dignidad

Aprendiendo a olvidarte

Aprendiendo a olvidarte

En muchas ocasiones la vida nos lleva por senderos dolorosos, encontramos amores que por poco nos matan, y es porque no sabemos amar y respetarnos a nosotras mismas como persona y mujeres.

El día en que aprendamos a amar con medidas y a respetarnos, esta historia no les podría ocurrir…

Leer…Aprendiendo a olvidarte

Quien no te valora, no te merece

Hay muchas relaciones de pareja y matrimonio en las que el respeto a la mujer no existe, son tantas que también podría ser tu caso o la de alguien que conoces.

Quien no te valora, no te merece. Eso es algo que toda mujer y persona debiera tener en mente. Y el respeto empieza por una misma, que se te valore o no depende de ti.

Leer…Quien no te valora, no te merece

La soledad no es tan mala

La soledad no es tan mala

El día a día de la vida Muchas mujeres tienen miedo a la soledad, miedo a quedar solas, y por esa razón llegan a soportar muchas cosas incómodas y difíciles de digerir. Hay muchas historias tristes de las mujeres que aguantan de todo por miedo a la soledad, a que les digan «si yo nunca te he querido»… Se aguantan muchas palabras hirientes que van quedando en el corazón sin poder olvidarse nunca. Mujeres que soportan despertar junto a alguien que ya no ama, que le ha hecho daño, que le ha engañado con la primera que se cruzó en el camino, que no la respeta en casa, el hogar, ni en ningún sitio.

Leer…La soledad no es tan mala

¡Vuélveme a querer!

¡Vuélveme a querer! Abre tu corazón mujer amiga y dime: ¿Qué está pasando en tu alma? ¿Por qué tus pensamientos y sentimientos son tan dolorosos al saber que amaste y no fuiste correspondida, valorada, comprendida, respetada ni amada como tú lo hubieras deseado? ¡Estás sola! ¡Estás llorando! ¡Estás sufriendo!, y tu dolor se derrama por cada poro de tu piel. ¿Es inevitable e incontrolable tu torrente de lágrimas y sufrimiento? ¿No hay nada más qué hacer, ni nadie más a quien apelar para detener tan grande pesar que oprime tu corazón y enajena tu razón atormentada?

Leer…¡Vuélveme a querer!

¿Los apegos sentimentales duelen?

En esta vida todas las mujeres tenemos tendencias muy marcadas a la búsqueda de motivos especiales para cultivar los sentimientos y los sentimentalismos.
Nos volvemos unas verdaderas madonas, atrevidas y expertas en materia de afectos, no hay quien se atreva a competir con nosotras, porque anticipadamente se sabría un vencido.

Somos especialistas en refinar los detalles, las ternuras, los besos y los apapachos a nuestro ser amado, y hasta con copia al sindicato: El de las mujeres “cariñosas”, para que nadie diga que no dejamos constancia y que al amor lo vivimos sin testigos, y hasta de honor.

Leer…¿Los apegos sentimentales duelen?

¡Me duele amarte así!

Constantemente nos encontramos con mujeres que recurren a frases comunes como:

“No puedo olvidarlo”, “No puedo sacarlo de mi corazón”, “No puedo borrarlo de mi pensamiento”, “No puedo evitarlo, su recuerdo me duele”, “No puedo dejar de pensar en él, imposible apartarlo de mi alma”, “Lo sigo amando a pesar de todo”, etc.

Y lo que es peor…

Leer…¡Me duele amarte así!

La mujer: educada para ser sumisa

La mujer: educada para ser sumisa Desde siempre la mujer ha sido enseñada a obedecer y a ser sumisa.
Hasta hace muy poco era típico enseñarles a las niñas mayores de la familia a cuidar de sus hermanitos mas pequeños, a estar cerca de la madre, a aprender los oficios y a servir a los hombres de la casa.

La mujer aprendió a realizar tareas, tanto las delicadas como las tareas más rudas. Aprendió a almidonar los cuellos y los puños de las camisas, a bordar, a tejer y a hacer maravillas con las manos, pero todo se reducía al pequeño mundo de las cuatro paredes de su casa, aprendió a tratar con cosas de gente grande, muchas veces a ayudar en pequeños negocios, en consecuencia, también aprendió a contribuir a los ingresos de la casa.

Leer…La mujer: educada para ser sumisa

Cuando el amor no es suficiente

¿Por qué a veces el amor no es suficiente? La mujer por naturaleza es una romántica y una soñadora incorregible. Gusta de hacer castillos en el aire y colgarse de las nubes del cielo para hacer piruetas que ni ella misma se imaginaba con cuánto éxito llegaría a darle vida a sus sueños más hermosos en el Don de ser mujer.

Pero hay sueños que suelen ser y resultar demasiado costosos, un precio que no todas las mujeres del mundo están dispuestas a pagar y mucho menos cuando el amor propio va de por medio y les es lastimado.

Leer…Cuando el amor no es suficiente

Cerrando etapas en nuestras vidas

Cerrando etapas en nuestras vidas

La vida pasa, y cada vez que se te va un día, ese día ya no vuelve nunca más…

Por nuestro propio bien es necesario ir concluyendo etapas de nuestras vidas. Hubo un tiempo en el que eras niña y tuviste que pasar a la siguiente etapa. Quizás no te gustaba mucho hacerte mayor, pero si permaneces con ese deseo de ser eternamente joven, vivirías frustrada porque eso es imposible, hay que saber dejar pasar los años y tomar el tiempo que viene de la mejor forma posible.

Leer…Cerrando etapas en nuestras vidas

¿Reina o esclava, amiga?

¿Reina o Esclava, amiga?Aquél día que me confesó que no me amaba, pero que siempre sería para él su ‘chiquitita’.
Sentí que me aplastaba el cielo con la tierra y que había quedado suspendida entre el cielo y el infierno. No podía creer que el amor de mi vida me estuviera hablando así, después de que dejé todo por él y le di mi vida entera. Me sentí fulminada, no se puede seguir viviendo cuando la sangre se congela en tus venas y el corazón deja de latir.”

Leer…¿Reina o esclava, amiga?

¿Para qué quieres que vuelva?

¿Para qué quieres que vuelva? Mis amigas del alma, hoy quiero invitarlas a la más profunda de todas las reflexiones con este artículo que pretende llegar (como bálsamo que alivia), al centro más emotivo de todas ustedes: ¡Vuestro corazón de mujer!

Sabemos que las infidelidades y rupturas sentimentales están al orden del día, se presentan en paquetes muy dolorosos y que cuando a una mujer se le acumulan los sueños rotos y las quimeras en el alma, sus horas se vuelven grises y sus días más estresantes, depresivos, dolorosos, y que los síndromes de abstinencia se hacen más agudos y causan estragos severos en su organismo…

Leer…¿Para qué quieres que vuelva?

¡No quiero tu amor a la fuerza!

¡No quiero tu amor a la fuerza!“Cuando te conocí, pensé que había encontrado a mi alma gemela, eras toda mi ilusión, mi complemento, mi mundo giraba alrededor de ti. Para mí, antes que todo estabas tú, te amo y sé que eres el hombre de mi vida, y por amor he atendido siempre a todas tus solicitudes, a pesar de que me has demostrado hasta la saciedad, tu marcado desinterés, no me importó porque te amo y soy tuya.

Por todo ello me entregué a ti en cuerpo, alma, sentimiento y razón… ¡He vivido para ti! Mi vida y mi corazón te pertenecen… ¿Sabes lo que se siente cuando uno da todo por amor y no recibes a cambio, ni un triste gracias?

Leer…¡No quiero tu amor a la fuerza!

¡No lastimes más mi corazón!

No lastimes más mi corazón Generalmente en la mayoría de los casos de rompimientos sentimentales, el hombre se va muy a gusto, y la mujer se queda atrapada en un mar de lágrimas, dolor, tristeza, impotencia, rabia, desesperación y unas ganas de gritarle: «¿Porqué me haces esto? ¿Por qué lastimas mi corazón que es tuyo?»

Y en el caso de los amigos y amigas a quienes les das la mano y se toman con todo y pié, qué difícil es pararles el alto y decirles: “Hey, no abuses de la confianza que yo he depositado en ti, aprende a respetarme, soy tu amiga, no tu tonta”

Leer…¡No lastimes más mi corazón!

Mujer: Piensa con el corazón y encontrarás tu razón

Mujer: Piensa con el corazón y encontrarás tu razón

En verdad amigas queridas, que la mujer moderna no está dispuesta a sacrificarse por nada ni por nadie que no sea para obtener (sea como sea), su propia satisfacción personal.

Es una especie de egoísmo bien inducido, que no parece tener antecedentes ni principios básicos de moralidad ni buen juicio.

Leer…Mujer: Piensa con el corazón y encontrarás tu razón