Ayudando a los demás nos ayudamos a nosotras mismas

© | | ,

  •  
  •  
  •  
  •  

Cuando dejamos de centrarnos en nuestros propios problemas y somos capaces de prestar atención a lo que los demás necesitan de nosotros, nos volvemos personas de bien. Es muy gratificante serlo.

Aun en los peores días, tenemos algo bueno que dar:

Aunque bien es cierto que todas tenemos días malos que logran sacar lo peor de nosotras, deberíamos procurar ser diferentes, sin dejar que las tristezas y mal tiempo cambien nuestra forma de ser. Seamos siempre personas útiles, agradables y de bendición. Si lo logramos, nuestras propias vidas también recogerán los frutos.

Cuando peor estamos más tenemos que dar

Seamos luz allí donde vayamos:

Cuando te propones ser mejor persona, te conviertes en alguien que todo el mundo quiere a su lado, alguien que con su presencia y buen hacer cambia a mejor todo a su alrededor.

Todos necesitamos sentir apoyo:

Hay veces que seremos nosotras quienes lo necesitemos, otras veces, seremos quienes podamos brindarlo. Estemos siempre disponibles para dedicar un rato a quien nos necesita, y procuremos estar siempre atentos a quien quiera ser escuchado.

Si alguien te busca por soledad,
es porque tienes compañía para dar.

Cuando alguien te busca por felicidad,
es porque en ti siempre encuentra
unas buenas palabras
y sonrisas que sanan.

Cuando alguien se te acerca desconsolada,
es porque sabe que en ti
siempre podrá encontrar
a alguien que le ayude y muestre
cómo resolver sus problemas.

Cuando alguien te pide ayuda,
no es porque se quiera aprovechar de ti,
sino que está pasando por mal tiempo
y solo necesita un empujón
para salir de esa situación.

Cuando alguien te busca
para un abrazo, beso o consejo,

es porque eres luz, eres paz
y siembras semillas de esperanza.

Seamos de bendición, dondequiera que estemos:

Dios nos quiere tanto que en su inmenso amor nos ha dado la capacidad de ayudarnos unos a otros… No temas no saber qué hacer, confía, porque cuando se te acerquen buscando consejo, el Señor te dará las palabras y las acciones justas para que puedas ser bendición y ayuda para ellos.

Es muy gratificante ser una persona de bien, sienta bien dejar de pensar tanto en nuestros propios problemas y poder dedicar un poco de nuestra atención en los demás.

Comenta abajo, yo misma te ayudaré:

Estemos siempre dispuestos a escuchar y apoyarnos unos a otros.
Aquí en esta misma página yo misma estaré disponible para ti.
Nunca dudes en contar tu problema.
La puerta siempre estará abierta.

Con mucho amor y bendiciones para ustedes.
Shoshan

Copyright © 3 marzo 2019, autor: Shoshan – www.TodaMujerEsBella.com

Cuando alguien te busca...


  •  
  •  
  •  
  •  
Anterior

La mujer de hoy

Un Día de la Mujer con perspectiva diferente

Siguiente

3 comentarios en “Ayudando a los demás nos ayudamos a nosotras mismas”

  1. Muyyy buenas noches Shosan, que la gracia del Salvador del mundo se pose sobre ti bediciéndote en su gran manera.
    Este artículo es tan útil como poder reconocer que aun estando rotos nosotros podemos servir para ser pieza clave de restauración en la vida de otro.

  2. Me encantan sus articulos, me bendicen. Nosotras las mujeres necesitamos tanta ayuda emocional, y alguien que nos escuche. Gracias por esta alli por las mujeres.

  3. Buenas Noches.
    Muy bueno el artículo, gracias por alientarnos a seguir adelante, es muy lindo que exista este sitio, me siento muy identificada.
    Dios les bendiga en abundancia.

Comenta, tu opinión también es valiosa: