Familia

Hombres que son buenos padres

Hombres que son buenos padres

Existen los hombres buenos, y entre ellos excelentes padres que merecen reconocimiento por parte de los hijos, esposa y sociedad.

Hay padres que han ido contra viento y marea por dar a sus hijos educación, manutención, cuidado y amor. Algunos incluso, son hombres que han tenido que suplir la ausencia de una mujer que abandonó a sus hijos.

Sí, hay padres que merecen ser honrados y reconocidos.

Leer…

El amor de una madre

El amor de una madre

El mayor tesoro del mundo es poseer una madre, su amor es una gran riqueza de valor incomparable.

Todos nuestros amores podrían llegar a ser “ex” pero nunca se podrá tener una “ex-madre”. La madre es ese ser que lo entrega todo por amor, por su hogar, por sus hijos y nietos. Cuando la madre aún está ahí contigo, es una suerte tenerla, pues la clase de amor que entrega es el más puro que podrás encontrar jamás.

Leer…

Cuidado con la estricta disciplina cristiana en la educación de los hijos

¡Cuidado con la disciplina estricta de los hijos! No te pases el día regañando y diciendo «a Dios no le gusta esto y aquello», formarás hijos rebeldes.

Hay tantas teorías acerca de cómo criar niños como niños hay en el mundo. Las modas van y vienen tan rápidamente y son tan opuestas que es difícil saber a quién escuchar…

Leer…

Matrimonio sin hijos

La mayoría de las personas piensan que al dar el gran paso hacia el altar, aparte de lograr cumplir el sueño de estar con el amor de sus vidas, será para formar la familia que tanto han anhelado; y eso también significa tener hijos.  Vivimos en una sociedad que así te lo impone y lo hace ver como una ley de vida, pero ¿qué pasa cuando todo este ideal de vida no es lo que tú quieres y sueñas?

Leer…

10 cosas que las madres deberíamos enseñar a nuestras hijas

No es fácil ser madre, pero queremos hacerlo bien. Por ello conviene tener unas metas y objetivos para la enseñanza de nuestros hijos. Nuestras hijas rápidamente se van haciendo mayores, y antes de darnos cuenta ya son unas señoritas. El mundo parece estarles enseñando a sólo valorar el físico, el dinero, el éxito y lo que obtenemos de los demás… Es nuestra tarea como madres, enseñarles a nuestras hijas a ser fuertes, independientes, auténticas y felices. Como madres podemos ayudar a que se conviertan en grandes mujeres.

Leer…