Dolor

Cómo pasar los días difíciles

No todos los días son iguales, muchas veces nos levantamos con mucho ánimo, otras veces simplemente no queremos ni levantarnos, nos da pereza empezar un nuevo día…

Tenemos demasiados problemas, nos sentimos cansadas, tan agobiadas de nuestra realidad que preferimos huir y hacer como que no pasa nada, y que todo está bien en nuestras vidas.

Leer…Cómo pasar los días difíciles

No hay heridas de amor, ni amor que hiere

¿Cuántas veces sentiste un dolor desgarrador y profundo?
¿Cuántas veces el enojo cegó tu mirada hasta verte envuelta en llanto y furia?
¿Cuántas veces se te estrujó el alma y caíste rendida?
Quizás muchas.
Tal vez, pocas.
Incluso basta con una…

Pero si alguna vez amaste y pudiste sentir que el amor no estaba a tu favor y que te lastimaba, entenderás que esas heridas de amor, no son de amor.

Leer…No hay heridas de amor, ni amor que hiere

Si la vida te de espinas, suéltalas, deja ya de pincharte con ellas

Todos vivimos, sufrimos, lloramos y reímos… pero no de igual modo. Tenemos que aprender a vivir, a sufrir, cuándo y por qué. Saber reconocer el momento de reír, gritar, lamentar y celebrar. Puede que tengamos espinas en nuestro corazón, pero no por ello dejemos que nuestra vida entera se desgarre.

Leer…Si la vida te de espinas, suéltalas, deja ya de pincharte con ellas

El adiós siempre va a doler

“He aprendido que un adiós siempre va a doler, que las fotos no son igual que los momentos vividos, que los recuerdos que echo de menos siempre me harán llorar, y que las palabras nunca reemplazan a los sentimientos.”
-Shoshan

A lo largo de nuestra vida he comprobado que hay muchos tipos de adioses que debemos decir. Unos son más dolorosos que otros, otros no significan nada, otros son totalmente necesarios para seguir adelante… hay despedidas definitivas, como dolorosas e inconclusas… Despedidas tristes y alegres, despedidas que nos roban la felicidad, y aquellas que nos hacen sentir que nos dejan vacías, sin nada en la vida por lo que vivir.

Leer…El adiós siempre va a doler

¿Qué haces cuando la persona que era tuya, ya no lo es?

¿Qué haces cuando la persona que era tuya, ya no lo es?

¿Has sentido ese frío que te recorre las espaldas cuando despiertas y miras a tu lado y la persona con la que compartiste la mitad de tu vida ya no está? Cuando sientes su ausencia, hasta te cuesta dormir, y cuando por fin lo logras, despiertas con la vana fantasía de escuchar sus pasos y su voz diciéndote “hola, llegué, ¿qué hay para la cena?”

Pasaste años con él, estarlo era lo normal y natural para ti, pensabas que tu vida ya estaba realizada, que tenías para siempre a ese ser especial en tu vida. Pero quien un día te regaló su vida y dedicó una canción… hoy ya no está contigo.

Leer…¿Qué haces cuando la persona que era tuya, ya no lo es?

¡Podemos superar los duelos que afligen nuestras vidas!

¡Podemos superar los duelos que afligen nuestras vidas!Cada persona pasamos por los duelos de nuestra vida de forma personal, individual y diferente.

Ya sea un duelo por la muerte de un ser querido, un duelo por quien simplemente se fue rompiendo nuestro corazón o una amistad perdida… nuestro dolor es personal, sería difícil pensar que alguien pudiera sentir lo mismo…

No obstante, todo duelo es superable. Podemos superar los duelos de nuestras vidas. Sin los duelos no seríamos capaces de darle tanto valor y amor a lo que ahora tenemos.

Leer…¡Podemos superar los duelos que afligen nuestras vidas!

Si amo, ¿debo sufrir?

Si amo, ¿debo sufrir?No, el amor no debería doler, lo que duele es el olvido, ese largo pasillo que debemos cruzar para lograr que nuestra vida vuelva a tener equilibrio.

Olvidar un amor nunca ha sido una tarea fácil, pero tampoco es algo imposible de lograr.

Podemos lograr dejar atrás todo aquello que nos hace mal, aprender de la experiencia, madurar y crecer como mujeres que ya no se dejan llevar por las circunstancias.

Leer…Si amo, ¿debo sufrir?

No más lágrimas

No más lágrimasA veces sentimos que ya nada vale la pena, no encontramos una razón para vivir, tenemos un dolor tan grande que nos desgarra el alma, no encontramos sentido a nada, nos refugiamos en las lágrimas, en el encierro, nos aislamos, guardamos resentimientos, y llenamos nuestro corazón de odio… ¿Y qué logramos con esto?

-Sólo denigrarnos, que piensen que no valemos y que no podemos salir adelante por nosotras mismas-

Leer…No más lágrimas