” cuando sabemos que nada hemos hecho. De verdad el cree que cuando opino algo es porque en algo tiene culpa.
    Gracias por el Mensaje

    Responder
  8. hola que tal, solo quiero mencionar que me encanto tu mensaje, es muy cierto de lo que nos habla y realmente ayuda FELICIDADES y siguenos ilustrando 😆

    Responder
  9. Hola que tema tan interesante al leerlo me he dado cuenta de la realidad de las cosas que hacemos quizás a. Veces sin querer herimos lamentablemente en muchas ocasiones me he enojado a tal grado de no hablarle a ni esposo hasta q el lo haga soy muy orgullosa se que esta mal no se como cambiarlo hemoss tenido tantos enojos por nada debo reconocer todo por mi culpa he dañado tanto a ni esposo se que no se lo merece pues a tenido una paciencia conmigo se que lo quiero y no se porque lo hagó. Y tantas veces he dicho frente a el que todos los hombres son unos miserables no se porque no puedo confiar tanto en ellos me cree esta idea por mi padre pues no ha sido el mejor después con algunos de mis cuñádos y pues tengo esa mala idea de que son todos infieles sin tomar en cuenta que alguien puede hacer la diferenncia. Como quisiera demostrarr y darle todo el amor que mi esposo se merece y sólo tener momentos de felicidad y no de días perdidos por enojarme sino disfrutarlo cadaá vez que podemos estar el día completóo juntos. Gracias por el tema que en verdad hace reflexionar.

    Responder
  10. Estoy muy agradecida por todos los articulos que teneís, la verdad he pasado una racha muy mala con mi pareja, me han ayudado mucho, hay otros temas que me gustaria poder saber más, como el tema suegras es muy importante. Un abrazo y seguir adelante

    Responder
  11. Buenas Noches.

    Tengo dos semanas que me suscribi a la pagina y lo unico que tengo que decir es que es sencillamente EXCELENTE me ayudo mucho a superar una situacion y ahora sigo leyendo para aprender y crecer como ser humano.

    GRACIAS….

    Responder

Comenta, tu opinión también es valiosa: