superación

Tú puedes y debes salir adelante

Cada cierto tiempo, toda mujer debiera ponerse frente al espejo y pensar en lo que ve y siente al mirarse.

Idealmente, cuando nos miramos al espejo, todas las mujeres nos sentiríamos bien con nosotras mismas, al analizar nuestras vidas, y al pensar en lo que nos hemos convertido. Pero no siempre ocurre así.

Si ese es tu caso, y no te sientes orgullosa por quien eres, debes seguir leyendo, porque tu vida podría cambiar a mejor:

Leer…Tú puedes y debes salir adelante

Soy una mujer única, imperfecta… pero soy yo misma

A lo largo de esta vida he tenido malas experiencias, motivos para llorar, y para sufrir… pero he decidido no dejarme llevar por el pasado.

Yo soy mujer, única, imperfecta, pero soy yo misma. Tengo derecho a encontrar la felicidad, y la encontraré. Soy mujer, podré hacerlo. Sólo he de concederme una nueva oportunidad.

Leer…Soy una mujer única, imperfecta… pero soy yo misma

Juramento a mí misma

Lucharé por mí misma, por hacerme respetar y valorar El juramento que toda mujer debiera hacerse a sí misma.

Estás invitada a unirte a este juramente, así como hago yo hago ahora:

No porque me lo pidan, sugieran o impongan… no por los demás sino por mí misma. Por mí, por mi valor como mujer, por lo mucho que merezco y valgo me hago este juramento:

Leer…Juramento a mí misma

¿Cómo superar la muerte de un ser querido?

La muerte de un ser querido duele provoca un vacío interior que nadie puede llenar por mucho que pase el tiempo. Ese vacío en realidad está lleno de los recuerdos compartidos con ese ser querido que a pesar de su ausencia sigue presente, pues forma parte de tu historia y se mantiene en tu corazón. La nostalgia es un sentimiento lógico cuando, al compás del vivir echamos la vista al pasado, vemos fotografías de nuestro álbum personal y comprobamos como hay personas que ya no están.

Leer…¿Cómo superar la muerte de un ser querido?

Si la vida te de espinas, suéltalas, deja ya de pincharte con ellas

Todos vivimos, sufrimos, lloramos y reímos… pero no de igual modo. Tenemos que aprender a vivir, a sufrir, cuándo y por qué. Saber reconocer el momento de reír, gritar, lamentar y celebrar. Puede que tengamos espinas en nuestro corazón, pero no por ello dejemos que nuestra vida entera se desgarre.

Leer…Si la vida te de espinas, suéltalas, deja ya de pincharte con ellas