Autoestima

El narcisismo

Cuenta la leyenda:
“Narciso era un joven de gran belleza a quien todos admiraban, pero él, lleno de vanidad y orgullo, despreciaba y rechazaba a todos sus amantes.” El mito de Narciso se convirtió en una metáfora del amor desmesurado hacia uno mismo.

Diariamente nos encontramos con personas que se creen muy importantes, se sienten indispensables en todo sentido, se sienten mejores en todo y creen estar por encima de cualquier persona, incluso de sus familiares o su propia pareja.

Leer…

Puede que tu pareja sea un patán

Puede que tu pareja sea un patán

Puede que tu pareja sea un patán Cuando estás en una relación, a veces se da el caso en que tu pareja pueda “sincerarse” contigo, contándote el tipo de mujeres que le atraen. Puede que sea más delgada, más inteligente, más mona que tú… Te habla de los atributos físicos que le atraen, algunos diferentes a los que tú tienes. Si esto es algo ocurre en tu relación actual, y escuchas a tu pareja hablar de estas cosas, tu pareja no te conviene, es una persona destructiva para ti.

Leer…

Haz de tu vida un tango

Haz de tu vida un tango

Haz de tu vida un tango:
elegante, sensual, apasionante, emocionante, vibrante, intenso, lleno de voluntad férrea… una caricia, sensibilidad, armonía y amor.

¿Eh? ¿Qué tal?
Es una manera de empezar este artículo, con emoción y energía.

¿Has escuchado y visto bailar un tango? ¡Es tan hermoso!
Tiene muchísima pasión, algo que debieras poner en tu día a día.

Leer…

Cuando llega el adiós

Cuando llega el adiós Cuántas veces la mujer se queda sumida en el dolor de haber perdido a un gran amor y cuántas veces se ha preguntado en las noches llenas de soledad qué fue lo que sucedió y en qué falló la relación, sin detenerse un instante a reflexionar si pudo haber sido culpa de su pareja al esperar demasiado a ella, o si acaso no supo valorarla pese a que ella le daba todo de sí misma, incluso más que de lo que el daba a cambio o merecía…

Leer…

¡La mujer más bonita de todas!

¡La mujer más bonita de todas! Constantemente escuchamos en boca de la mujer un lamento acentuado y general, que parece indicar que siempre estamos en franca competencia:

«Quiero ser la mejor mujer», «Soy yo la que tiene que lucir mejor en la oficina», «Yo tengo el pelo más largo y más abundante, soy la más atractiva», «Yo soy la que estreno zapatos más seguido», «Soy la más popular», «Me dicen que soy la que más trabaja», «Soy la preferida del jefe», «Soy la que tiene menos posibilidades, tengo que hacer algo», «yo soy la más solicitada de la fiesta», «la que tiene los ojos más bonitos», «los labios más gruesos», «las cejas más pobladas», «las piernas más bonitas» «el tobillo más grueso» etc. ¿y las otras? ¡Que se rasquen con sus uñas o que se vayan a inyectar silicona!

Leer…

Cómo recuperar la autoestima

Cómo recuperar la autoestima Una de las cosas más tristes en esta vida es perder la fe, la autoestima, el valor, la confianza, el respeto y la seguridad en sí mismas, y no será difícil imaginar que miles de mujeres al perder a un amor, también pierden su falta de interés en continuar luchando por su crecimiento interior y su progreso íntimo.

Mujeres hay que después de una separación sentimental, se les apaga el motor de la vida, ya no tienen ganas de salir, de arreglarse, de tratar con otras personas, de volver a empezar desde cero radical y ni de levantarse…

Leer…

Técnicas y métodos para olvidar

Técnicas y métodos para olvidar

Técnicas y métodos para empezar a olvidar Dicen que la debilidad se supera dejándola atrás, y que las necias fantasías duran hasta que te decides a abrir los ojos a la realidad. Pero desgraciadamente, la mayoría de las mujeres que han sufrido demasiado por amar a quien no ha sabido valorarlas, respetarlas ni merecerlas, se niegan a renunciar a la esperanza, no están dispuestas a soltar las riendas de sus sufrimientos aunque éstos sigan doliendo más allá de la piel. ¿Por qué sucede esto? ¿Será porque les gusta sufrir y disfrutan su sufrimiento? ¿Será porque les agrada sentirse víctimas principales o mártires de primera clase? ¿Será que piensan que entre más lágrimas derramen en esta vida, más pronto se ganarán el pase o boleto para llegar más rápido al cielo?

Leer…

¿La vida te trata mal?

 ¿Es cruel la vida contigo?
Muchas veces son nuestras propias expectativas acerca de la vida y de los demás lo que nos hace sufrir.

Esperamos que nuestra pareja nos trate de la manera que nosotros estimamos correcta, y le criticamos por no tratarnos de ese modo. Esto nos lleva a la tristeza, tal vez porque no nos dice que nos ama del modo que nosotras deseamos que lo haga, o simplemente porque al verle callado pensamos que seguramente su silencio sea porque está pensando en otra persona.

Leer…

Cuando se es una mujer de 40 y más…

Cuando se llega a los 40 años, se experimentan muchos cambios, tanto en el organismo como psicológicamente. Pero no hay que extrañar los años que se nos han ido, sino mirarlos con satisfacción, por todas las experiencias que nos han dejado.
Hoy ya miramos hacia adelante para cuando seamos mayores, y para eso debemos prepararnos, planificar como queremos que sean nuestros años dorados, como cuidar nuestra salud física y mental.

Leer…

por qué tanta gente vive de apariencias

¿Por qué presumimos de lo que no tenemos o de lo que no somos?

A menudo nos encontramos con gente que pretende tener y poseer lo que no tienen, o pretenden ser lo que no son. Proyectan una personalidad que carece de valor, hacen creer que tienen precisamente aquello que les falta.

Son personas que se creen indispensables e irreemplazables, pensando ilusamente que todo el mundo gira alrededor de ellos/ellas. Se inventan un mundo de fantasías, les cuesta vivir en la realidad y se crean un mundo ficticio en donde sólo existe lo que su mente quiere que exista.

Leer…

¿Por qué las mujeres sufrimos de inestabilidad afectiva?

¿Por qué las mujeres sufrimos de inestabilidad afectiva? No es difícil encontrar mujeres que constantemente se quejan de que en casa no se les considera, no se les entiende ni se les atiende, y sufren de grandes dolores emocionales, atraviesan períodos de tremendas crisis de llanto y enorme sensibilidad, sintiéndose desamparadas en su alma, y huérfanas de afecto, y quien padece de desamparo emocional, seguro que se convertirá en una víctima más de la neurosis afectiva, ya que no hay cursos de educación intensiva para el amor.

Leer…

Se Busca Mujer: buena, bonita y barata

Se busca mujer: Buena, bonita y barata El estatus de la mujer ha entrado hoy en día al mundo de las clasificaciones exigentes por parte del hombre, especialmente de aquél seleccionista, cuando se trata de buscar pareja estable, y con más razón si esa búsqueda es a través de Internet sólo para pasar un rato agradable.

En algunos sitios de Internet, y también en el mundo del cine, prensa, radio, televisión, etc. se acostumbra a menudo clasificar las preferencias de sus programas con etiquetas…

Leer…

Reinas sin trono y sin corona

Reina sin trono y sin corona Qué triste le resulta a la mujer cuando la vida siempre sigue igual. Hacerse parte de la cotidiana mecanicidad, con su rutina insípida y aburridora que no convence a la mujer, ni hace feliz a nadie, llevando a todos juntos al barranco del caos, de la desocupación social, de la crisis de valores, de la falta de iniciativas, de la limitación de nuevos bríos, de la falta de equilibrio cuerpo-mente, que hacen presa fácil a cualquiera (no sólo a la mujer), de caer en grandes crisis emocionales, crisis de amor, crisis de afecto, de aceptación, de displacer, crisis de salud física y psíquica, etc., porque para ella la vida siempre es y siempre seguirá… igual.

Leer…

¿Migajas de amor? No gracias

¿Migajas de amor? No gracias.

¿Migajas de amor? No gracias.

Nos merecemos TODO
y no partes del otro.

Alguien que SUME
y no que reste en nuestra vida.

Todos vamos por la vida buscando la felicidad, pero muchas veces por miedo nos quedamos estancadas en la vida con una relación que nada bueno nos trae. Insistimos tanto en estar acompañadas que no vemos que muchas veces sólo nos dan migajas de amor, cariño o amistad.

Leer…