palabras

10 cosas decimos y podrían dejar marcados a nuestros hijos

10 cosas decimos y podrían dejar marcados a nuestros hijos

¿Recuerdas algo que te dijeron tus padres, que te ha afectado toda la vida? ¿Tal vez decían que eres tonta, y te lo creíste? ¿Que nunca lograrías nada en la vida por ti misma, y por muchos años ni lo intentaste? Las palabras de nuestros padres pueden marcarnos de por vida, tanto para bien como para mal.

Ya sabemos que criar hijos puede resultar bastante difícil, a veces. Habrá momentos en los que nos sintamos defraudadas, molestas, cansadas, irritadas o cien por cien enfadadas. Aun así, es nuestro deber vigilar nuestra lengua y no permitirnos decir nada hiriente. Nuestros hijos no se merecen ser tratados con desprecio en ningún momento.

Aquí hay una lista de cosas que jamás deberíamos decirles.

Leer…10 cosas decimos y podrían dejar marcados a nuestros hijos

10 Cosas que no deberíamos decir a nuestros hijos

10 Cosas que no deberíamos decir a nuestros hijos

Como madres, deseamos lo mejor para nuestros hijos e hijas. Pero a veces, sin darnos cuenta de ello, estamos limitando su futuro, su formación, su autoestima y seguridad en sí mismos.

Tenemos que tener cuidado con lo que les decimos pues las palabras, aunque pudieran parecer inocentes, pueden tener efecto devastador en nuestros hijos.

Leer…10 Cosas que no deberíamos decir a nuestros hijos

El abuso verbal

El abuso verbal

Las palabras pueden convertirse en cuchillos hirientes que brotan de nuestras bocas. Una palabra “dicha” es una flecha lanzada al aire que llegará a su destino… aunque al instante nos arrepintamos de haberla pronunciado.

Los insultos son una forma de abuso verbal, pero no todo insulto es abuso verbal. Decir unas cuantas malas palabras universales (de esas que le dirías a cualquier persona con la que te enojas) no es abuso verbal, aunque no deja de ser una conducta agresiva que es mejor evitar.

Leer…El abuso verbal

Espero más que palabras de un hombre

Si a los hombres se les conquista por la vista y el estómago, eso que se dice de que a las mujeres se les conquista por el oído, también es verdad. Más que flores o detalles, ¿qué mujer no se enorgullece al escuchar a su hombre decir todo lo que la adora, lo afortunado que es de tenerla y el futuro que les aguarda juntos? Ellos saben cómo conquistarnos y derretirnos con sus frases, con sus halagos, con sus promesas. Ellos saben subirnos el ego y la autoestima hasta el cielo.

Leer…Espero más que palabras de un hombre

El poder de tus palabras

El poder de tus palabrasTus palabras tienen poder.

Con tus palabras influyes positiva o negativamente sobre la vida de quienes las escuchan.

Tú tienes el poder de influir de forma positiva sobre tus compañeros, familiares y pareja. El poder está en tus palabras.

Dicen que lo que siembras cosecharás… siembra palabras buenas y la cosecha será buena.

Leer…El poder de tus palabras

Las palabras positivas animan

Las palabras positivas animanUnas pequeñas palabras pueden hacer una gran diferencia en nuestras vidas y las de quienes nos rodean.

Un “me gusta”, un “te amo”, un “qué bien te quedó”, un “cada día te veo mejor” o un simple “gracias” pueden hacer que el día sea mejor.

Intentemos ser conscientes de la importancia de escoger bien las palabras. De expresarnos de forma positiva. Nuestras vidas serían mucho mejor.

Leer…Las palabras positivas animan

¡Te lo dije!

¡Te lo dije!

¡Te lo dije!

Es horrible escuchar un “te lo dije” tras cometer un error, pero mucho más escucharlo de forma repetitiva, una y otra vez.

El “te lo dije” no sirve para nada positivo, sólo mortifica a quien lo recibe y aminora su autoestima, alegría y confianza.

Tengamos cuidado con nuestras palabras, y aunque tengamos razón, por lo general el “te lo dije” es mejor no decirlo.

Leer…¡Te lo dije!

Cuidado con lo que sale de nuestra boca

Cuidado con nuestra boca

Hola mis amigas:
Cuidado con nuestra bocaDicen que las palabras pueden levantar tempestades, pueden ser suaves caricias para el alma, o pueden ser un arma tan letal que puedes llegar a matar a una persona por ellas.

Es muy importante que antes de hablar sepamos qué vamos a decir para no hacer daño a otras personas, incluso a aquellas con las que no nos llevamos tan bien. A veces sentimos mucha rabia contra alguien, pero antes de hablar debemos pensar.

Leer…Cuidado con nuestra boca