Sin tiempo para nada

© | |

  •  
  •  
  •  
  •  

No hay tiempo para nada Hoy día vivimos en un contexto social de “velocidad y agresión”…

Velocidad en el sentido de que “todo tiene que ocurrir en el mínimo tiempo”, en que “escasea el tiempo”, buscamos “procesos simplificados: comidas rápidas, aprender inglés en tres meses,  responder a mensajes de textos -Ok-Si-No-Tq-, adelgazar diez kilos en un mes, usar electrodos para tonificar músculos, tomar pastillas para dormir más rápido, etc.

Y agresión, entendido por la nube de estrés que viaja sobre nuestras cabezas, por el enojo que abunda en nosotros, por la indiferencia consecuencia de la prisa que llevamos.

Todo el tiempo, estamos ocupadas. Tenemos que ir de compras, responder mails, ir al dentista, asistir a reuniones, colegios, buscar a los niños, pasear a las mascotas, concurrir a la estética, pagar cuentas, actualizar las redes sociales, hacer ejercicio, compartir con los amigos, recordar los cumpleaños, lavar trastes, ropa, planchar, cocinar, aseo de la casa, encontrar personal, buscar trabajo, terminar tesis, devolver un libro, etc. Miles de cosas a diario que nos mantienen en la frecuencia que he llamado VA (Velocidad y Agresión) pagando altos precios emocionales y físicos, como hipertensión, ansiedad, cansancio crónico ,obesidad,  angustia, insomnio, enojo, dolores de cabeza, tristeza, cáncer, depresión, ira, problemas cardíacos, etc. Y todo ello para no salirnos y pertenecer a éste mundo.  Pero alguna vez nos hemos dado vuelta, mirar por dentro, y preguntarnos ¿Qué estamos haciendo? ¿Qué estoy haciendo con mi vida? ¿Qué está pasando?

Todas estamos siendo víctimas/responsables de uno de los pecados capitales más transcendentales del siglo: La “Pereza Activa”. Una especie de nebulosa que tenemos sobre nuestros ojos, que nos mantiene ocupadas en miles de actividades haciéndonos perder el rumbo de las acciones importantes para nosotras. ¿Cuáles son esas acciones? Las acciones que tienen que ver con nosotros mismas, con nuestro ser, nuestra luz interna, nuestras voces, nuestra sabiduría. Según el monje tibetano S. Rimpoché, hay diversas clases de pereza, la oriental y la occidental:

  • La pereza al estilo oriental se practica a la perfección en India. Consiste en pasarse el día holgazaneando al sol, sin hacer nada, evitando toda clase de trabajo o actividad útil, bebiendo mucho té, escuchando por la radio música de películas indias a todo volumen y charlando con los amigos.
  • La pereza al estilo occidental es muy distinta.  Consiste en abarrotar nuestra vida de actividades compulsivas para no disponer de tiempo alguno para abordad todo aquello que importa realmente.
    (Extracto de “El libro Tibetano de la Vida y de la Muerte” Sogyal Rimpoché Ediciones Urano 2006).

Si hacemos una lista a conciencia de las actividades que tenemos que desarrollar, observaremos que muchas de ellas, que llamamos “importantes para nuestra vida”, no son más que meros trámites que elegimos para cumplir con las demandas de los demás, para obtener aprobación, para sentirnos queridas. ¿Cuántas veces te conectas con tus sueños y te prometes que el lunes empezarás? Pero al llegar el lunes, la agenda otra vez gana la partida. Hay demasiadas cosas pendientes; y “tus anhelos se vuelven a guardar en un cajón”.

Parece ser que hemos elegido que el exterior elija por nosotras, en lugar de ser nosotras quienes elijamos a cada paso en nuestra vida. El doctor Deepak Chopra en su libro “Cuerpo sin edad, Mente sin tiempo”, hace referencia  a esto invitándonos  a no gastar cientos de dólares en maquillaje, ropa, pastillas, cirugías, y que invirtamos en una buena terapia, en una orientación emocional; porque un equilibrio interno nos hace más sexys y bellas que cualquier cosmético o traje de diseñador; más sin embargo las personas siguen buscando fuera de sí, lejos de su centro, la verdad de la vida.

Estamos inmersas en una distracción nociva y viciosa, siempre queremos más, y más. Siempre buscamos mejorar nuestra condición económica, olvidando la espiritual; creyendo que más bienes materiales y mejores condiciones laborales, nos asegurarán vínculos exitosos y saludables.

Sin embargo, contamos con muchísimos ejemplos que nos confrontan con esta fantasía. La belleza y el éxito dependen de nuestra peculiar forma de mirar, absorber y relacionarnos con el mundo.

Si pudiéramos reconectarnos a diario con nuestra voz interna, aprenderíamos que mucho de lo que perseguimos lo hacemos por costumbre, por tradiciones de otros, por no saber elegir desde el corazón.

El antídoto a éste pecado es hacernos conscientes de que la vida está en pleno cambio, que nadie puede bañarse dos veces en las aguas del mismo río (Heráclito), que todo fluye, y que estamos en constante rediseño. Que mientras todo esto acontece ante nuestras narices; nosotras estamos extraviadas.

Te invito a soltarte y dejarte SER.

Chuchi González.


  •  
  •  
  •  
  •  
Anterior

Nunca dejes de soñar

No logro olvidarte ni dejar de amarte

Siguiente

7 comentarios en “Sin tiempo para nada”

  1. Hola mis queridas amigas,,Mi querida Chuchi,, excelete tema,, me has descrito en este articulo, sabes despues de pasar un mal amor, me siento tranquila en ese aspecto, me ocupe tanto en otras actividades, mis planes, el trabajo, la administracion de mi casa, visitar amigos, hacer ejercicio, en fin buscando y buscando que mas hacer para estar ocupada,,,y en esas ultimas semanas e estado tan cansada no por las acividades que hago y vaya que soy soltera,,sino porque como tu dices queremos mas y mas,, y soy una mujer con ambicion y terca en mis planes,, los logro pero ya despues no los disfruto, en verdad y nose el proque.. sera porque ya no soy suficientes nose o sera que me e olvidado de ocuparme de crecer mi persona si YO…en un inicio lo hice cuando me senti tan mal y gracias a sus consejos sali adelante pero pues creo que parte de esos sentimientos de enojo, tristeza, de menosprecio que me hizo sentir mi anterior relacion y en parte mi familia a mi punto de vista personal, se tornaron en energia con ambicion para lograr mas y mas enfocarme quizas en lo material que en lo personal,,quizas porque asi me siento menos sola,pues todo mundo (amistades,familia,conocidos) haciendo su vida, no reniego pues tengo muchas bendiciones pero me e volvido presa de lo que comentas,, y lo peor es que aveces siento que necesito hacer muchas cosas para no sentirme mal,,pues pienso que si paro un rato en ellas vere que me siento sola, no tanto en cuestion de pareja sino tambien en los demas ambitos, quizas e perdido un poco la brujula en medio de toda esa nebulosa de cosas que mencionas,se que estoy mal y debo de modificar algo,,de hecho estoy en busqueda de hacer mas cosas,o cargarme mas ocupaciones quizas con eso desvio afrontar a mi misma para ver como tu dices que estoy haciendo con mi vida… tu articulo creeras que me ha servido de mucho para reflexionar,,,un abrazo…. 😕

    Responder
  2. un afectuoso saludo para todas: 😆
    muy interesante tema estimada chuchi por desgracia vivimos asi por los tiempos que muchas veces la sociedad exige sin darnos tiempo de hacer conciencia, de que somos seres independientes y con uso de razon para poder realizarnos primero espiritualmente y luego socialmente, pero lo hacemos al reves la mayoria de al gente,no cabe duda siempre hay algo nuevo que aprender. un gran abrazo para todas las colaboradoras y lectoras de esta casita virtual.

    Responder
  3. Hola a todas…
    Es de gran reflexion, el tema que hoy os presentas querida CHUCHI,
    Como mujeres de esta epoca,aprendoimos varias cosas, como las mencionadas, » NO TENER TIEMPO «, y desafortunadamente NO TENEMOS TIEMPO, PERO PARA NOSOTRAS,MISMAS. si damos una miradita, Nuestro tiempo es en la mayoria de los casos para dar prioridad, y Satisfacer las necesidades, de quienes os rodean, en este enfoque, devi aprender a entregar muchas situaciones a cada uno de quienes me rodean, pues hoy miro que casi todos son DEPENDIENTES, de mis tiempos, por suuesto que he entregado mis tiempos con todo mi AMOR, y en un momento pare ese tren y dije, Ha sido suficiente, Hoy merezco vivir una vida tranquila, plena , sin correteos, para mi lo material es indispensable, mas no es prioridad, hoy por hoy mi prieoridad, es tranquilidad, paz interior, y deseos de poder compartir con los demas, MI TIEMPO, pero dedicado a conocerlos interiormente, sin prisas, a veces, senti que trabajando, y deseando tener cada vez, mas comodas situaciones materiales, era mi forma de mostrar mi AMOR, hoy lo veo diferente, hoy MI AMOR, para los mios, es poder escucharlos, poder darles otro enfoque de lo que algunas veces los ahoga, Muy muy reflexivo, y sobre todo para ponerlo a la practica,
    Besos …..

    Responder
  4. es cierto todo lo hacemos como si fueramos robot y nunca pensamos en quedarnos a meditar y relajarnos pensando en nosotras mismas por eso hoy dia me doy cuenta y creo que no sea tarde que lo material va y viene hay que ocuparse de la familia del hogar pero hay que darse un tiempo para una misma le estoy muy agradecida puesto que he aprendido mucho gracias a ustedes y sus comentarios que me han hecho reflexionar besitos muaaaa

    Responder
  5. Estamos viviendo en la era de la velocidad y ya no tenemos el tiempo para visitar la casa de Dios. Ahora lo materia es lo que tenemos en nuestras agendas, que casi nunca podemos cumplir con lo que hay escrito en ellas. Ya sea por escrito o mentalmente.

    Ahora salimos por la mañana a las tiendas y solo compramos compulsivamente que hasta veces nos olvidamos de las cosas importantes de nuestro hogar. Luego nos estamos quejando que nos falta esto y lo otro.

    Hay veces que se nos pregunta ¿Viste lo que paso? y tan siquiera nos dimos cuenta que esta pasando a nuestro alrededor. Hay que ir aprendiendo a poner nuestro freno en esta vida para poder disfrutar de todo y no solo de lo material. No se que nos pasaría si Jehová dios nos pidiera cosas a nosotros por todo lo que el nos da. ¿Tendríamos el tiempo para complacerlo?

    Gracias amiga Chuchi, por traer tan bello tema, el cual nos ha hecho pensar en vivir un poco más lenta nuestra vida. Gracias por dejarme entrar de nuevo a su casita y conversar. Las amo…Su amigo…José…. muuuuaaah

    Responder
    • Algún día quisiera yo saber el porque de su persecución contra mi persona Dra. Lara. La casa de Dios es el templo en donde se congregan las personas para darle gracias a Jehová dios por todo los que nos ha brindado. En Proverbios Cap 18 Ver 1 dice y cito: «EL QUE SE AISLA BUSCARA {SU PROPIO} ANHELO EGOISTA; CONTRA TODA SABIDURIA PRACTICA SE ESTRELLARA». Cap 18 Ver 8 :LAS PALABRAS DEL CALUMNIADOR SON COMO COSAS QUE HAN DE TRAGARSE VORAZMENTE, QUE DE VERAZ BAJAN A LAS PARTES MAS RECONDITAS DEL VIENTRE» Y para terminar Cap 19 Ver 11 : LA PERSPICACIA DEL HOMBRE CIERTAMENTE RETARDA SU COLERA, Y ES HERMOSURA DE SU PARTE PASAR POR ALTO LA TRANSGRESION. Jehová dios la bendiga siempre y la llene de todas sus bendiciones, querida amiga Dra. Lara. Y lo mas que deseo es que todo ese odio y resentimiento hacia mi persona y mi gran amiga Amanecer Cautiva se transforme en mucho amor hacia nosotros. La amo muuuuuuuaah

      Responder
  6. Este articulo me cae como anillo al dedo, pues hace dos semanas empecé la universidad y siempre permanezco ocupada y pues la verdad me he olvidado un poco de pensar en mi y las cosas bellas de la vida, vivo estresada y el tiempo es lo que me falta para hacer los trabajos pero he comprendido en este momento que no todo debe ser asi sino que tambien debemos dedicar un un lapso a la reflexion para que seamos mejores personas 😉 Felicidades!!!

    Responder

Comenta, tu opinión también es valiosa: