Inicio > Lluvia. (página 2)

Lluvia.

La Lluvia de Amor es Colombiana y trabaja por la recuperación de niños, niñas y mujeres víctimas de la violencia intrafamiliar y del conflicto armado interno colombiano. Para ella, la sororidad es una maravillosa invitación para que las mujeres nos unamos en el amor y la lucha por una vida que crezca en los frondosos campos de la esperanza y la alegría.

Tú reinas en tu vida, nadie más

73

Somos mujeres maravillosas, tenemos suficiente corazón, inteligencia y fuerza para elegir y decidir sobre nuestras propias vidas. Por muy duras que sean las responsabilidades y sufrimientos de la vida, estamos sobradamente capacitadas para afrontarlas. ―Vive tu vida, reina en tu vida.

Seguir leyendo »

Para discutir se necesitan dos

90

No importa quien haya iniciado una discusión, si nosotras elegimos seguirla, somos igual de responsables a quien le inició. Evita entrar en discusión, pues así habrás ganado: lograrás restar importancia a la rabia y le habrás dado un lugar al amor, el respeto y la consideración.

Seguir leyendo »

Cuando hay amor, apoyar es un placer

97

Cuando amas, apoyar a tu pareja es algo que haces con naturalidad e ilusión, porque tus sueños son los suyos, y los suyos son tuyos. Necesitamos el apoyo de nuestras parejas, compartir ilusiones, esperanzas y anhelos… Si en verdad nos amamos buscaremos la felicidad de nuestra pareja, y él la nuestra.

Seguir leyendo »

¡No te impongas barreras!

105

Cuando nos subestimamos y pensamos que no merecemos algo, nos estamos poniendo barreras a nosotras mismas. Cuando pensamos que no somos lo suficientemente buenas para algo o alguien, nos estamos estampando contra un muro que nosotras mismas construimos. Eres mujer, eres valiosa y en esta vida merece la pena arriesgarse por lo soñado.

Seguir leyendo »

Ningún amor es solución al vacío interior

113

Cuando estamos solas tendemos a un error común: pensar que cuando llegue el día en que encontremos amor, al fin podremos ser felices. Nada ni nadie podrá llenar el vacío de nuestro corazón si no somos capaces de llenarlo nosotras mismas. Ámate a ti misma, busca la felicidad en ti misma, no en los demás. Tú felicidad no depende de ningún príncipe, depende de ti misma.

Seguir leyendo »

La amistad requiere reciprocidad

119

La amistad no sólo es el arte dar, sino también el de recibir. Puede que tengamos alguna “amiga” que sólo nos quiera por intereses… pero si nosotras damos lo mejor de nosotras, y ellas no, entonces, a la hora de la verdad, no podremos considerarnos buenas amigas. No podemos esperar recibir siempre de nuestros amigos, también tenemos que darles lo mejor de nosotras mismas. La amistad sincera es recíproca, damos y recibimos.

Seguir leyendo »

Una mujer que se ama, cuida de si misma

126

El amor que nos tenemos a nosotras mismas se refleja en el cuidado que nos damos. Cuando aprendemos a amarnos y a aceptarnos tal como somos, nos damos cuenta de que somos merecedoras de un poco de cariño y cuidado personal. Una mujer que se ama, cuida de si misma. Cuidemos nuestro cuerpo, corazón, entorno y relaciones. Nos lo merecemos.

Seguir leyendo »

Cómo ser una mujer disciplinada

138

Podemos ser mujeres disciplinadas, cuesta lograrlo pero podemos serlo. La disciplina es buena, nos ayuda a alcanzar nuestros sueños, nos motiva y nos hace crecer como mujeres valiosas. Podemos ser más  que mujeres de buenas intenciones: podemos ser mujeres que logran todo aquello que se proponen.

Seguir leyendo »

El diálogo es un hábito

143

Dialogar requiere de escucha, buen trato y sinceridad. Es algo que debemos practicar a diario en nuestras vidas para que sea un hábito que nos consolide como mujeres sensatas. Seamos mujeres que saben dialogar, eso habla bien de nosotras.

Seguir leyendo »

Cómo soñar para no ser sólo soñadoras

156

Es bueno soñar, pero no ser sólo unas soñadoras. Los sueños han de hacernos creer que podemos mejorar aquello que nos propongamos. Si lo creemos, como mujeres podremos realizar nuestros sueños. Nunca dejes de soñar, pero sueña y lucha por tus sueños, por aquello en lo que crees y aquello que quieres. Tú puedes hacer tus sueños realidad.

Seguir leyendo »

¡Podemos superar los duelos que afligen nuestras vidas!

161

Cada persona pasamos por los duelos de nuestra vida de forma personal, individual y diferente. Ya sea un duelo por la muerte de un ser querido, un duelo por quien simplemente se fue rompiendo nuestro corazón o una amistad perdida… nuestro dolor es personal, sería difícil pensar que alguien pudiera sentir lo mismo… No obstante, todo duelo es superable. Podemos superar los duelos de nuestras vidas. Sin los duelos no seríamos capaces de darle tanto valor y amor a lo que ahora tenemos.

Seguir leyendo »

¡Mereces amarte!

166

¡Si consigo amarme a mí misma, nada me será imposible! Todo lo lograré, pues mi autoestima no sólo me devuelve el valor que como mujer tengo, sino que también cose unas inmensas y bellas alas en mi espalda que me permiten volar a donde yo lo desee, porque simplemente quiero, puedo y lo merezco. Merezco amarme a mí misma, ser feliz, tener seguridad y sentir libertad. ¡Prometo amarme!

Seguir leyendo »

Saber reconocer tus errores no te hace valer menos

173

A nadie le gusta equivocarse, y reconocerlo es algo que muchas veces nos cuesta hacer. Equivocarnos no nos hace menos valiosas, ni menos sensatas, ni menos dignas. Los errores son parte de la vida y nos brindan la oportunidad de ser mejores aprendiendo de la experiencia y aceptando consecuencias. Pedir perdón o cometer un error no nos tiene porqué quitar valor, no tengamos miedo a reconocer lo que hicimos mal.

Seguir leyendo »

¿Qué te hace falta para ser feliz?

178

¿Te falta algo para ser feliz? ¿Amor, pareja, casa, dinero y algo más, tal vez? Si respondes afirmativamente, lo siento, te equivocas: La verdadera felicidad nace dentro del corazón de cada una, la felicidad es algo que puedes obtener por ti misma. Eres mujer, eres valiosa y si te lo propones eres sobradamente capaz de ser feliz por ti misma.

Seguir leyendo »