aferrarse

Si nos aferramos, nos pudrimos

Si nos aferramos, nos pudrimos

Así como cada día nos duchamos, cada noche al acostarnos deberíamos soltar todo lo que no salió como esperábamos, palabras hirientes, pensamientos derrotistas, dedos acusadores, frustraciones de no llegar a dónde queríamos… Incluso, puede que sea positivo, soltar también lo bueno del día, como la comida con amigas, el beso lleno de a mor y la película que vimos en el cine, pues al final de cuentas, si nos deshacernos de todo, hacemos hueco para volvernos a llenar al día siguiente y al otro.

Leer…Si nos aferramos, nos pudrimos