Inicio > Sentimientos (página 30)

Sentimientos

Cuando se ama, se sufre

¿Cuántas lágrimas has derramado por él? ¿Cuántas mentiras soportaste? ¿Hasta dónde serías capaz de llegar para retener su amor? No hay mujer que en algún punto de la vida no fuera victima del amor, de traiciones masculinas, humillación, algún tipo de violencia, indiferencia o frialdad… Ninguna mujer que ha tenido relaciones amorosas con un caballero, ha logrado escapar impune al roce del romance.

Seguir leyendo »

El pasado… ¡más presente que nunca!

A veces nos proponemos dejar el pasado atrás para volver a empezar en la vida y el amor, pero no es fácil: hagamos lo que hagamos ese pasado está más presente que nunca… ¿por qué ocurre esto? Porque estamos poniendo demasiada energía en dejarlo atrás, lo cual nos lleva a revivirlo permanentemente. En lugar de olvidar sólo conseguimos vivir el pasado de nuevo.

Seguir leyendo »

¿Existe la mala suerte en el amor?

Muchas veces hemos escuchado decir “no tengo suerte en el amor”. Pero en el amor no se debe apostar como en un juego al azar, no debiéramos depender de la suerte para algo tan importante. Si pensamos que nos falta suerte en el amor puede que sea porque no estemos tomando las decisiones correctas, no analizando bien a nuestros pretendientes ni a nosotras mismas.

Seguir leyendo »

Te marchaste pero aún te amo

Naufragamos en un mar de recuerdos que ya no queremos tener en la cabeza, el tiempo pasa y pasa pero nosotras seguimos amarradas a una balsa que no tiene dirección ni sentido… Y así nos vamos perdiendo en la inmensa oscuridad de la noche, porque cada faro que encontramos en lugar de llevarnos a tierra firme, sólo nos engaña y nos guía a rocosos puertos…

Seguir leyendo »

Orgullo de ser Mujer

Es increíble como puede pasar el tiempo sin apenas darte cuenta, sin percibir los cambios que hay en tu vida: Te casas, tienes hijos, tu esposo ha cambiado complemente contigo y tú has dejado de ser la chiquilla con la que él se casó, aquella que siempre estaba linda, arreglada, con las manos y pies recién pintadas, sin tanto estrés encima de la casa el trabajo los chicos. Las cosas pueden cambiar tanto como para que no sientas orgullo de ser mujer, y más bien lo veas como una carga que has de llevar sobre ti. Pero eso no debiera …

Seguir leyendo »

¡Ya no más!

No es fácil dejar ir a alguien de nuestras vidas, y mucho menos de nuestros corazones, recuerdos y pensamientos. Incluso después de la separación, seguimos pensando en ellos, visitando sus muros en el facebook, intentando saber algo de ellos, preguntándonos cómo sería si las cosas hubiesen sido diferente… ¡Pues ya basta! Esa actitud debe cambiar, ¡ya no más!

Seguir leyendo »

Duele sentirse abandonada

En la vida hay que aprender a llorar, a encasillar nuestras penas, secar nuestras lágrimas y a sanar las heridas del abandono. Hay heridas que el tiempo no logra sanar por si solas, sólo duermen y tan pronto nos descuidamos afloran nuevamente haciéndonos recordar lo frágiles que somos en este mundo que estamos. Pero debemos aprender a no desesperarnos, que a pesar de que a veces pase el tiempo y los sentimientos que tenemos durmiendo en nuestro corazón vuelvan una y otra vez, sí podremos salir del abandono que sentimos.

Seguir leyendo »

Ya no soy la misma, ¡soy mejor que ayer!

No todo está perdido cuando nos sentimos solas, vacías, tristes, y en una relación de pareja que pensamos que no funciona y no nos motiva. Puede ocurrir un milagro, pero los milagros no ocurren solos, hace falta un detonante, y eso puedes serlo tú. Aunque en ocasiones olvides que eres una mujer valiosa, tú puedes cambiar tu vida a mejor, darle un nuevo brillo y restaurar lo que se ha roto.

Seguir leyendo »

Quien juega con fuego…

La sabiduría popular, dentro de su gran abanico de posibilidades, asegura que “quien juega con fuego, se quema”, sin embargo, muchas veces nos creemos pirómanas, expertas en tragar y hacer malabares con fuego sin que su calor nos llegue a rozar ni tan siquiera por un milímetro. No en vano se pronunciaron estas palabras y hay muchas formas de quemarse, no sólo el cuerpo sino también el alma y el corazón.

Seguir leyendo »

¿Por qué lloran las mujeres?

Si nos pusiéramos a analizar despacio la forma en que se desarrolla nuestra vida, podríamos encontrar muchas razones para llorar sin control o para quejarnos y lamentarnos de noche y de día. La vida diariamente nos coloca frente a situaciones que para nosotras o tienen arreglo: sueños rotos, amores frustrados, distancias, amores imposibles y la soledad por no encontrar amor. ¿Por qué lloramos?

Seguir leyendo »

El dolor es inevitable

El dolor es inevitable

En muchas ocasiones de la vida nos ponemos una doble cara para no demostrar lo que realmente sentimos, el dolor que anida en nuestro corazón y apenas nos deja respirar. Nuestro rostro es como el espejo para los demás, por lo que siempre estamos intentando guardar las apariencias. Tenemos que hablar con una sonrisa cuando en nuestro interior lo único que realmente deseamos es estar llorando en nuestra casa…

Seguir leyendo »

Las melancolías de la vida

Hay días en los que amanecemos con todas las penas y nostalgias del mundo, extrañando tiempo pasados, tiempos que antes fueron importantes pero que quedaron en sólo eso: “instantes“. La vida está llena de esos pequeños momentos. Los guardamos y atesoramos en una mágica caja que contiene todas nuestras emociones y sentimientos vividos. En los días tristes las sacamos y revivimos con el corazón. En unas ocasiones nos producen melancolías, otras sin embargo pueden darnos fuerza para el día que afrontamos.

Seguir leyendo »

La muerte no se supera, se abraza

No en vano dicen que en esta vida todo tiene solución menos la muerte. Cuando muere un ser que amamos profundamente sentimos un dolor que nos traspasa el alma y nuestro corazón se rompe en incontables pedacitos de frustración al perder para siempre a aquella persona tan especial que acariciaba nuestro ser con cada mirada.

Seguir leyendo »

No hay razones para amarte

Es difícil superar el dolor y los recuerdos de un amor. Intentamos olvidar, sabemos que no merece nuestro amor, y sin embargo le seguimos añorando y recordando. “¡No hay razones para amarte! Con el paso del tiempo te dejaré atrás, mis heridas cicatrizarán y un nuevo amanecer llegará a mi vida.”

Seguir leyendo »