Inicio > Autoayuda > Reflexión > ¿Sirven las disculpas cuando siempre se cae en los mismos errores?

¿Sirven las disculpas cuando siempre se cae en los mismos errores?

Es bueno aceptar disculpas, porque con ello damos nuevas oportunidades a quienes han cometido errores. Pero cuando te piden disculpas de forma repetitiva, siempre por lo mismo ¿qué hay que hacer?

Dice un refrán que “errar es humano y perdonar es divino”, por eso muchas veces estamos dispuestos a disculpar y perdonar a quien ha cometido un error. Es más, hay veces en las que incluso nos llegamos a disculpar con nosotros mismos.

Todos cometemos errores:

A veces cometemos faltas y equivocaciones, en ocasiones de forma consciente, y en otras no; a veces con intención otras sin darnos cuenta… El caso es que, pedimos disculpas y disculpamos a los demás con el afán de poner paños fríos al respecto.

Pero ¿qué pasa cuando alguien siempre se disculpa por lo mismo?

¿Hasta cuántas disculpas deben ser aceptadas? ¿Es suficiente con que alguien se disculpe si luego vuelve a cometer el mismo error? Creo que, independientemente de nuestra errante naturaleza, todos deberíamos poner lo mejor de nuestra parte en llevar una convivencia saludable con los demás. Pero…

Si siempre me pides disculpas por lo mismo, ¿de qué sirve disculparte?

¿Sirven las disculpas cuando se cometen una y otra vez?

Puede que en diversas ocasiones demos la oportunidad a alguien que nos ha fallado y acabemos aceptando sus disculpas, pero, ¿y si siempre está cayendo en victimismo, poniendo excusas, o fallando en lo mismo? ¿Qué hacer cuando ya se ha perdonado una y otra vez, y no vemos ningún cambio real? ¿Hasta cuántos errores es sano disculpar?

Si bien puedes escoger ser una persona comprensiva con los demás, lo cierto es que tampoco se trata de que vivas enmendando sus equivocaciones. Cada cual debe hacerse cargo de sus propias acciones y elecciones de vida. No podemos aceptar y continuar como si nada ante cada disculpa repetitiva, porque si a lo largo del tiempo se cometen los mismos errores, entonces significa que el otro no tiene necesidad real de madurar y cambiar de actitud.

Por lo tanto ¿de qué valen las disculpas? A veces el exceso de disculpa cae más en un formalismo que en una real toma de conciencia.

Qué hacer cuando las mismas disculpas son cotidianas:

Es importante hacerle entender al que te está fallado una y otra vez, que cuando disculpas y otorgas perdón, en realidad también le estás dando una oportunidad de cambiar y no seguir en las mismas andadas. Igual tampoco estaría de más preguntarle a la persona, si aparte de pedir disculpas, declara su voluntad de cambiar y no seguir cayendo en lo mismo. Es decir, ¿hay arrepentimiento real?

Siempre haces lo mismo

«Errar es humano, perdonar es divino, rectificar es de sabios»

Es bueno aceptar disculpas, porque con ello damos nuevas oportunidades a quienes han cometido errores. Pero cuando es repetitivo, antes de volver a disculparle, asegúrate de que exprese a qué se reviere con pedir disculpas, si se compromete a cambiar y si se da cuenta de que en sus manos está la posibilidad de cambiar y rectificar. Porque si sigues disculpando así sin más, volverás a llevarte otra decepción.

© Autor: Chuchi Gonzalez.

Acerca de Chuchi Gonzalez.

© Autor: Chuchi González. Chuchi es escritora, tallerista motivacional, coach, médico de la risa y Líder en Yoga de la Risa. Argentina que radica en México. Qué le gusta: pintar al óleo, leer, escribir. Su misión en la vida: comunicar el amor universal.

También te podría gustar

5 formas de empezar a amarte a ti misma

Tener amor propio no es tan sencillo como suena. Muchas veces somos conscientes de que …

Un comentario

  1. JOSE AURELIO PIZARRO PIZARRO

    Un tema delicado para muchas personas,el perdón se debe de dar
    de todo corazón y para que la persona deje la misma disculpa. Y si
    sigue con la misma disculpa hay que seguir disculpándolo hasta que
    el mismo se veaa si mismo y mire que la disculpa no es buena, para
    él ni para los demás.

    Digo que es delicado, porque a muchos les cuesta perdonar lo mismo
    varias veces, pero quienes somos nosotros para juzgar y no perdonar
    a nuestro prójimo. En su palabra Jehová dios dice que hay que dar
    el perdón siete mil veces siete. Ahora está de parte de uno si desea
    perdonar a la persona y no la falta o perdonar ambas y no volver a
    converzar de lo mismo.

    Un buen tema el de nuestra coloboradora Chuchi en cuanto a disculpar
    a los demás por la misma disculpa. Un fuerte abrazo y un beso…José

Comenta, tu opinión también es valiosa: