dar

Para ser felices hay que dar amor

Todas vamos por la vida buscando alguien que nos llene la vida. Pero mejor nos iría si nos diésemos cuenta de que para llenar nuestro corazón lo que debemos hacer es compartir el amor que llevamos dentro. Dar y compartir sin lugar a dudas nos llevará por el sendero de la felicidad.

Cada cual tiene amor en su interior. Cuando entregas amor eres como un árbol que reparte ese bello sentimiento por cada una de sus ramas, haciéndose así más grande y hermoso. Así es como debemos pensar en el amor, es para dar y ser entregado.

Leer…

Mereces recibir tanto amor como das, no menos

Mereces recibir tanto amor como das, no menos

«Sigo adelante y preguntándome cómo es que de un día a otro yo lo era todo para ti y hoy ya no estás. Dices no estar preparado, pero ¿preparado para qué? ¿para amar? Con tus hechos me has demostrado que lo que sentías era cualquier cosa menos amor. Ahora eres pasado para mí, no tienes presente ni futuro conmigo.” -Así se debe responder a quien todos los días te hace llorar y pasar por malos ratos.

Leer…

¿Has dado todo de ti… para nada?

¿Has dado todo de ti… para nada?¿Te ha pasado eso de que cuando una relación se ha terminado te has sentido defraudada porque sientes que tú has dado todo de ti, y él no te lo ha sabido corresponder?

Cuando nos entregamos o cuando damos de nosotras mismas lo mejor que tenemos, lo podemos hacer regalando o invirtiendo.

En el acto de regalar, entregamos sin esperar nada a cambio más que la inmediata satisfacción que produce hacerlo. Si es así, cuando has entregado todo de ti y al final las cosas no salen, no ha sido “para nada”, pues eso implicaría que lo que intentabas hacer era invertir lo que das (y toda inversión tiene un riesgo que asumimos personalmente).

Leer…

El amor que das…

El amor que dasEn ocasiones nos sentimos solas y abandonadas, como si las personas que están a nuestro alrededor no se percatasen de lo valiosas que somos.

Pero puede que ese no sea el problema, y en realidad, aunque duela reconocerlo, el problema resida en nosotras mismas:

Las personas que dan amor siempre reciben amor. No debemos esperar que se nos quiera y aprecie por quienes somos si sólo somos capaces de ver nuestros problemas: Si sin esperar nada a cambio entregamos amor y ayudamos a los demás, sin duda dejaremos de sentir soledad.

Leer…