Inicio > Relaciones > No uses insultos… ¡utiliza frases ocurrentes!
No uses insultos… ¡utiliza frases ocurrentes!

No uses insultos… ¡utiliza frases ocurrentes!

Es obvio que como mujeres bellas y elegantes, tener que mandar callar a alguien no es algo que nos agrade, pero hay veces que no nos queda más remedio. ¡No podemos dejar que nos pisoteen!

Si te insultan, te critican, te juzgan… si intentan que hagas algo que no quieres hacer, si quieren convencerte, hacerte cambiar de opinión, etc., no te rebajes a su nivel, no utilices palabras soeces ni te pongas a chillar en la calle como una desquiciada. En lugar de eso, mantén la calma y utiliza tu inteligencia para salir del paso. Quizás puedas utilizar una de estas frases ocurrentes, que desarmarán a tu oponente y conseguirán que quedes como la reina que eres.

Mejores personas me han llamado peores cosas.

Te lo puedo explicar, pero no te lo puedo hacer entender.

Yo estaría de acuerdo contigo…
pero entonces ambos nos equivocaríamos.

Me asombra ver cómo le pones tanto entusiasmo a algo tan obvio.

No hables si no puedes mejorar el silencio.

Me niego a pelear/discutir con un oponente desarmado.

La envidia es una enfermedad.
Espero que te mejores.

Lástima que no puedas usar Photoshop en tu personalidad

Lástima que no puedas usar Photoshop en tu personalidad.

Todo el mundo puede ser estúpido alguna vez, pero tú abusas del privilegio.

Siento decirte que jamás pedí tu opinión.

Gracias. Tu singular punto de vista nos ha dejado perpleja.

Hay 7 trillones de nervios en el cuerpo humano, y tú irritas todos.

Gracias por mostrarme lo malvada que puede ser la gente.

Tus palabras dicen quién quieres ser.
Tus hechos manifiestan quién eres realmente.

Que tengas un buen día,
en cualquier otro lugar.

La gente feliz no tiene necesidad de amargar a los demás.

Enhorabuena por montar un drama de la nada.

A los que hablan a mis espaldas, es señal de que estoy por delante

Te devuelvo tu nariz.
Se había metido en mis asuntos.

No te llamas Google, así que no lo sabes todo.

¡No sabía que eras experta en mi vida y en cómo vivirla!
Espera, que tomo apuntes…

Ya que lo sabes todo,
sabrás cuándo callarte.

Nunca es tarde para callarse
y meterte en tus propios asuntos.

¿Qué parte del “no” no entiendes?

Te escuché. Y ahora, haré lo que considere mejor para mí.

© Autor: Rebeca Byler.

Si te insultan, no te rebajes a su nivel respondiendo con más insultos

Acerca de Rebeca Byler

© Autor: Rebeca Byler. Escritora y profesora de música, de grandes habilidades artísticas. De pocas palabras que siempre van al grano, dirigidas al corazón de quien las lee o escucha. Sus escritos , incluyendo sus novelas, suelen reflejar su visión de esperanza y fe en la que vive. Consigue sus libros.

También te podría gustar

Hijos con mamítis, ¿necesitan mayor independencia?

A veces los hijos son muy dependientes de su madre, tanto así que decimos que …

5 comentarios

  1. no te dejes provocar por alguien que no vale la pena

  2. QUERIDA AMIGA REBECA BYLER.

    Refrescante tema nos has traído, me provoco la risa desde que lo empecé a leer y es que tienes razón, nada mejor que no darle “material” a alguien para evitar que los insultos suban de tono, convirtiendo una discusión en una competencia a ver quien grita mas y quien dice el insulto más fuerte, más aún porque lo primero que sale a relucir es la madre que muchas veces ya se nos ha adelantado en el viaje sin retorno.

    Se dice muy comúnmente que la violencia engendra violencia y que palabras traen palabras, hace muy pocos días, vi a dos mujeres discutiendo, una se reía y la otra dejaba ver su cólera o a lo mejor su frustración; la señora enojada le recordaba a la otra a la autora de sus días, y la otra le decía, “mi mamita no está cerca, no te puede escuchar, pero gracias por recordarme que la tengo que llamar” la discusión termino así, con gritos de una y la risa de la otra, no sabría decir quién de las dos se enojo mas, lo importante es que lo que parecía que sería muy serio, termino cuando los hijos se llevaron a la señora enojada.

    En lo personal, no me imagino a si misma gritando improperios o respondiendo en el mismo tono y con palabras altisonantes, porque sabemos que la cólera escala, sube de tono y en cualquier momento se puede llegar a la agresión física, lo mejor es tratar de ignorara los insultos y cuando el caso se da, esperar que los ánimos se calmen para tatar de razonar, en el peor de los casos alejarse para que la cólera no nos alcance, por aquello de que “más vale que digan “aquí corrió un cobarde y no que lean, aquí yacen los restos de un valiente” de nuevo gracias por el tema.

    Amanecer cautiva. Dulce.

  3. me encanto!!! espero mas articulo sobre este tema como responder con educacion mas que nada en la sociedad te encuentras con cada persona irritantes..

  4. buenisimo tu articulo. buscaba exactamente esto hoy, y es que tengo una vecina que debo poner en su lugar pero no quiero equivocarme y ser vulgar. gracias.

  5. !EXCELENTE! IGNORAR ES LA MEJOR DEFENSA.

Comenta, tu opinión también es valiosa: