Rebeca Byler

Si luchamos que sea para ganar

Elige bien tus batallasLas mujeres tenemos visión para cambiar las cosas a mejor, traer mejoras al entorno que nos rodea. Pero no podemos pretender cambiarlo todo, al menos no de golpe o acabaremos agotadas y derrotadas.

Tenemos que escoger bien aquello por lo que queremos luchar. Ir poco a poco, batalla a batalla, así podremos lograr lo que nos propongamos.

Leer…

Madres a tiempo completo

Madres a tiempo completoLas mujeres tenemos derecho a escoger nuestra profesión, tenemos libertad para escoger a qué dedicar nuestro tiempo. Algunas escogemos ser madres a tiempo completo.

Merecemos esa libertad. Merecemos poder dedicarnos a nuestros hijos. No tenemos porqué avergonzarnos de estar dedicadas al presente y futuro de nuestros hijos. Ser madre a tiempo completo es un orgullo.

Leer…

Si puedes imaginarlo, puedes conseguirlo

Si puedes imaginarlo, puedes conseguirloEres la mujer que crees ser.
Lo que tú crees acerca de ti misma determina tu persona, lo que puedes lograr y lo que no.

Para lograr grandes cosas en la vida no necesitas que los demás crean en ti, lo que necesitas es creer en ti misma. Aquello que tú te veas capaz de lograr, podrás lograrlo.

Eres mujer, eres valiosa y especial, si puedes imaginarlo puedes lograrlo.

Leer…

Mujeres y Dios – Mujeres en la Iglesia

Mujeres y Dios - Mujeres en la Iglesia Se ha faltado mucho a la VERDAD en cuanto al papel de la mujer en la iglesia y su relación con Dios. Hoy día, en pleno siglo XXI, aún continúan realizándose malvadas desviaciones (sean hechas a propósito o no) e interpretaciones (traducciones) desafortunadas que han degradado a la mujer a un segundo plano.

Hoy día muchos hombres y muchas iglesias todavía se mantienen en su postura torcida acerca del trato a la mujer, la hembra. (Muchos lo niegan con la boca pero, inequívocamente, lo apoyan con sus actos).

Leer…

Todo es posible… si puedes creer

Todo es posible… si puedes creer

Artículo sobre la fe, de contenido cristiano para mujeres cristianas.
Todo es posible... si puedes creer Durante quince años he leído la Biblia con mayor o menor regularidad, interés y pasión. Recuerdo que hace años solía leer el Libro por las noches, antes de dormir, y ahora, por ejemplo suelo hacerlo por las mañanas, junto con mi delicioso café con leche y unas cuantas tostadas, mientras los primeros rayos del sol acarician el mundo…

Leer…

La historia entre Dios y las personas

Todo debiera ser diferente.

Pero las cosas son como son: Ya no vivimos en el Edén, ya no paseamos con Dios por las tardes de otoño, el sol tiñendo de rojo nuestras espaldas mientras las hojas de los árboles se mecen a Su paso, en silenciosa adoración. No podemos levantar los ojos y ver los suyos brillando con cariño y humor, ni podemos oír su profunda voz preguntándonos qué tal hemos pasado el día.

Leer…