Inicio > Relaciones > Pareja > 10 cosas que las mujeres maduras no dejan de hacer por tener pareja

10 cosas que las mujeres maduras no dejan de hacer por tener pareja

Una mujer madura sabe lo que quiere de la vida, y aunque esté en pareja no abandona sus sueños y la esencia de su ser. 10 cosas que no deja de hacer por tener una relación de pareja.

10 cosas que las mujeres maduras no hacen sólo porque estén en pareja:

En la vida hay que hacer sacrificios, y para alcanzar la felicidad, también. Pero hay cosas que las mujeres maduras han aprendido que no merece la pena sacrificar por estar con alguien. Aquí tienes una lista de 10 de estas cosas:

1. No renuncian a sus sueños:

Tener una relación de pareja no quiere decir que debas dejar de tener sueños y luchar por ellos, idealmente querría decir lo opuesto: que tendrás apoyo en la persecución de tus sueños. A veces tenemos que escoger entre diferentes sueños, pero por lo general, una mujer madura no aparca sus sueños por una relación. No dejes de intentar hacer las cosas que soñabas hacer, no sacrifiques tus ilusiones, compártelos, haz que tu pareja sea cómplice tuyo. Apóyale en sus sueños, y busca su ayuda en realizar los tuyos.

2. No dejan que su pareja tome todas las decisiones:

En una relación de personas maduras y adultas, ambas personas se respetan y valoran las opiniones de su pareja. Es más, no sólo las respetan sino que quieren escucharlas. Esto cuenta para todo, no sólo para las decisiones importantes, sino también para las pequeñas. Y aunque no siempre se tenga la misma opinión sobre algo, siempre hay respeto y se intenta complacer a la pareja en la manera de lo posible.

3. No pelan batallas perdidas:

Una mujer madura sabe que no hay que perder tiempo con las batallas perdidas, las que sabes que no vas a ganar. Hay que escoger sabiamente las batallas que pelearemos, si no podemos cambiar algo, ¿para qué desgastarnos intentándolo? Cuando una sabia mujer necesita dar a conocer su punto de vista sobre algo que no le gusta pero que no tiene remedio, lo hace, pero de forma sutil, sin intercambiar palabras cargadas de rabia. A veces es mejor dar un paso atrás y decir las cosas con suavidad y amor. No hay que pelear las batallas perdidas.

4. No tontean:

Los juegos de seducción, atracción y conquista son cosa de jovencitas. La mujer madura valora demasiado su tiempo como para perderlo en tonterías. No se andan con rodeos, van a lo que quieren, y dejan claro si algo les interesa o no.

5. No permiten que se les falte el respeto:

Ni para tener pareja ni para continuar teniéndolo dejará de hacerse respetar. Cuando una mujer se deja de hacer respetar, todos opinan sobre ella e incluso critican las cosas que logra hacer por su propio esfuerzo. Una mujer respetable es una mujer digna, y eso es una cualidad que la hace destacar ante las demás. No necesita ningún hombre que le diga lo que vale, ni lo que tiene que hacer para ser apreciada. Ella sabe lo que vale, se sabe valiosa, digna y merecedora, por eso nadie se atreve a faltarle el respeto.

No abandones tus sueños por amor
¡Que no te falte el respeto!

6. No lo hacen todo público:

Saben guardarse sus cosas en privado; no todo tiene que ser contado a la familia, los amigos, o peor aún, a Facebook. La mujer madura lo sabe, y calla cuando debe, porque sabe que todo lo que diga se expone a ser juzgado y valorado por los demás, incluso después de tiempo y fuera de contexto. Especialmente las diferencias que tienen entre sí, no las van pregonando por aquí y allá; pues si hay diferencias, los platos sucios se limpian en casa, no fuera.

7. No pierden el valor de un “te amo”

Una mujer madura sabe lo que es el amor, y que depende de la persona, un “te amo” puede tener mucho o poco significado. Por eso, no abusa de palaras cariñosas, no se las dice a todo el mundo, sino que las tiene reservadas para su pareja. Tampoco se calla los “te quiero” o “te amo” para su pareja, porque sabe que esas palabras también ayudan a que el amor crezca entre los dos.

8. No sacrifican sus otras relaciones:

Una mujer segura de sí misma no sacrifica por completo las relaciones de amistad o familia por estar junto a su pareja. Claro que es lógico que se distancie un poco de ellos, pero no por tener pareja va a dejar de tener amigas y encuentros con su familia. Tanto la familia como los amigos han estado contigo de toda la vida, no son algo que se deba sacrificar por la pareja, sino que hay que saber encontrar el punto medio donde podamos tener a todos contentos y cercanos.

9. No abandona su independencia económica:

Si antes de tener pareja te valías por ti misma, ¿por qué querrías pasar a ser dependiente? ¿Para qué estar siempre necesitada, rogando dinero para comparte tus cosas? ¿Por qué estar siempre justificando tus gastos? Una mujer madura entra a una relación para amar, no para ser mantenida. La mujer adulta se vale por sí misma, no por lo que le den.

10. No se obstinan con los fallos de sus parejas:

Todos tenemos fallos, nuestras parejas también. Pero no hay que enfoscarse y emperrarse con los fallos que tiene la pareja. Hay que saber dejar pasar las cosas, dejar de tener todo lo malo entre ceja y ceja. Al contrario, mejor fijarse en lo bueno y positivo. Esto no quiere decir que la mujer madura sea cegatona, sino que sabe aceptar que su pareja no es perfecta y que aun así tiene cosas maravillosas que la ilusionan y hacen desear seguir felizmente juntos.

© Autor: Matilda B.

Acerca de Matilda B

Durante años una silenciosa lectora de Toda Mujer es Bella, Matilda está llena de intenciones y deseos de ayudar a otras mujeres. Colaboradora invitada.

También te podría gustar

10 cosas que decirle a alguien que está pasando por una depresión

Cosas que decir y evitar decir a un amigo, amiga o a nuestra pareja si …

Comenta, tu opinión también es valiosa: